Bichón frisé: carácter, salud, precio y establecimientos de cría

0
4327

Los orígenes del Bichón frisé conocido también como Bichón de pelo rizado no están claros, pero sabemos que estuvo muy presente en las familias nobles y burguesas del 1700

El Bichón frisé es una raza canina de orígenes inciertos, tal vez franceses o españoles. En el pasado era un perro que se encontraba sobre todo en las familias de clase media alta y en las familias nobles. Después de un período de olvido, en el que perdió un poco su “prestigio”, se comenzó a encontrar nuevamente alrededor de los años treinta en ambientes de lujo francés. El Bichón frisé es reconocido por la FCI y clasificado como un perro de compañía.

Su peculiaridad es precisamente el manto esponjoso y ligeramente rizado, que es la conformación clásica del frisé, característica que le da su nombre, ya que frisé en francés significa rizado. El Bichón de pelo rizado es típicamente blanco. También se distingue por su carácter animado y cariñoso. A este perro le encanta jugar y estar al aire libre. El Bichón frisé es un perro que se vuelve muy apegado a su familia y especialmente a los niños. Es sociable, cariñoso y no tiene problemas con extraños ni con otras mascotas.

Bichón frisé: orígenes

El Bichón frisé es un perro inteligente y astuto. Aprende rápidamente y entiende las órdenes de su dueño, pero a veces no las quiere obedecer. No le gusta la soledad y le encanta ser el centro de atención. Es interesante saber que el Bichón frisé, debido a las propiedades hipoalergénicas de su piel, también es adecuado para sujetos que suelen ser alérgicos.

Los orígenes del Bichón frisé son inciertos, tal vez franceses o españoles. Ciertamente, son orígenes mediterráneos y se remontan al 600-300 a.C. Estos perros fueron utilizados por los comerciantes marítimos como productos de trueque. Esto ha favorecido su propagación. Ciertamente, las clases de la alta burguesía y las clases nobles amaban la compañía de esta raza de perros.

A principios del siglo XIX, sin embargo, esta raza de perros comenzó a perder prestigio, se encontraba en los circos o en las calles. Solo desde los años 30 fue posible encontrarlo nuevamente en ambientes de la clase alta francesa. En 1933, esta raza fué reconocida oficialmente en la nación transalpina, mientras que en el año 1960, la FCI estableció oficialmente su origen franco-belga.

El descendiente más antiguo del perro tipo Bichon fue el “Barbet”, del cual tomó el nombre inicial de Barbichon, que más tarde fue cambiado a Bichon. Cuatro razas de perros descienden del Barbichon:

El Bichón frisé es reconocido por la FCI con el estándar No. 215. Aparece en el grupo de perros de compañía.

Bichón frisé: aspecto y características

Hablamos de un perro de talla pequeña, con una altura de 25-30 cm y con un peso de 3-5 kg. Posee un porte orgulloso y distintivo que tiene un andar suelto y audaz. La postura de la cabeza del Bichón frisé es siempre alta. En armonía con el cuerpo, tiene un cráneo plano, aunque el pelo le da una forma redondeada, que parece más larga que el hocico.

El hocico del Bichón de pelo rizado no es demasiado grueso y tiene una trufa negra redonda. Los ojos son redondos y de color oscuro. Tienen una expresión brillante y reflejan su carácter alegre. Las orejas del Bichón frisé están cubiertas de pelos largos y rizados, las lleva colgando pero si el perro está atento las gira hacia adelante. El cuello es moderadamente largo y el tórax está bien desarrollado, con las caderas bien retraídas hacia el abdomen.

La cola generalmente la lleva levantada. No está en contacto con la espalda, aunque a veces se enrrosque hacia ella. Las patas delanteras son rectas y perpendiculares, las extremidades posteriores tienen una pelvis ancha, muslo ancho y musculoso.

El cuerpo del Bichón frisé está cubierto por un pelaje largo y suave con una textura sedosa y con una capa externa que es más rizada que la interna. La capa exterior consiste en pequeños rizos con espirales muy sueltos (frisé). La longitud es de entre 7 y 10 cm. Generalmente su pelo se acorta en los ojos y en las patas. Es de color blanco aunque no es raro ver ejemplares con manchitas color crema, gris o albaricoque.

Gracias a las propiedades hipoalergénicas de su piel, esta raza canina también es adecuada para personas alérgicas. En general, el Bichón frisé tiene un cuerpo ágil y sólido. Adecuado para la práctica de la agility.

Bichón frisé: salud

Esta raza canina tiene una esperanza de vida promedio de entre 12 y 15 años. El Bichón de pelo rizado debe ser alimentado al menos dos veces al día para mantenerlo en excelentes condiciones, tratando de evitar que tenga sobrepeso.

En general, gozan de excelente salud. Al igual que muchas razas de perros pequeños, el Bichón frisé también puede estar sujeto a urolitiasis, es decir, piedras del tracto urinario. Este problema se resuelve fácilmente con dietas terapéuticas y haciendo que tome más agua.

Otras patologías que pueden afectarlo son la eclampsia puerperal y la enfermedad de Von Willebrand. El primero es típico de las fases post-parto y es causado por una disminución de calcio en la sangre de la madre y ocurre durante la lactancia. El segundo es la coagulopatía hereditaria más frecuente en los perros. Presenta un sangrado excesivo después de una lesión.

Bichon frisé: carácter

El Bichón frisé es un perro mascota muy agradable, siempre animado y alegre. Se vuelve muy cariñoso con la familia y distribuye a todos los miembros el mismo afecto, incluso su carácter cariñoso y juguetón lo lleva a vincularse más con los niños que con los adultos.

Precisamente por esta característica, el Bichón frisé es perfecto como compañero de juegos para niños. Es sensible al estado de ánimo de su dueño y al aire que se respira en la familia. Es sociable y cariñoso con todos, le encanta estar en compañía e inmediatamente hace amistad con extraños.

Convive bien incluso con otros perros y gatos. No le gusta la soledad y no es adecuado para familias que están lejos del hogar la mayor parte del tiempo. Si se deja solo demasiado tiempo podría manifestar un comportamiento destructivo. Al Bichón frisé le gusta ser el centro de atención y toda ocasión es buena para jugar y dejarse mimar.

El Bichón frisé es un perro inteligente y astuto. Entiende las órdenes del dueño con facilidad, pero a menudo quiere hacer la suya y no quiere obedecer. Por esta razón, necesita un dueño dulce y alegre que también sepa ser decisivo y coherente para educarlo y hacerle entender con amabilidad pero con firmeza quíen manda.

Es criado exclusivamente como perro mascota, no es un perro guardián, pero al estar siempre alerta, puede notar los peligros y advertir a sus dueños de manera oportuna. Se adapta perfectamente a la vida en el apartamento y vive bien incluso en espacios pequeños, aunque al Bichón frisé le encanta jugar al aire libre y tiene que salir a caminar todos los días.

Bichón frisé: establecimientos de cría o criadores

Según datos de las asociaciones caninas en Estados Unidos, España, Argentina y México existen criadores de Bichón frisé especializados y registrados, aunque tambièn puedes encontrar tu Bichón en Venezuela, Uruguay, Chile, Colombia y Centro Amèrica.

Bichón frisé: precio y cachorros

Un Bichón frisé cachorro tiene un precio que no baja de los 600 euros, unos 700 dólares: si vas a comprar uno, pide certificados oficiales. Te aconsejamos no dirigirte a particulares: pagarás menos, pero no tendrás la documentación necesaria para comprender el historial de sus padres y la del espécimen. No podràs saber si podrìa estar sujeto a enfermedades hereditarias.

El Bichón Frisé es parte de los perros de compañía, por lo que también podrían interesarte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here