Castración en perros: costos, efectos, tipos, recuperación y otros aspectos

0
47

Castración en perros: costos, efectos, tiempo de recuperación y otros aspectos que debes saber

La castración en perros es un tema que interesa a la mayoría de las personas que tienen un amigo de 4 patas en casa, pero todavía hay mucha confusión al respecto.

Si, por un lado, el veterinario puede brindarnos la ayuda necesaria, por otro lado, debemos recordar que es un médico y, por lo tanto, su consejo es estrictamente científico. La castración en perros, sin embargo, implica una serie de consecuencias que es bueno conocerlas también, porque muchos mitos falsos se han divulgado sobre este procedimiento.

Por lo tanto, ha llegado el momento de aclarar y comprender: ¿cuándo y por qué puede tener sentido castrar al perro?

Hoy nos centraremos a hablar de la castración del perro que, al estar menos difundida de la esterilización de la hembra, todavía está rodeada de muchas dudas.

Castración en perros: pros y contras

Cuando se considera la hipótesis de castrar al perro, es necesario evaluar cuáles son los pros y los contras de este procedimiento, que en la mayoría de los casos es irreversible. Una vez que nuestro perro esté castrado, nunca podremos regresarlo a su estado anterior, por lo que tendremos que acostumbrarnos a su nueva forma de ser y de vivir.

Sin embargo, aclaramos de inmediato, que el comportamiento y el carácter generalmente cambian para bien, pero en algunos casos, también pueden permanecer sin cambios.

Una razón válida que nos puede impulsar a castrar a nuestro perro es prevenir el riesgo de que padezca una enfermedad testicular o de la próstata, que desafortunadamente es muy común en los ejemplares de edad avanzada. Sin embargo, podemos recurrir a la castración también para calmar los excesivos impulsos hormonales de nuestro amigo de 4 patas, ayudándolo a relajarse y vivir con más calma.

Pero también, debemos recordar que la castración a menudo afecta el metabolismo, y esto significa que nuestro perro podría engordar. Sin embargo, es suficiente balancear la dieta después de la cirugía realizada, para así evitar este pequeño problema.

Aspectos positivos de castrar a un perro

  1. Elimina el menor riesgo (probablemente <1%) de morir de cáncer testicular.
  2. Reduce el riesgo de trastornos no tumorales de la próstata.
  3. Reduce el riesgo de fístulas perianales.
  4. Podría reducir el riesgo de diabetes (resultados no concluyentes)
  5. Algunos perros se vuelven más dóciles.
  6. Algunos perros calman los excesivos impulsos hormonales.

Aspectos negativos de castrar a un perro

  1. Si se realiza antes del año de edad, aumenta significativamente el riesgo de osteosarcoma (cáncer de huesos); un tumor en el perro con mal pronóstico propagado en razas medianas/grandes.
  2. Aumenta el riesgo de angiosarcoma cardíaco en un factor de 1,6.
  3. Triplica el riesgo de hipotiroidismo.
  4. Triplica el riesgo de obesidad canina, un padecimiento de salud común asociado con muchos otros problemas.
  5. Aumenta el riesgo de trastornos ortopédicos.
  6. Aumenta el riesgo de reacciones adversas a las vacunas.

El equilibrio entre los riesgos y beneficios de la castración a largo plazo variará de un perro a otro. La raza, la edad y el sexo son variables que deben tenerse en cuenta junto con otros factores no médicos para cada perro en particular.

¿Cuándo puedes castrar a tu perro?

Algunos incluso realizan la operación antes de que el perro haya alcanzado la madurez sexual completa y esto es un error muy grave. De hecho, existe el riesgo de comprometer y afectar el desarrollo del animal y su sistema inmunológico.

Por lo tanto, siempre es mejor asegurarse de que el perro tenga la edad adecuada para la castración, y no hacerla demasiado pronto.

Castración en perros: efectos secundarios, convalecencia y tiempo de recuperación

La castración en perros casi siempre se realiza con orquiectomía o sea la extracción de los testículos. Es una operación bastante simple, que no implica graves efectos secundarios y tiene un tiempo de recuperación bastante rápido: la convalecencia generalmente no dura más de una semana.

Durante este tiempo, el perro tendrá que tomar un antibiótico recetado para evitar el riesgo de infecciones postoperatorias, después de este tiempo podrá volver a su rutina diaria.

Una lectura objetiva de la literatura médica veterinaria revela una situación compleja con respecto a los riesgos para la salud a largo plazo y los beneficios asociados con la castración en perros. La evidencia científica muestra que la castración se correlaciona con efectos tanto positivos como adversos en los perros.

En general, ningún caso que no sea clínico, puede justificar la castración de perros jóvenes, para prevenir futuros problemas de salud. En la mayoría de los casos, la cantidad de problemas de salud asociados con la castración en perros podría superar los beneficios.

Tipos de castración en perros

La castración del perro se puede realizar con 2 métodos completamente diferentes:

  1. El quirúrgico, que consiste en la extracción de los testículos
  2. El farmacológico.

En realidad, también hay una vasectomía, pero en los perros es una práctica que casi nunca se usa. Veamos cuáles son las diferencias entre las dos opciones.

Castración quirúrgica

La castración quirúrgica implica la extracción de los testículos y también se llama orquiectomía. Durante la operación, el perro es sedado con anestesia general. Esta es ciertamente una operación invasiva y, sobre todo, irreversible: una vez que se extraen los testículos, ya no es posible volver atrás.

Castración química

La castración química, también conocida como farmacológica, implica la implantación debajo de la piel del perro de un dispositivo capaz de liberar gradualmente un medicamento, puede bloquear la producción de testosterona y, por lo tanto, inhibir el deseo de apareamiento en el animal. La castración química no es irreversible: el efecto del medicamento tiene, de hecho, una duración limitada.

Castración del perro: ¿cuánto cuesta?

La castración tradicional tiene un costo variable que puede oscilar entre 100 y 200 euros, unos 120-220 dólares, para un perro, mientras que la castración química (que no es definitiva) tiene un precio más alto.

Tal vez le pueda interesar leer otro artículo relacionado con el comportamiento y la reproducción del perro como:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here