Alaskan Klee Kai, un husky en miniatura

0
447

Alaskan Klee Kai, el pequeño husky de compañia

La raza Alaskan Klee Kai es bastante reciente. Su creadora, Linda S. Spurlin, los presentó al público en el año 1988. Según la idea de Spurling, esta raza de perros debía ser un husky miniatura, que pudiese ser criado como un perro de compañía.

El Alaskan Klee Kai es un perro que ama la vida familiar y como miembro de un hogar siempre le gusta participar. Él desea la atención constante de su amo y miembros de la familia.

A diferencia de los huskies grandes, como el husky siberiano, sigue siendo más tímido y esquivo, desconfiado con los extraños. La socialización siempre debe ser fomentada en esta raza de perros. Son buenos compañeros de juego para los niños, pero solo para aquellos que ya han aprendido y saben gestir a un perro.

No se recomienda dejarlo en presencia de niños muy pequeños, especialmente porque no toleran el maltrato. Es activo y curioso, y si no se siente contento tiene la tendencia a escapar. También tiene un particular sentido del humor y le gusta bromear con su amo.

Del Alaskan Klee Kai existe en tres variedades diferentes:

  1. La variedad toy
  2. Variedad miniatura
  3. La variedad estándar.

No hay diferencias de rasgos físicos entre las tres variedades, pero pueden ser de diferentes tamaños. Lo podemos encontrar en los distintos colores:

  • Blanco
  • Blanco y Negro
  • Rojo-Blanco
  • Blanco y Gris

A nivel físico, el Alaskan Klee Kai es una raza demasiado reciente para conocer exactamente si padece de posibles patologías. Por lo demás, es un perro fuerte y resistente con todas las características físicas de sus ancestros, solamente que tiene un tamaño miniatura.

Orígenes de la raza Alaskan Klee Kai

La raza Alaskan Klee Kai es un tipo de spitz, bastante reciente. Fue desarrollada en Alaska desde principios de los años 70 hasta el 1988 por Linda S. Spurlin y su familia. La raza fue creada cruzando el Siberian y el Husky de Alaska con el American Eskimo Dog y el Schipperke.

La raza creada por Spurlin fue criada de manera privada, y hasta 1988 no fue presentada al público. El nombre inicial era solamente Klee Kai, pero luego, por razones políticas, en el 2002 se convirtió definitivamente en Alaskan Klee Kai. A diferencia de los Huskys siberianos, que originalmente se criaron como perros de trineo, los Alaskan Klee Kai se criaron exclusivamente como perros de compañia.

El Alaskan Klee Kai, que en el idioma local significa: perro pequeño. La idea de su creadora era que tenía que ser un perro fuerte y resistente, pero que fuera adecuado para convertirse en un perro mascota, que pudiera criarse en casa. Esta raza de perros fue reconocida oficialmente en el 1995 por la American Rare Breed Association (ARBA) y en 1997 por el American Kennel Club.

Alaskan Klee Kai: características físicas

Esta raza de perros también se llama «mini husky o husky miniatura». Hay tres tipos: la variedad toy, la variedad en miniatura y la variedad estándar.

El Alaskan Klee Kai tiene un cuerpo atlético y delgado, el hocico es alargado, las orejas son triangulares, levantadas y extremadamente móviles. Los ojos tienen el color característico de los huskies y, por lo tanto, pueden ser azules, marrones o combinados.

La cola está unida más bajo que la línea de la espalda y se enrolla ligeramente si el perro está en actividad. Tiene un pelaje medio-largo y puede tener diferentes tonos de color: como por ejemplo blanco y negro, gris y blanco o rojo y blanco. También tiene una capa inferior gruesa, suave y densa.

Esta doble capa les permite tener una buena protección térmica cuando el clima está caluroso (aunque si sufre en climas demasiado cálidos) y cuando hace mucho frío. El peso puede ser entre 4 y 10 kg, mientras que la altura varía según el tipo de variedad:

Altura de los Alaskan Klee Kai:

  • La variedad toy puede tener una altura que no excede los 33 cm,
  • La variedad miniatura puede medir entre 33 y 38 cm
  • En la variedad estándar su altura puede variar de 38 a 43 cm.

En lo que respecta a su salud, es necesario mantenerlo siempre controlado para detectar posibles problemas en las tiroides, pero, como el Alaskan Klee Kai es una raza de perros tan reciente, aún es muy temprano para dar indicaciones veterinarias más precisas.

Es una raza creada específicamente para vivir en casa, pero también necesita estar al aire libre y hacer ejercicio. Algunos paseos diarios y actividades como correr serían ideales para mantenerlo en forma.


El temperamento del Alaskan Klee Kai

En primer lugar, hay que decir que estos hermosos animales, a pesar de ser pequeños, no son adecuados para todas las personas. Los Alaskan Klee Kai son difíciles de adiestrar y no son adecuados para principiantes.

Además, no son adecuados para que estén en presencia de niños muy pequeños, ya que tienen un carácter algo territorial y no toleran el maltrato. En cambio, son excelentes compañeros de juego para los niños más grandes que saben cómo tratar a los animales.

Los Alaskan Klee Kai son una raza de perros muy inteligente, curiosa y activa pero, a pesar de esto, a diferencia de los huskies grandes, tienen la tendencia a ser tímidos y muy desconfiados con los extraños.

Por esta razón, nuestro pequeño Alaskan Klee Kai necesita socializar desde que es un cachorro, y esta socialización siempre debe fomentarse en esta raza. Tienen un instinto depredador, así que es bueno, durante las caminatas, mantenerlos a la correa, tienden a querer seguir cualquier distracción presente en su camino.

Si te preguntas ¿qué carácter tiene un Alaskan Klee Kai?

Son perros que por lo general se mantienen activos y estimulados. Si se aburren presentan una tendencia a huir. Básicamente, son perros tranquilos que aman la vida familiar, especialmente si se les hace sentir amados y mimados.

El Alaskan Klee Kai, siempre está en busca de la atención de la familia con quien vive y les gusta ser involucrados. Siempre están motivados para complacer a sus dueños, pero no hacen ningún problema para hacerse entender si algo no los convence. También tienen un especial sentido del humor y podrían hacerle algunas bromas a su dueño.

El Alaskan Klee Kai es un buen perro guardián, aunque el tamaño le perjudica un poco, va acostumbrado a estar con otros cachorros, especialmente con gatos que podrían convertirse en una presa apetecible si los considera desconocidos.

El Alaskan Klee Kai es parte de los perros nórdicos, por lo que también podrían interesarte:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here