Agility dog: ¿de qué se trata esta disciplina?¿que razas son adecuadas?

0
24

El Agility dog es el deporte canino más popular en Gran Bretaña, aunque hoy también se practica con éxito en muchos países

Consiste en un recorrido con obstáculos, que valoriza la agilidad y la capacidad de aprendizaje del perro.

Esta disciplina particular, nacida en 1978, como espectáculo canino para entretener al público, ve al hombre y al animal involucrados tanto física como emocionalmente, ya que solo el acuerdo perfecto le permite al perro enfrentar la competencia de la mejor manera. El conductor, de hecho, debe ser preciso, rápido y claro en la comunicación.

A partir de la señal de inicio, debe ser capaz de saber cómo guiar al perro para superar los obstáculos en el orden esperado, sin siquiera tocar al perro, y mucho menos los obstáculos. No es una tarea tan fácil como parece, tanto es así que, en la mayoría de los casos, es el conductor el que lleva al perro al error, tal vez porque equivoca el brazo para indicar el obstáculo o incluso el comando. Además, el conductor casi siempre debe estar por delante de su compañero de equipo.

El recorrido, inspirada en la ecuestre, prevé la superación de una serie de obstáculos de distinta dificultad, y son: salto alto, seto, viaducto o pared, salto largo, neumático, pasarela, palanca, empalizada, mesa, slalom, túnel rígido, túnel blando. El objetivo es terminar la carrera sin penalizaciones, como la negación, caída de obstáculos, caída lateral o quedarse quieto, en el menor tiempo posible, o al menos sin exceder el Tiempo de recorrido estándar.

El Agility dog no debe de entenderse simplemente como un deporte, sino también como una diversión, una oportunidad de recreación tanto para el perro como para su amo, aunque esta disciplina requiere un cierto rigor y, en consecuencia, los participantes deben demostrar que poseen los elementos básicos de educación y obediencia.

Las razas más adecuadas para el Agility dog