Cómo lavar los dientes del perro de forma natural: eliminación del sarro, aliento y salud.

0
243

¿Cómo se pueden limpiar los dientes del perro?

Estos son algunos consejos útiles para lavar los dientes del perro y mantener una correcta higiene bucal de nuestro amigo de cuatro patas.

La buena noticia para nuestros pequeños amigos peludos, es que no son tan propensos a padecer caries dentales como los seres humanos. Pero a pesar de la antigua creencia popular que afirma que la boca de un perro está más limpia que la de un hombre, en algunos casos los perros pueden desarrollar problemas dentales como la acumulación de sarro y placa e incluso gingivitis.

No solo el mal aliento y los dientes amarillos de nuestras mascotas nos tiene que preocupar. Como sucede con los seres humanos, estos problemas dentales, también pueden llevar a infecciones muy peligrosas para la vida de los perros. Incluso nuestras mascotas, como nosotros, corremos el riesgo de enfermarnos y presentar problemas de salud en el corazón, el hígado y los riñones.

Cómo limpiar los dientes de tu perro de forma natural

A continuación, enumeramos algunas reglas importantes que se pueden poner en práctica para cuidar correctamente la higiene bucal de nuestro perro, para así garantizar que su vida pueda prolongarse sin el riesgo de enfermarse demasiado pronto:

¿Cómo lavar los dientes de mi perro?

Necesitas un cepillo de cerdas suaves para evitar dañar el esmalte dental, y también necesitas una pasta de dientes especial. La pasta dental que utilizan los humanos, no debe utilizarse en tu mascota porque contiene sustancias que pueden ser tóxicas para el perro.

Alternativamente, un remedio casero eficaz puede ser el uso del bicarbonato. La actividad de limpieza dental, puede que sea no tan agradable para tu perro, por lo que la sugerencia es que se acostumbre gradualmente, sin forzarlo, de lo contrario, en el futuro será imposible convencerlo para que se someta a un tratamiento dental.

¿Cómo cepillar los dientes de mi perro?

Si nuestro perro fuera capaz de lavarse los dientes por su cuenta antes de acostarse o después de terminar de comer, dejemos de leer este artículo y publiquemos el video en YouTube de inmediato. Para todos los demás, recomendamos un cepillo de dientes adecuado para perros, mucha paciencia y un poco de estrategia.

El mejor cepillo para utilizar, es el cepillo de doble cabeza, con cepillos de 45 grados para poder limpiar incluso por debajo del margen gingival.
Puede ser que a nuestro perro no le guste lavarse los dientes al principio, pero con el paso del tiempo, es probable que este momento pueda convertirse en una experiencia razonable y placentera para ambos (el dueño y mascota).

Lo ideal sería comenzar a intentarlo, eligiendo un momento en el que el perro haya realizado una buena cantidad de ejercicio. Será más probable que el perro permanezca quieto, para que puedas poner en práctica el procedimiento de lavarle sus dientes.

Las primeras veces nunca debes ser tan exagerado. Debemos comenzar lentamente y debemos detenernos absolutamente si el perro se agita, incluso si no le hemos lavado toda su boca. Después será posible aumentar este tiempo todos los días, mientras que el perro se acostumbrará. Además, asegúrate de hablar con tu mascota de forma suave y agradable durante el cepillado de sus dientes, sin olvidar recompensarlo con una galleta al final de cada tratamiento.

No pasará mucho tiempo y veremos cómo nuestro perro esperará con alegría repetir esta actividad.

Comienza cuando tu perro aún es un cachorro

lo ideal sería comenzar a realizar este procedimiento dental cuando el perro aún es un cachorro, aunque incluso los perros adultos pueden aprender a sentirse cómodos con la limpieza de los dientes. Comenzar esta actividad de salud bucal en nuestro perro cuando aún es un cachorro simplemente nos facilitará las cosas en el futuro.

Cómo elegir la pasta de dientes adecuada para nuestro perro: esto es muy importante saberlo. NUNCA utilices tu pasta de dientes normal. La mayoría de pastas dentales que utiliza el ser humano, incluyen flúor que es ingrediente venenoso para nuestro perro. Puedes encontrar una pasta de dientes para perros en una buena tienda de mascotas.

La comida seca es mejor que la comida blanda

Si el cepillado de los dientes termina con sangrado o gotas de sangre, esto significa que debemos mejorar la salud e higiene dental de nuestro perro. Con el fin de contribuir al higiene dental de nuestra mascota, debemos preferir las croquetas en lugar de alimentos blandos. Esto se debe a que es más probable que los alimentos blandos se incrusten entre los dientes y se acumulen, y luego pueden causar caries.

Masticar huesos y masticar juguetes para limpiar sus dientes

Hay muchos huesos sintéticos y juguetes adecuados para masticar especialmente diseñados para fortalecer las encías y los dientes de nuestro perro.

Lo importante es estar atento y prestar atención para asegurarse de proporcionarle a nuestro perro objetos seguros para masticar, ya que los objetos que son demasiado duros pueden causar que los dientes de nuestro perro se rompan. Sin embargo, dar un buen hueso masticable a nuestro perro puede ayudar a mantener sus dientes sanos y fuertes, pero claro, esto no es suficiente.

Imagina a un hombre que mastica un chicle y solo usa su boca para enjuagarse. Esta no es una forma efectiva de garantizar una buena higiene bucal y una óptima salud en general. Lo mismo sucede con nuestro perro.

Cuando es recomendable acudir a un veterinario

Si estás cepillando los dientes de tu perro o no lo estás haciendo, siempre debes mirar dentro de su boca cada semana.

Si notas algunas de las señales de problemas dentales que se enumeran a continuación, deberás llevar a tu perro al veterinario:

  • Mal aliento
  • Cambios en los hábitos de comer o masticar
  • Coloca sus patas en su cara o boca
  • depresión
  • Babea excesivamente
  • Tiene dientes flojos o faltantes
  • Dientes descoloridos, rotos, faltantes o torcidos
  • Encías enrojecidas, inflamadas, adoloridas o sangrantes
  • Si observas una costra de sarro amarillo a lo largo del borde gingival
  • Cortes o excrecencias dentro de la boca.

Incluso con dientes sanos, al igual que nosotros, los dientes de nuestro perro deben ser revisados por un profesional cada seis o doce meses. El examen dental debe incluirse en la visita de un chequeo normal de nuestro perro, pero si no lo hacen, se tendrá que preguntar al veterinario.

El cuidado dental puede ser una molestia tanto para los humanos como para nuestros pequeños amigos, pero el mantenimiento dental adecuado seguramente será un ahorro de dinero a largo plazo.

No realizar este procedimiento dental adecuadamente a nuestro perro, puede cuasar visitas costosas y a menudo dolorosas al veterinario con el tiempo. De hecho, cuando la acumulación de sarro se vuelve muy seria, muchos perros son sometidos a anestesia para que sus dientes y encías vuelvan a quedar completamente limpios. ¡Si mantenemos la boca de nuestro perro limpia, ambos podemos mostrar una sonrisa deslumbrante!

Lavar los dientes del perro: consejo

Los dientes del perro deben estar sujetos a la atención y al cuidado correctos, así como a todo lo relacionado con la salud de nuestro fiel amigo. Con mucha frecuencia, la higiene bucal del perro es descuidada por los dueños y, a veces, incluso por el veterinario.

Según estadísticas actualizadas, parece que el 80% de los perros sufren problemas dentales, y a veces esto puede suceder a una edad temprana.
¡Por supuesto no debemos pensar que los dientes del perro deben ser tratados de la misma manera como en los seres humanos! Seguramente nuestros amigos peludos están menos propensos a tener caries porque su saliva tiene una composición diferente a la nuestra y está libre de jugos gástricos que son muy corrosivos.

Pero hay otros problemas relacionados con la higiene bucal del perro que no deben descuidarse, como la placa, el sarro, la gingivitis y la pérdida de dientes.

La comida masticada, especialmente si está húmeda y suave, se acumula entre los dientes del perro y, a la larga, puede provocar infecciones bacterianas que, si no se tratan a tiempo, pueden convertirse en una amenaza no solo para la higiene bucal del perro , sino también para su salud en general.

En primer lugar, revisa sus dientes de vez en cuando, levantando los labios hacia los lados: si observas que los dientes tienen un color amarillo, generalmente a partir de la base, significa que hay presencia de placa.

Esto, al continuar acumulándose con el paso de los años, puede causar la formación de sarro, reconocible en forma de incrustaciones reales, que a veces también puede adquirir un tono grisáceo-negruzco.

Observa con cuidado las encías de tu perro

Están saludables cuando son de color rosa claro; Si en cambio son de color rojo o blanco, podrían tener gingivitis u otras infecciones orales. Si no has realizado esto antes, deberás comunicarte con tu veterinario de confianza para comenzar un tratamiento dental adecuado para tu mascota.

Lavar los dientes del perro: prevención

Las afecciones que dañan los dientes del perro pueden prevenirse con una higiene bucal adecuada. Aquí encontrarás algunos consejos para asegurar la limpieza adecuada de la boca de tu amigo de cuatro patas.

Asegúrate de que el perro siga una dieta equilibrada

Comer alimentos que no sean adecuados para su dieta, como los restos de la comida, también puede provocar una mayor exposición a posibles daños en los dientes del perro. No le des a tu amigo de cuatro patas huesos o juguetes rígidos que no sean adecuados para tu mascota, porque pueden dañarle el esmalte de sus dientes.

Dale al perro snacks de limpieza dental

Hay varios productos en el mercado que son muy atractivos para tu mascota, elaborados específicamente para ayudar a eliminar la placa, a través de la abrasión mecánica, como huesos de piel de búfalo. La misma función tienen algunos juegos de goma que al masticarlos, pueden ser útiles para prevenir la formación de sarro.

Someter al perro a controles periódicos

Cuando lleves a tu amigo peludo al veterinario, tal vez para la vacunación anual o para una visita de control de salud, recuérdale a tu veterinario, si no lo hace, que haga una observación a la boca de tu perro, para asegurarte de que no tenga enfermedades dentales.

Limpiar los dientes del perro: sarro

Si tu amigo de cuatro patas tiene una presencia masiva de placa y sarro, la higiene bucal en el hogar puede no ser suficiente. Entonces es necesaria la intervención del veterinario, quien realizará una limpieza profunda de los dientes del perro: esta operación, se llama eliminación del sarro, y se realiza bajo anestesia general. Luego el perro será sometido previamente a análisis de sangre y a una visita rutinaria, para determinar la condiciones generales de salud.

En los casos más graves, en los que han surgido infecciones severas que han afectado seriamente la cavidad bucal, puede ser necesario administrar antibióticos para evitar que las bacterias se propaguen a la sangre y causen daños en los órganos vitales del perro.

Tal vez le pueda interesar leer otro artículo relacionado con la salud & bienestar del perro como:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here