Alimentación para perro anciano: ¿qué tiene que comer para estar bien?

0
92

Alimentación para perro anciano: ¿qué tiene que comer un perro de mayor edad?

Como nos sucede a los seres humanos, cuando el perro entra en la tercera etapa de su vida, la vejez, necesita atención y cuidados especiales, incluida una dieta balanceada y específica para un perro anciano.

La “tercera edad” para nuestros amigos de cuatro patas generalmente comienza entre los ocho y nueve años de edad para los perros medianos y grandes, y a los diez años para los perros pequeños.

En este período de la existencia de nuestros fieles amigos peludos, sus necesidades experimentan variaciones inevitables que deben tenerse en cuenta al elegir la dieta que se va a administrar.

En primer lugar, hay que saber, que el metabolismo del perro anciano se ralentiza en un 10-20%, con una reducción de la masa magra y, por otro lado, existe el aumento de la masa grasa.

Si a esto le sumamos la disminución en la actividad física, como resultado de los frecuentes problemas osteoarticulares y menores requirimientos de energía, se deduce que el perro de avanzada edad tiene un alto riesgo de padecer obesidad, y todas las enfermedades relacionadas con este padecimiento.

Alimentación para perros ancianos: ¿Qué puedes darle de comer?

En primer lugar, debe decirse que la dieta nunca se tiene que cambiar de un día para otro (tanto en los perros jóvenes, adultos y como en los más viejos), pero siempre de forma gradual, de lo contrario, el perro puede experimentar diversos trastornos, principalmente episodios de diarrea.

Las porciones de los alimentos se ajustan al progreso de la edad: por lo tanto, se debe disminuir la cantidad, siempre de acuerdo con el tamaño del animal y según lo que indique el veterinario, pero es bueno aumentar el número de comidas, dividiendo la ración diaria en al menos dos o incluso tres veces, para no sobrecargar tanto el sistema digestivo e intestinal del perro anciano.

En los tipos de alimentos que componen la alimentación para perros ancianos, se debe tener cuidado de limitar los carbohidratos, ya que la glucemia le cuesta retornar a los niveles normales, por lo que existe un alto riesgo de diabetes, una enfermedad muy extendida en la vejez de los perros.

Los aportes nutritivos de fibra deben mantenerse para promover la motilidad intestinal y la de las proteínas (sin excederse para no sobrecargar la función renal), pero sobre todo es importante que se elijan proteínas de alta calidad.

Por ésto, si tu perro come alimentos secos, debes orientarte hacia las croquetas de cierta procedencia, mientras que si sigue una alimentación casera para perros, debes eliminar por completo las sobras de la mesa y preferir las carnes más ligeras y más digeribles, como el pollo.

Alimentación para perros ancianos: las principales enfermedades que se pueden evitar

Hay algunas enfermedades muy comunes que afectan a los perros ancianos, y que una nutrición adecuada puede ayudar a mantenerlas bajo control:

Reducción de la motilidad intestinal

A menudo, incluso en correlación con una menor actividad física, el perro anciano tiene problemas de estreñimiento. El suministro correcto de fibras (3-5%) puede ayudar a regularizar el funcionamiento del intestino, junto con la administración de agua, cuya ingesta debe ser estimulada, porque el perro en la vejez es más propenso a deshidratarse;

Sistema inmunológico debilitado

El animal es más susceptible a padecer de enfermedades infecciosas. Parte de este proceso de envejecimiento natural se puede contrarrestar con una dieta basada en proteínas de alta calidad y antioxidantes (como la vitamina E);

Problemas cardiacos

La alimentación de un perro anciano con enfermedades cardiacas, debe, sobre todo, estar enfocada al control de peso, para evitar la obesidad; además, es bueno que la ingesta de sodio sea limitada, de lo contrario, puede existir el riesgo de retención excesiva de agua.

Insuficiencia renal

Deben preferirse los alimentos con un bajo contenido de fósforo y un suministro correcto de proteínas (cualitativamente adecuado) para evitar la sobrecarga de los riñones;

Trastornos osteoarticulares

Los perros de mayor edad a menudo sufren de artrosis u otros problemas que afectan el aparato locomotor. Para prevenirlos, es esencial evitar el sobrepeso, que sería más grave para la salud de las articulaciones, así como administrar suplementos que desempeñan un papel protector de los cartílagos, como el condroitín sulfato y la glucosamina;

Problemas dentales

Debido a la acumulación de sarro, el perro de avanzada edad está sujeto a padecer gingivitis que puede causar que la masticación sea difícil. Este problema se puede prevenir, con una higiene bucal adecuada, con una dieta basada en alimentos húmedos y alimentos secos, que contribuyen a la limpieza de los dientes.

Tal vez le pueda interesar leer otro artículo relacionado con la salud & bienestar del perro como:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here