Bull terrier: carácter, salud, precio y establecimientos de cría

0
103

Podríamos decir que el Bull terrier es el “gladiador” de las razas de perros

El bull terrier proviene de Inglaterra y debe su nombre a la antigua labor de sus progenitores: pelear contra los toros. Veamos desde los orígenes hasta las características, todo sobre el bull terrier inglés.

En el caso del bull terrier, la socialización y el pulso firme del dueño son esenciales para obtener un perro dócil y, sobre todo, adecuado para la vida social. La raza actual se originó del cruce o acoplamiento del Old English bulldog (ahora extinto) con varias razas de terrier.

Bull terrier: orígenes

El bull terrier fue seleccionado para controlar los territorios a partir de las infestaciones de ratones y otros roedores pequeños, y esto siempre ha sido una prerrogativa de los terriers y, desafortunadamente, también se utilizó para luchar contra otros perros o animales, un deporte muy de moda en épocas pasadas en inglaterra.

La selección inicial del bull terrier combinó las características principales de los terriers, como la velocidad y la destreza, con la tenacidad y la poderosa mordida del bulldog utilizado para luchar contra toros o osos atados a un palo.

Con el tiempo, la raza se diversificó aún más, dando lugar a dos especies distintas y más pequeñas: el propio Bull terrier inglés y el Staffordshire Bull Terrier. Alrededor del año 1850, un criador inglés llamado James Hinks, comenzó a seleccionar la raza tal como la conocemos hoy en día, haciendo más cruces entre el bulldog y otro terrier ahora extinto, el English White terrier.

En 1887 se fundó el primer club de la raza, pero el reconocimiento oficial del Bull terrier tuvo lugar en el año 1933.

Bull terrier: adiestramiento

El bull terrier es conocido como el “gladiador” de las razas de perros, precisamente por su temperamento como un luchador incansable. Sin embargo, también es un perro que ama estar en casa, es tranquilo y no tiende a la destructividad ni a los excesos.

Sin embargo, necesita mucho ejercicio para descargar su energía innata y su espíritu activo. Es muy importante para un perro de esta raza, la socialización que debe realizarse sin fallar desde sus primeros meses de vida.

Acostumbrar al bull terrier a estar en contacto con otros animales, con sus similares, con personas y con extraños en general, es esencial para el correcto desarrollo de las cualidades de este perro seleccionado para luchar y dominar.

La separación del bull terrier cachorro de la madre siempre debe realizarse después de dos meses. Los cachorros separados muy temprano de sus madres pueden presentar problemas difíciles de carácter para poder corregirlos después.

Es bueno recordar que el Bull terrier cachorro puede dormir mucho: básicamente el bull terrier es un perro que ladra poco y nunca de manera inapropiada.

Sin embargo, cuando se trata de la elección de una raza de este tipo, es fundamental conocerla a fondo y también contar con una experiencia considerable en razas de perros. No es recomendable que al comprar o adoptar tu primer cuatro patas, elijas un Bull Terrier.

Recuerda, que debes brindar una base educativa al Bull terrier cachorro y forjar su buen carácter futuro.

Bull Terrier: características físicas

El Bull Terrier es una raza de perros de tamaño mediano-grande. Tiene una constitución muscular muy sólida y fuerte. El cuello es largo, mientras que el tronco es redondeado. La espalda es corta y la nariz es ancha y negra.

El rasgo característico de esta raza es la cabeza ovalada y plana, lo que le da una apariencia feroz, pero también es un perro muy inteligente. Los ojos son pequeños y triangulares. La cola es corta y baja. Las orejas son pequeñas, finas y levantadas completamente en dirección hacia arriba.

El pelo es corto, áspero y muy grueso. Podemos encontrar el Bull Terrier en cuatro colores:

  • Blanco
  • Atigrado
  • Bicolor (donde el negro, rojo, beige o el marrón predominan más que el blanco)
  • Tricolor (donde el negro y el marrón predominan más que el blanco).

En cuanto a su peso, el estándar no da ninguna limitación, pero puede ser de alrededor de los:

  • 28-30 kg para el macho
  • 22-24 kg para la hembra

Hay dos variedades de esta raza, conforme a su tamaño:

  1. Bull Terrier Inglés de tamaño normal (Es el que estamos viendo aquí)
  2. Bull Terrier miniatura (o mini)

Bull Terrier: carácter

El Bull Terrier es un perro valiente, activo y animado. Comparado con las otras razas de Terrier, sin embargo, es más tranquilo. Se adapta fácilmente a la vida familiar. Es un perro que ama el contacto con personas u otros perros.

Necesita mucha actividad física durante el día y luego se recupera con los momentos de sueño (si es un cachorro, puede dormir incluso la mitad del día) o de descanso. Sin embargo, si lo llevamos a correr al parque, él no será el perro que correrá detrás de una pelota. El Bull Terrier es un perro muy expresivo y, a veces, adopta poses realmente simpáticas.

El Bull Terrier es un perro que escucha y aprende lo suficientemente rápido. No es difícil adiestrarlo, pero sería bueno que su maestro sea bastante estricto y que tenga experiencia con perros de carácter fuerte.

Esto se debe a que es un perro con un fuerte temperamento y es necesario darle reglas definidas y hacerle entender quién es el que manda. De lo contrario, te arriesgas a que se exprese con su propia cabeza.

Bull terrier: salud

Es un perro muy poderoso, musculoso y sin graves patologías hereditarias, el bull terrier no padece de enfermedades genéticas particulares de orden hereditario.

Los perros de esta raza con una capa de pelaje completamente blanca a menudo son más delicados y sensibles a las alergias y dermatitis.

Ten cuidado también con las picaduras de insectos que pueden causar reacciones alérgicas en la piel sensible del bull terrier, provocando inflamación generalizada, hinchazón y picazón en la piel.

Sin embargo, es un perro activo y enérgico que requiere al menos una hora de ejercicio físico diario. “Un buen estilo de vida, junto con una dieta nutritiva y balanceada, ayuda a mantenerlo saludable tanto desde el punto de vista físico como del comportamiento”.

Bull terrier: cuidados

La capa de pelaje de esta raza no requiere un cuidado especial: un cepillado semanal, y limpiarlos con un paño humedecido en vinagre si los cuatro patas se ensucian con barro después de un paseo, será suficiente.

Es bueno recordar que la piel del bull terrier es sensible. Cepillarlo con un cepillo ideal para perros de pelo corto también ayudará a eliminar el polvo o la suciedad que, a la larga, podrían causarle irritación en la piel.

Las uñas y las almohadillas de sus patas deben revisarse periódicamente para evitar problemas. También, se debe prestar atención al peso del bull terrier: un perro obeso de esta raza o que tenga unos cuantos kilos de más, podría sufrir patologías que generalmente no son frecuentes para el gladiador de las razas de perros.

El bull terrier es un perro de gran historia conocido durante muchos siglos por su fuerza y gran resistencia.

Bull Terrier: relación con los niños

El Bull Terrier puede convertirse en un excelente perro guardián, y es muy fiel sobre todo a su maestro, pero también a la familia con la que vive. Son perros que se apegan mucho a la familia y, a veces, también pueden volverse un poco posesivos.

Pueden desarrollar una relación hermosa con los niños, siempre que él y sus espacios sean respetados. Sin embargo, es aconsejable la supervisión de los padres, especialmente con niños más pequeños, porque durante el juego pueden llegar a ser impetuosos.

Bull Terrier: precio y cachorros

¿Cuánto puede costar un Bull terrier cachorro comprado en un criadero certificado? Por lo general, tiene un precio que oscila entre los 800 y los 1.500 euros, unos 900-1.600 dólares, pero incluso puede llegar a costar 2.500 euros, unos 2.700 dólares.

En Estados Unidos, España, México y Argentina existen criadores especializados y registrados, pero también puedes encontrar tu cachorro en Venezuela, Uruguay, Chile y Colombia. Esta raza parece ser bastante querida, por lo que no deberías tener que luchar para encontrar una oferta adecuada para ti.

Recordemos, y quizás nunca se repita lo suficiente, que aunque algunos perros tengan un temperamento fuerte, esto no significa que sean malos. ¡Sólo un amo malo vuelve un perro agresivo!

Tal vez le pueda interesar leer otro artículo relacionado con otras razas de perros como:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here