Boyero de Berna: carácter, cría y precio

0
12192

El Boyero de Berna o Boyero de montaña bernés, es una raza de perros suiza muy cariñosa: un compañero ideal

Si hablamos del Boyero de Berna no podemos dejar de mencionar que es un perro muy mimoso. Es manso y dulce, tierno y protector de los niños, se podría definir como un “perro niñera”, es fiel hasta la muerte con su familia.

Estamos hablando de un perro que necesita un amo que sea dulce, cariñoso y esté presente, que lo eduque sin agresividad. Son perros inteligentes, aprenden rápidamente, pero algunos hábitos no los pierden facilmente, como comer todo lo que encuentran.

Es un perro dinámico, que necesita espacio y siempre estar en movimiento. No es particularmente adecuado para vivir en apartamento, pero con ésto no queremos decir que no puede adaptarse a vivir en uno. Solo tienes que asegurarte de ofrecerle largos paseos todos los días.

Los cachorros de esta raza también son especiales. Duermen mucho y es bueno no despertarlos porque el sueño es muy importante para su crecimiento. Cuando están despiertos, exploran el mundo, juegan, son muy tiernos y divertidos.

El Boyero de Berna es un perro de raza grande originario de los prados de Suiza y originalmente tenía un triple uso: como perro guardián, perro de trineo y custodia de los rebaños. Hoy en día, es muy conocido en todo el mundo, pero principalmente como perro de compañía o de utilidad.

El Boyero de montaña de Bernés es un perro de raza grande que pertenece a las razas de boyeros suizos. Es originario de las campañas centrales de Suiza y los Prealpes de Berna.

Esta raza era originalmente un perro guardián, de trineo y como perro de pastoreo en el cantón de Berna, de hecho, todavía hay quienes lo llaman perro de establos o también se conoce como Bernese Mountain Dog, perro de montaña bernés, Bouvier de Berna, Berner Sennenhund, Bovaro Bernese o Bouvier Bernois.

Boyero de Berna: orígenes

Se cree que ya estaba presente en la época romana. De hecho, se han encontrado jarrones que muestran a un perro que recuerda mucho la forma y color de esta raza. También es probable que sea uno de los progenitores del perro San Bernardo y de otros molosos, incluido el Rottweiler.

La cría de la raza pura comenzó en 1907 gracias a algunos criadores de la región de Burgdorf. En 1910, con motivo de la exposición canina, estos criadores lograron presentar hasta 107 especímenes. A partir de ese momento, la raza tomó el nombre de Boyero de Berna.

Desde finales de los años 40, la raza se ha estabilizado gracias a algunos cruces estudiados, con perros Terranova. Hoy en día esta raza canina es conocida en todo el mundo.

Boyero de Berna: características físicas

Hablamos de un perro bien proporcionado y armonioso, de constitución sólida y robusta. Es un perro muy ágil aunque tiene una constitución muy fuerte.

El Boyero de Berna es una raza canina que en cuanto a los machos, tienen una altura que varía entre los 64 a 70 cm, y tienen un peso que alcanza los 50 kg. Las hembras en cambio alcanzan una altura que varía de 58 a 66 cm y tienen un peso que puede alcanzar los 40 kg.

Tiene una cabeza grande pero proporcional al resto del cuerpo. El cráneo es ligeramente convexo y con una inclinación marcada pero no demasiado. El hocico es fuerte y de longitud media, con una trufa negra muy evidente.

Los ojos son de color marrón oscuro, tienen forma de almendra y no son demasiado profundos ni sobresalientes, y le dan un aspecto muy dulce. Las orejas son triangulares y ligeramente redondeadas en la extremidad. Son de tamaño mediano y atacadas en alto. El cuello es musculoso y de longitud media.

La espalda es recta, mientras que la grupa es ligeramente redondeada. El tórax es ancho y desciende con un pecho desarrollado. La cola es gruesa y baja. Las extremidades anteriores del perro de montaña de Bernes son rectas y paralelas, mientras que las patas traseras tienen un muslo largo y musculoso.

El pelo es brillante, largo y suave. Hay áreas, sin embargo, en las que tienen un poco de pelo ondulado.

El pelaje es de color negro con manchas que van del rojo al marrón. Las manchas están presentes en las mejillas, en los ojos, en las extremidades y en el pecho. En cambio, las manchas blancas están ubicadas en la cabeza, en el hocico, en el cuello y en el pecho. Los pies blancos del Boyero de Berna son muy buscados, al igual que la punta blanca en la cola.

Boyero de Berna: salud

El Boyero de Berna tiene un andar flexible con pasos sueltos, cuando se mueve no es particularmente frenético. Al trote, los miembros avanzan formando una línea recta perfecta.

Es un perro dinámico, por lo tanto, no es adecuado para vivir en un apartamento. Si se mantiene en excelentes condiciones, tiene una vida media de unos 9 años. Las patologías a las que está sujeta esta raza de perros, son la entropía y el tercer párpado (que pueden tratarse con procedimientos quirúrgicos). Los berneses son perros sanos y robustos.

Desafortunadamente, al ser una raza muy buscada, vendedores inexpertos y pícaros se han improvisado en criadores y no han tenido el cuidado necesario de los sementales, por este motivo tienes que dirigirte a establecimientos de cría serios y registrados donde encontrar tu Boyero de Berna bien seleccionado.

Boyero de Berna: carácter

Es un perro muy cariñoso, dócil y muy inteligente. Casi podriamos llamarlo el gran peluche. Es gran amante de los niños, no solo los ama, sino que juega con ellos con armonía y tiene un fuerte instinto protector hacia ellos. Muy leal a su familia y es un excelente guardián de la propiedad.

Por lo general, identifica a dos personas como amos y, con ellos, es fiel y obediente de por vida. Es un perro equilibrado, muy tranquilo y muy valiente. Enfrenta cada situación sin miedo. Es básicamente un perro pacífico, pero si se le provoca puede ser agresivo, aunque es muy dificil que esto suceda.

Dotado de una considerable inteligencia, como ya lo hemos mencionado, el Boyero de Berna es un perro que necesita una educación que no sea demasiado rígida. Necesita un adiestrador cariñoso y presente, pero quién sepa cómo darle una disciplina firme (sobre todo en relación con perros machos).

Mantiene cierta reserva con extraños, pero se necesita muy poco para ganarse su confianza. Y una vez que te permite acariciarlo, sus lamidos a cambio están asegurados.

Con otros perros, aparece disponible incluso si no es particularmente expansivo. Prefiere estar solo, no ladra, y ni siquiera parece excesivamente sociable con ellos. Prefiere mucho más los mimos humanos. Incluso no tiene problemas con los gatos.

El Boyero de Berna es un perro capaz de aprender comandos e instrucciones muy rápidamente, pero en cierto modo, también tiene su propio carácter fuerte. Algunas cosas simplemente no parecen ser capaces de aprenderlas como por ejemplo, el hábito de tragar todo lo que encuentran.

Es un perro dinámico y exuberante por lo que es necesario que tenga espacio para moverse. Si se adapta a vivir en un apartamento es bueno que te recuerdes de hacer con él caminatas diarias.

Boyero de Berna: cachorros

Es indispensable preparar por lo menos tres comidas al día para este cachorro (luego cuando crecerá, dos serán suficiente). Recomendamos no alimentarlo fuera de las horas de las comidas y limitar los bocadillos.

En una primera fase, cuando aún es pequeño, necesita alimentos adecuados, no exagerando en términos de cantidad.

Es ideal llevarlo periódicamente al veterinario: controlar el peso de tu mascota (el aumento de peso debe ser de aproximadamente 1 kg por semana).

Pero, ¿qué come y cuánto come un Boyero de montaña bernés? Es un perro grande, tiene un cuerpo robusto que aún le brinda agilidad en los movimientos a pesar de ser grande, parece ser que es uno de los progenitores del San Bernardo.

¿Qué comerá un perro de este tamaño? No es asunto matemático que un perro grande deba comer grandes cantidades de comida y que un cachorro dosis pequeñas, a veces puede ocurrir que los perros pequeños coman más que los grandes.

Por lo general, un perro adulto que goza de buena salud es capaz de autocontrolarse alimentandose con la cantidad correcta de alimentos, pero hay casos en los que el perro es particularmente codicioso, por lo que deberia ser educado para que pueda comer sin exagerar.

No hay una medida precisa de la ración correcta de comida diaria, ya que está relacionada con el estilo de vida del perro, el tipo de dieta que has elegido para él y la edad.

La alimentación del perro en crecimiento se divide en tres períodos distintos, esto obviamente también se aplica al Boyero de Berna, y son las siguientes:

  • Lactancia de 0 a 4 semanas.
  • Destete de 4 a 6 semanas.
  • Crecimiento desde las 6 semanas hasta cuando alcanza el peso adulto.

Aquí están los tres pasos que tu perro tendrá que enfrentar: en cada uno de ellos comerá de manera diferente.

Boyero de Berna cachorro: lactancia

La lactancia materna en los perros es de particular importancia porque, a diferencia de otras especies de animales, la transmisión de anticuerpos es muy baja.

La única forma de transmitir las defensas inmunitarias a los cachorros es a través de la lactancia materna: se adhieren a los senos de la madre y toman el calostro, un líquido donde se encuentran los anticuerpos.

Boyero de Berna cachorro: destete

El destete es un proceso gradual que generalmente ocurre durante el primer contacto del cachorro con el plato de comida, que casi siempre es el plato de la madre. Gracias a esto, el cachorro ganará rápidamente confianza con los alimentos sólidos.

Alienta al cachorro a comenzar a comer alimentos sólidos, si no sucede, intenta con algún truco para inducirlo naturalmente a que reemplace la leche materna con alimentos. En la tercera semana puedes comenzar a destetar proponiéndole al cachorro un tazón con agua tibia y comida seca para perros en crecimiento.

Continúa disminuyendo progresivamente la cantidad de agua, hasta que llegue a la cuarta semana solo alimentos sin agua.

Boyero de Berna cachorro: crecimiento

La fase de crecimiento es esencial para definir la dieta adecuada que le daremos al perro, darle una educación a nuestro amigo de cuatro patas es importante para que no tenga que enfrentar problemas de obesidad que podrían afectar la salud de nuestra mascota , dañando la estructura del esqueleto o causando problemas de diabetes.

Ten en cuenta que cuanto más crece el perro más baja su necesidad de aportes energeticos: un perro anciano que se mueve menos y no tiene que crecer, necesita menos cantidades de alimentos y sustancias que un perro que tiene un metabolismo alto y necesitará más calorías y energía.

Un cachorro siempre se mueve y quema una cantidad mayor de calorías que un perro anciano y sedentario. Recuerda dejar que encuentre junto con la comida también un recipiente con agua siempre fresca, cámbiala a menudo para que el perro pueda calmar su sed con agua limpia.

El estilo de vida influye en la alimentación del perro, hace la diferencia: si tu amigo fiel está a menudo en casa y no se mueve, seguramente necesitará un aporte calórico y energético más bajo que un perro en constante movimiento, que trabaja , y que practica mucho movimiento.

Otra gran diferencia está determinada por el tipo de comida que elijas: puedrias preparar la comida o recurrir a comidas preenvasadas.

Boyero de Berna: alimentación

Te recomendamos que hagas bien tus evaluaciones, es más fácil usar alimentos empacados y pensados para tu mascota, específicos para el crecimiento y para perros grandes.

Si te has controlado y le has ofrecido una buena alimentacion aconsejada por tu veterinario entre los 7 y los 8 meses de edad, el cachorro obtendrá el peso recomendado. Ten en cuenta que para un crecimiento regular, tu Boyero de montaña bernés debería aumentar cada semana entre 800-950 gramos: manténlo bajo control y pésalo cada semana porque estos perros tienden a crecer rápido.

Ten en cuenta que las hembras son más ligeras que los machos: el peso ideal para los machos es de unos 50 kg, mientras que el de las hembras es de 40 kg. Evita alimentar en exceso a tu perro con bocadillos, ya que solo pueden causar problemas físicos, como displasias o diabetes.

La comida siempre debe administrarse dos veces, una por la mañana y otra por la noche para evitar que el perro corra el riesgo de torsión gástrica, tragando una cantidad excesiva de comida que luego se fermenta en su aparato digestivo.

Si es un cachorro, ofrécele una comida extra a la mitad del día, déjalo comer tres veces al día. Si has sacado a tu cachorro de un establecimiento de crias y te gustaría cambiar la marca de alimentos que el criador le brindó, puedes hacerlo gradualmente: mezcla los alimentos y acostumbra lentamente al perro a comer un alimento diferente, agrega poco a poco la comida que has elegido para tu perro hasta que puedas alimentarlo solo con la nueva, eliminando totalmente la marca de comida anterior.

Ten en cuenta que el perro no es como nosotros, no está interesado en cambiar siempre la comida, y no olvides que los Boyeros del Bernes cahorros son un poco caprichosos y pueden intentar sobornarnos para que le demos su comida al negarse a comer las croquetas que le propones.

Debes ser paciente y no darte por vencido , con los alimentos correctos crecerán saludables sin tener que complementar la dieta con vitaminas o suplementos.

Boyero de Berna: ¡cuánto duerme!

Los pequeños merecen una mención especial: el cachorro de Berna tiene un comportamiento característico. Duerme la mayor parte del día y dedica las horas de vigilia para explorar el entorno, hacer sus necesidades y jugar.

Los cachorros necesitan muy poco tiempo para cansarse, incluso unos pocos minutos de juego pueden ser suficientes.

Durante los momentos de sueño es preferible no molestarlos y no despertarlos mientras duermen, porque fortalecen sus defensas, crecen y recuperan mucha energía. Son bastante divertidos y demuestran mucha ternura cuando descubren el mundo.

Boyero de Berna: cría y precio

En España y Estados unidos hay varios establecimientos de cría de Boyeros de Berna, pero también puedes encontrar tu cachorro en México, Argentina y Chile. Ten en cuenta que no todos cumplen con las autorizaciones sanitarias y, a menudo, no garantizan la seriedad y la debida pasión.

Existen establecimientos donde cada cachorro nace y crece en un ambiente saludable y estimulante para el desarrollo. También a través de acoplamientos dirigidos para mantener las mejores líneas de sangre europeas.

El precio de un cachorro Boyero de Berna no es inferior a 1000 euros unos 1100 dólares.

El Boyero de Berna es parte de los perros pastores, por lo que también podrían interesarte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here