Mastín italiano (Cane Corso): carácter, salud, cachorros y precio

0
11515

El Mastín italiano tiene una mirada un poco ingenua, pero es extremadamente inteligente

Su nombre, Cane Corso deriva del latín cohors, un término que traducido tiene un doble significado: significa cuadrilla o grupo, pero también significa guardián. Ambos términos connotan las características de este hermoso perro, el Mastín italiano es un perro guardián, pero no solo eso, él es mucho más, definir su carácter con pocos adjetivos sería injusto.

Mastín italiano: ¡no es un perro para todos!

El Mastín italiano no es un perro para todos. ¡No! no es un perro para todos. Necesita mucho afecto y un dueño presente, alguien que lo adiestre con paciencia y tranquilidad.

El Mastín italiano no es difícil de adiestrar, al contrario: es bastante fácil, porque la relación cercana que necesita con su adiestrador lo empuja a ser absolutamente obediente, pero no tolera que lo traten mal o con agresividad.

Si lo reprendes mal, el Cane Corso se ofenderá mucho y no te obedecerá si lo llamas. Se volverá apático e indiferente, y hasta que se le pase los intentos de acercarse a él serán inútiles. Solo él decidirá cuándo merecerás volver a ser digno de su confianza. Debes ser amable cuando lo educas e incluso cuando lo reprendes.

Si por el contrario, te sientes listo, encontrarás en el Mastín italiano un amigo fiel, que puede seguirte en cada habitación de la casa con curiosidad y prestando atención a lo que haces, encontrarás un compañero perfecto para tus hijos y no sabrás si se divierten más los niños o el perro. Encontrarás un animal que quiere ser parte de la familia, que la defiende con decisión y seguridad, pero sin ser nunca demasiado agresivo.

El Mastín italiano desafortunadamente ha sido usado, y aún lo es, para las peleas entre perros, pero realmente no existe un perro menos violento que él. Si siente peligro para sí mismo o para su familia, no ataca inmediatamente, con calma e inteligentemente advierte al extraño que no dé otro paso, gruñendo, o a lo sumo, dándole un ¡guau!.

Mastín italiano: orígenes

El Mastín italiano (Cane Corso) es una de las razas de perros de origen italiano, reconocida por la FCI (estándar 343). El término “Corso” deriva del sustantivo latino “cohors” que significa cuadrilla o grupo. Pero el término también ha asumido una connotación militar, por lo que también se traduce como un Cuerpo de infantería del ejército o guardián. Ambas traducciones corresponden perfectamente con esta raza que desciende del moloso romano.

El Mastín italiano y sus orígenes nobles

El rey de Aragón (del antiguo reino medieval de la península Ibérica), quería su versión de esta raza canina de pelo corto. El resultado se obtuvo cruzando unos molosos rústicos con el perro mallorquín. Se quería conseguir un perro de pelo corto, que se diferenciara de los perros de los campesinos y que tuviera características nobles.

Al Mastín italiano de la nobleza, se le pedía que defendiera al dueño y a la bolsa con el dinero (que con frecuencia colgaban al cuello del perro), mientras que los campesinos utilizaban a este perro para cazar jabalíes, y para el control del ganado vacuno y porcino.

Al Cane Corso con el manto color negro, se lo usaba para defender a los caballos de los robos. De hecho, estos perros se camuflaban en la oscuridad y se los confundía con los caballos.

A cada Mastín italiano se le pedía que fuera manso con la familia y con las personas conocidas, pero guardián con los mal intencionados. Si está bien adiestrado, el Cane Corso es un perro equilibrado y se le considera realmente un excelente guardián, sin ser demasiado agresivo.

A partir del año 1960, con el progresivo abandono del campo, la cría del Mastín italiano sufrió un fuerte declive. En los años 70 comenzó un trabajo de recuperación de este perro, que pronto despertó el interés de varios amantes de esta raza de perros. Hasta los años 60 solo era muy popular en el sur de Italia, en particular, en Puglia, donde se recuperaron la mayoría de los especímenes que permitieron la recuperación de la raza.

Mastín italiano: características físicas

Morfológicamente, el Mastín italiano pertenece al grupo molosoide. Es un animal macizo y fuerte. Tiene un tronco compacto y robusto, con un cuello musculoso y una cabeza grande. Los ojos son grandes y oscuros, que le dan un aire inteligente y alerta. Las orejas son de forma triangular, de tamaño mediano y son puntiagudas. La trufa, negra y grande, le da un aire despreocupado. El hocico es ancho y profundo.

El Mastín italiano (Cane Corso) es una raza canina de tamaño grande.

  1. Los machos varían de 64 a 68 cm por un peso de entre 45 y 50 kg
  2. Las hembras varían de 60 a 64 cm por un peso de entre 40 y 45 kg.

El manto del Mastín italiano es duro al tacto. El color puede ser:

  • Negro;
  • Gris;
  • Beige o rayado.

La versión tigre existe con una base gris y marrón. El mastín italiano atigrado también tiene una máscara negra o gris que se extiende sobre la cara pero nunca sobre los ojos.

Mastín italiano: salud

El Mastín italiano (Cane Corso) tiene una esperanza de vida promedio de 10-11 años. Está sujeto a problemas de salud que a menudo son hereditarios (displasia de cadera, codo, enfermedades articulares degenerativas, problemas cardíacos, etc). Además, dado su tamaño, es más propenso a problemas de articulaciones. Por eso no le debe faltar la actividad física y el movimiento.

Mastín italiano: carácter

Si nunca has visto a esta raza y la miras por primera vez, verás a un perro grande, bien plantado, con una apariencia casi austera. El hecho de que se usara, y desafortunadamente a veces todavía se usa, como un perro de pelea, puede hacernos pensar que no es un perro que tendríamos en casa. Pero en cuanto a otras razas, incluso en este caso, la apariencia engaña.

El Cane Corso se ha convertido en un defensor de la casa, pero especialmente es un perro de compañía muy cariñoso. Tiene un temperamento dócil y sociable (que obviamente debe desarrollarse desde cachorro).

El Mastín italiano es astuto y equilibrado

Es un perro astuto, con una mirada despreocupada, inteligente e irónica. El Mastín italiano es tranquilo, nunca excesivo en sus demostraciones de agresividad. Es un perro seguro de sí mismo y equilibrado.

El Mastín italiano (Cane Corso) es dócil, obediente, tranquilo, curioso, juguetón y amante de la compañía. Estas características lo convierten en un apasionado compañero de juegos para los niños. Probablemente incluso se divierta más que ellos.

Es un perro que absolutamente necesita crear una relación cercana con su dueño, con su familia, necesita contacto y presencia. Déjalo solo por mucho tiempo, no le des suficiente afecto, y realmente podrías hacerlo sentir triste y deprimido. No te sorprendas, si te encuentras en casa que te sigue a todas partes, siempre curioso y atento a lo que haces. Un guardaespaldas completo, con la adición de que, si no siente peligro para él o para ti, no te seguirá para proteger, sino que solo busca mimos adicionales.

Recuerda, sin embargo, que el Mastín italiano es un perro guardián. Tu casa y tu familia estarán protegidos sin una sombra de duda por este perro grande y tierno. Sospecha de todos los extraños, pero no es agresivo, excepto que, como ya se mencionó, no se sienta amenazado él o su familia.

Y aún así, no iniciará el ataque instintivamente. Alertará al extraño con un gruñido y quizás con un ladrido fuerte y poderoso, que le dará al intruso tiempo para escapar. Debes tener en cuenta que éste no es un perro que ladra, casi nunca lo hace. También se lleva bien con otros perros, aunque necesitarás vigilarlo si son de la misma raza y del mismo sexo.

Mastín italiano: precio y cachorros

Un Cane Corso cachorro tiene un precio relativamente alto: un ejemplar en regla, con pedigrí y documentos, no puede costar menos de 700 euros, unos 800 dólares.

Además, si adoptas un cachorro, el criador confiable te entregará un certificado veterinario, en el que se expone que se realiza la entrega del animal desparasitado y completamente sano.

Puedes siempre pedir el pedigrí, que por otro lado es fundamental: te permite comprobar la pureza de la raza del perro. Un animal con pedigrí posee ciertas características propias de su raza que le diferencian del resto.

Mastín italiano: criadores o establecimientos de cría

En esta sección podrás encontrar los mejores criadores registrados en países como: Estados Unidos, España, Argentina, Bermudas, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Puerto Rico, República Dominicana, Uruguay y Venezuela; a quienes podrás pedir todas las informaciones que estés buscando. Es fundamental que compres a un criador de confianza para que puedas tener la seguridad de que tu cachorro ha sido:

  • Criado para que tenga buena salud y temperamento;
  • Bien seleccionado (sus padres fueron elegidos sin enfermedades genéticas);
  • Debidamente socializado, para que no sea demasiado miedoso ni demasiado agresivo;
  • Vacunado y bien cuidado.

Ahora que hemos aclarado todos los aspectos más importantes, puedes ir en busca de tu nuevo amigo de 4 patas, que seguramente te está esperando.

El Mastín italiano es parte de los perros molosos, por lo que también podrían interesarte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here