Akita Inu: carácter, salud, cría y precio

0
370

Una raza de origen japonés, al Akita Inu se lo considera un símbolo de lealtad y originalidad: es un perro con un carácter inteligente y muy sensible.

El Akita Inu es una raza canina muy antigua de origen nipón. Pertenece a un grupo de perros nórdicos. En la antiguedad, en Japón no existían perros de gran tamaño, en Akita en la región de Tohoku, era conocido con el nombre de «Akita Matagi» , y se utilizaba principalmente para la caza de osos.

En el período entre los años 1630 y 1870, en la región llamada Akita, esta raza comenzó a ser adiestrada para ser utilizada como perros de pelea y se cruzó con otros perros como el Tosa y el mastín.

Sus antepasados llegan del norte de Japón, donde habitaban en regiones montañosas o en el campo, utilizados en un principio como perros de caza, y luego utilizados como perros de pelea o como perros guardianes. Hubo un período histórico en el que solo los aristócratas podían criar esta raza de perros.

Hoy en día, en su país de origen, esta raza se considera un patrinomio histórico que debe conservarse y está bien controlado y protegido.

El origen del Akita Inu actual, proviene de la línea Ichinoseki.

La otra línea de sangre es Dewa, que hoy en día todos lo conocen como el Akita Inu americano.

En la Tierra del Sol Naciente, esta raza es considerada como un símbolo de lealtad y dignidad, las dos palabras que muchos utilizan para describir al Akita de una mejor manera. Además, los Akita Inu son inteligentes, leales, obedientes a su familia y son muy valientes, con un fuerte instinto para proteger a su manada, y a su familia.

El Akita inu es un perro grande, con una piel muy gruesa y puede ser de color:
  • Rojizo,
  • Sésamo,
  • Rayado,
  • Blanco.

Las características físicas son similares a las de un Spitz asiático: alto, fuertemente construido y bien proporcionado. El pelo es liso y duro en la parte posterior, con la capa inferior suave y muy densa, la cola es inclinada y es curvada, gruesa y está cubierta con un pelaje más largo.
El tamaño promedio de los ejemplares de la raza es de:

  • 64 cm a 70 cm para los machos
  • 58 a 64 cm para las hembras

Peso: entre 30 a 50 kg.

Akita Inu: características físicas

El Akita Inu está incluido entre las razas de perros japoneses grandes, genéticamente está entre los más parecidos al lobo gris. En la antigüedad eran perros de caza, luego de los samurai, de los shogun y finalmente de la aristocracia japonesa.

Los Akita Inu también se utilizaron como perros de pelea: para cumplir con las características que deberían haber tenido los perros utilizados para este tipo de «deporte», se cruzó al Akita con otras razas de perros más grandes procedentes de Europa y Asia.

Así, el perro aumentó su tamaño al perder algunas de sus características originales. El Akita Inu tiene una contextura atlética y robusta: se cree que se utilizaba para cazar osos.

Es una raza de perros de proporciones bien distribuidas, debe estar dentro de la proporción de 10:11 para lo que concierne a la altura a la cruz y a la longitud del cuerpo. Las medidas incluyen un margen de imprecisión porque el juez en las competencias los mide a ojo: a estos perros japoneses cuesta medirlos con una cinta métrica, al parecer no se prestan mucho para hacer lo que otros quieren, y mucho menos recibir órdenes.

Por lo general el akita inu puede medir y pesar:
  • El macho puede medir unos 67 cm de altura a la cruz, y pueden pesar entre 48 kg hasta 64 kg
  • La hembra alcanza los 61 cm, y pueden alcanzar los 40 kg de peso.

El Akita Inu es un perro con una postura firme, noble y elegante: la norma lo describe de esta manera, es muy fiel, la estatua de Hakchiko está dedicada a él. Añadimos que esta raza también es quisquillosa: le encanta que la mimen y la feliciten, pero no es amante de las órdenes ni de las imposiciones.

Hace lo que a él le gusta y si tiene ganas, de lo contrario olvídalo, no podrás convencerlo. El Akita Inu tiende a ser el jefe de sí mismo y no tiene manada, casi no ladra y solo lo hace para comunicar algún desacuerdo. No es un perro que se somete, pero si puedes conquistarlo y hacer que te ame, te seguirá sin tener que ordenárselo. Conseguir su admiración es muy difícil, los que lo logran tienen suerte.

Pero regresemos a describir las características físicas del Akita Inu:

La cabeza: está bien proporcionada en comparación con el resto del cuerpo, tiene una frente ancha y no tiene arrugas, una nariz pequeña y bonita, la nariz se estrecha ligeramente, la trufa es negra y gruesa y su expresión es única porque parece que siempre sonríe, a veces para demostrar afecto y otras veces da la impresión que se ríe de ti.

La expresión oriental de esta raza quizás se deba también a la forma de sus ojos: son pequeños, oscuros y profundos, casi triangulares. Tienen un toque de dulzura pero a la vez es astuto: es un perro muy expresivo, podría hablarte con sus ojos.

Las orejas: son pequeñas, triangulares, ligeramente redondeadas, se inclinan hacia adelante, están separadas entre sí en una medida adecuada, en su interior las larvas de las moscas encuentran un refugio adecuado, por este motivo, hay que revisar la orejas de los akita inu con frecuencia.

La cola: a menudo la mantiene enrollada o curvada en la espalda, una característica que la distingue de otras razas de perros. Solo en raras ocasiones puedes verla extendida: cuando tiene miedo, cuando huele algo que no le gusta y cuando quiere salir de fiesta.

El cuerpo: tiene un hermoso cuello musculoso, robusto y proporcionado a la cabeza. Es un perro muy proporcionado, tiene una estructura ósea fuerte y potente, está bien desarrollado y es rápido en persecuciones, tiene patas musculosas, los pies son redondeados y gruesos, se parecen un poco a los de un gato y le brindan un toque de elegancia al caminar.

Otras características del akita inu

Su forma de caminar es autoritaria y poderosa, camina con orgullo, especialmente cuando puede hacerlo cruzando libremente un prado, su pecho es alto y la zona esternal está bien desarrollada. Los Akita no se llevan bien con los perros del mismo sexo y menos aún si son de otra raza.

El manto y el pelaje: otra peculiaridad del Akita Inu es su pelaje. Siempre mantiene el color blanco en los lados del hocico, en las mejillas, en la mandíbula hasta el cuello, incluidos la parte interna de las extremidades, el pecho, el tronco y la cola. El resto del pelaje puede variar de rojo a sable o sicómoro o atigrado y blanco.

La capa interna es suave y densa, mientras que la capa externa es dura y recta. Ten cuidado porque esta raza de perros pierde mucho pelo, si decides comprar un Akita, también necesitarás comprar un cepillo para su pelaje, y tal vez incluso una aspiradora.

Akita Inu: carácter

La naturaleza del Akita Inu es compleja y va desde un perro que es tranquilo, fiel y digno a dulce, tierno, sensible e inteligente. También es famoso por ser un perro que no ladra mucho. Con extraños sabe cómo ser muy indiferente y para esto a menudo parece tener un comportamiento frío y majestuoso, o más bien reservado.

Su naturaleza es hacer todo con moderación, especialmente con las personas que no conoce: estos se deben acercar con cuidado y respeto. Es probable que los machos no toleren bien a otros perros, especialmente a los del mismo sexo, es por ello, que los cachorros deben ser educados para poder socializar con perros y con los seres humanos. Con su familia, incluidos los niños, se muestra muy dulce mientras mantiene su majestad y decoro.

El Akita Inu puede vivir en un apartamento, tal vez no demasiado pequeño dado el tamaño del perro. Debe sacarse a pasear por lo menos tres veces al día para hacer un poco de ejercicio y si hay otros animales en la casa, tiene que verlos con mucha calma para evitar los celos y así acostumbrarlo. La raza es considerada agresiva por algunas personas, pero esto es discutible.

El akita inu no es un perro fácil

Este no es un perro fácil, y la familia que toma un cachorro Akita debe ser educada (especialmente los niños) para respetar al perro y no molestarlo cuando come o duerme.

El perro tiene una vida lo suficientemente larga y necesita una dieta balanceada con un suministro adecuado de carbohidratos y proteínas. Por tener la piel delicada, necesitan un alto contenido de Omega 6/3, y en general de ácidos grasos. Si tú preparas sus comidas, es mejor que consultes con un veterinario para que le brindes a tu mascota una nutrición equilibrada.

Históricamente, los perros Akita se han utilizado tanto para la guardia como para la caza. Lo curioso es que mientras caza, el Akita lo hace en silencio. Como perro guardián, es empleado por la policía japonesa en la vigilancia de la prisiones.

También es utilizado como un perro de rescate y como un perro de trabajo. Desafortunadamente, históricamente han sido criados para el combate. Hoy en día, esta raza de perros se utiliza más que todo como perro de compañía, especialmente en Occidente.

Akita Inu: relación con el dueño

El dueño ideal para el Akita Inu debe ser primero consciente de las características principales de la raza y amarlo verdaderamente con todas sus fortalezas y debilidades. Si existe un amo ideal, ciertamente sería una persona amorosa, serena, tranquila y coherente. Debido a que el objetivo en la formación de los cachorros es recordarles quién es el líder de la manada.

Debido a que es una tendencia natural e instintiva de que un perro tenga una orden en su manada, también es necesario un comportamiento apropiado. Esto es importante porque estamos hablando de un perro que tiene un carácter independiente y autoritario.

La persona que decida comprar un Akita debe saber que tendrá que tratar con un perro excepcional, fuerte, inteligente y con la tendencia a confirmar su superioridad con otros perros, pero también será dulce y fiel. Además, el dueño nunca debe ser duro o áspero para educarlo, tiene que ser paciente, autoritario y afectuoso.

Akita Inu: salud y esperanza de vida

El Akita Inu no tiene problemas de salud particulares, es robusto y musculoso con una esperanza de vida bastante larga, con un promedio de 13 años.

Entre las patologías más frecuentes de esta raza encontramos:

  • El herpesvirus canino.
  • Torsión del estómago (el trastorno consiste en torsión y posterior obstrucción del estómago)
  • Pénfigo (una enfermedad autoinmune de la piel y las membranas mucosas).
  • El Akita Inu también puede estar sujeto a lagrimeo: es importante siempre controlar este problema.

Akita Inu: relación con los niños

En los últimos años, el Akita Inu se ha convertido en una raza popular gracias a la película del 2008. La historia de Hachiko, ha llamado la atención en Occidente sobre la raza de perros Akita y, desde entonces, ha habido una creciente demanda de estos perros. En la relación con los niños, especialmente las hembras, son protectoras y dejan que los pequeños siempre juguen con ellas.

Obviamente, debemos educar a los perros y a los niños para que se respeten mutuamente. En la historia japonesa, las hembras Akita eran las que cuidaban y protegían a los niños cuando no había nadie en casa. Hoy en día en Japón todavía existe la costumbre de regalar una estatuilla de Akita cuando hay un nacimiento de un niño como un deseo de una vida feliz y saludable.

Akita Inu: relación con otros perros

Como es una raza de perro bastante territorial, guardián, independiente y valiente, no es fácil hacer que el Akita Inu entienda, especialmente el macho, que debe comportarse bien con otros perros.

Sabiendo esto, el dueño debería acostumbrar al Akita a socializar desde que es un cachorro, y adiestrarlo para que acepte a otros perros. Es importante insistir en esta socialización hasta por lo menos un año. Esa es la única forma de hacer crecer un perro equilibrado en su comportamiento y sociable. Que se acostumbre a convivir con otras personas, objetos y otros perros.

Akita Inu: cachorros, precio y curiosidades

Una de las primeras cosas que notarás si tienes un Akita Inu es que es probable que pierda el pelo dos veces al año. Más que un cambio de pelo es un cambio de pelaje donde el perro permanece casi sin pelo, pero poco tiempo después, el pelo vuelve crecer muy hermoso y saludable.

Los cachorros son rojizos, tienen algunas áreas oscuras o grises en el hocico o en el interior de las piernas que se vuelven blancas y se llaman Urajiro.

Esta raza se ha arriesgado a desaparecer dos veces en la historia. La primera fue debido a un brote de rabia en Japón y la segunda durante la Segunda Guerra Mundial, cuando los perros fueron asesinados para alimentar a la población. Esta raza era parte de la familia real y solo la aristocracia podía tener un Akita. Considerados una verdadera y propia nobleza, también existía un vocabulario para poder hablar con él.

No confundir

Los cachorros son tan dulces y adorables que a la gente le gustaría tener un Akita inu pequeño, y muy a menudo intentan comprar una raza canina que no existe. Bueno, alguien, en algún lugar conectó la palabra «pequeño» con el Akita, pero nadie los puede etiquetar de esta manera.

Por lo tanto, la única posibilidad es vincular la palabra »pequeño» es con los Shiba Inu, que es otra raza claramente japonesa. Este perro se confunde a veces con el Akita Inu.

El precio de un Akita Inu cachorro varía entre los 600 € y 800 euros, unos 700-900 dólares: hay varios criaderos en España, Argentina, México, Venezuela, Uruguay, Chile y Colombia, que venden esta raza. Obviamente, nuestro consejo es que contactes, quienes te entregarán todos los certificados y documentos oficiales sobre el historial de la mascota que estás a punto de comprar.

El Akita Inu es parte de los perros nórdicos, por lo que también podrían interesarte:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here