Corgi galés: carácter, salud, precio y cría

0
11984

El Corgi galés es un perro alegre y muy cariñoso, nacido como pastor y hoy en día, es uno de los perros de compañía más apreciados. Es la raza canina adorada por la reina Isabel.

Entre las razas de perros de tamaño mediano, el Corgi galés es sin duda uno de los más apreciados del mundo. Se hizo famoso por ser el perro preferido de la reina Isabel, es un cuatro patas de origen galés, como se puede deducir de su nombre.

Todavía no sabemos con precisión donde nació, pero lo cierto es que el perro Corgi proviene de Gales. Algunos expertos de la raza, creen que podría haber sido importado por los vikingos, mientras que otros sostienen que es un perro nativo galés.

En el pasado era utilizado como perro pastor, y por esta razón se incluyó en el grupo FCI 1 de los “Perros pastores y boyeros”, junto a otras razas como el Bobtail, Border Collie, el Pastor de Maremma o Maremmano-Abrucense, Komondor, Pastor Australiano, Pastor Alemán o el Perro lobo checoslovaco. Realmente, era un verdadero perro pastor: era el responsable de controlar el pastoreo de las vacas.

En aquellos tiempos, su aspecto era diferente, pero el carácter lo mantuvo prácticamente igual, alcanzando la fama gracias a su entrada en la casa real inglesa. De hecho, en 1933, el rey Jorge VI compró un cachorro de la raza Corgi galés para dárselo a su hija Isabel (que luego se convertiría en reina).

Ella quedó completamente encantada de su perro. De otra manera, ¿cómo se puede no querer a un perrito tan simpático? También, gracias a esta publicidad involuntaria, el Corgi galés se ha convertido durante décadas en el perro de apartamento más apreciado de todos los tiempos.

Existen dos variedades:

  • Corgi galés de Pembroke;
  • Corgi galés de Cardigan.

Veamos cuáles son las características de ambas variedades, que son las dos razas oficiales y siempre incluidas en la categoría de “Perros pastores y boyeros”.

Corgi galés de Pembroke: la raza más antigua

Típicamente tiene el manto de color rojo (pero también puede ser color arena, negro, tricolor o cervatillo), el Corgi galés de Pembroke es la variedad más antigua. Es un perro pequeño que tiene una altura máxima de 25 cm, y un peso promedio entre 12 y 14 kg.

Tanto los ejemplares masculinos como los femeninos, tienen como característica la cabeza parecida a la de un zorro, patas cortas y una cola que no debe ser cortada (está prohibido). No requiere un cuidado especial para su pelaje: de hecho, es corto y la capa interna es densa para aislarlo de la humedad. Sin embargo, obviamente pierde un poco de pelo.

Le encanta divertirse con su dueño, pero no lo debes cansar inútilmente: no tienes que exagerar con su ejercicio, porque es un perro exuberante, que no siempre puede medir su energía. Dicho esto, recuerda que es un perro de trabajo, casi incansable.

Además de ser un perro realmente agradable, también es dulce, curioso y muy obediente: de hecho, si está bien adiestrado, puede convertirse en un perro de Agility (agilidad), una disciplina en la que te dará mucha satisfacción. También es un excelente perro guardián.

Corgi galés de Cardigan: es la variedad “miniatura”

Originada tiempo después, esta variedad de Corgi galés es más pequeña que la anterior, y fue seleccionada como un perro de compañía. Oficialmente, la raza fue reconocida por el Kennel Club en 1934 y se ha convertido en una verdadera raza canina.

La apariencia del Corgi galés de Cardigan es muy similar a la variedad que hemos analizado anteriormente: se parece a un pequeño zorro con respecto a la nariz. El estándar admite todos los colores excepto el blanco.

Naturalmente, también las similitudes son muchas: es alegre, le gusta socializar y por esta razón es un perro adecuado para los niños. Ahora analicemos un poco mejor el carácter del Corgi Galés en general.

Corgi galés: carácter

Podemos apreciar a un perro realmente encantador: imposible encontrarle un defecto, ¡el Corgi galés es una raza alegre, agradable, sociable, alerta e inagotable! Y también es muy inteligente, además de mostrar una sensibilidad realmente humana (que lo convierten en un perro, como mencionamos anteriormente, muy adecuado para jugar con los niños).

Como cachorro es literalmente irresistible, y cuando son adultos saben ser muy dulces. También, se socializan naturalmente con otros animales. A pesar de su naturaleza como perro de trabajo, deberás prestar atención a su tendencia a la obesidad.

De hecho, al Corgi galés le encanta dar largos paseos, ¡pero el sofá es un imán atractivo para él! Y si intentas bajarlo, no podrás resistirte a su mirada conquistadora. ¡Pero, por su bien, es mejor siempre entrenarlo y mantenerlo en movimiento!

Por supuesto, esta raza también tiene sus “defectos”. ¿En qué sentido?, es un poco testarudo: si se le mete una idea en la cabeza, es difícil hacerle cambiar de opinión. Por esta razón, deben ser adiestrados de la manera correcta. Otras advertencias: al Corgi galés le encanta cavar hoyos en el jardín y, sobre todo, tiende a ladrar demasiado si no está bien adiestrado.

Dicho esto, su carácter agradable y cariñoso, lo garantizamos, toda su dulzura lleva estos aspectos negativos en segundo plano, que sin embargo pueden limitarse con el paso del tiempo.

Corgi Galés: salud

Como hemos mencionado en párrafos anteriores, si no se controla correctamente, el Corgi Galés tiende a aumentar de peso. Para que no se convierta en un perro obeso, es necesario darle algunas reglas dietéticas saludables.

En los primeros seis meses de vida, es decir, cuando es un cachorro, necesita tres raciones diarias, mientras a medida que crece deben reducirse a dos. En su plan nutricional, debemos darle sus comidas siempre a las mismas horas, y siempre debe tener agua fresca. Puedes escuchar a tu veterinario de confianza, que sin duda podrá aconsejarte de la mejor manera para que puedas equilibrar correctamente la dieta de tu Corgi Galés.

No le des chocolate: puede causarle serios problemas de salud. Por cierto, ¿cuánto tiempo puede vivir un Corgi galés en promedio?, entre 12 y 14 años, depende si sigues todas las indicaciones correctas para mantenerlo constantemente saludable y en forma.

Corgi Galés: cría y precio

Aunque no sea una raza muy popular en nuestro país, en España, Argentina y en México, existen criadores especializados y registrados, además, con un poco de paciencia también puedes encontrar tu cachorro en Venezuela, Uruguay, Chile, Colombia o en Centroamérica.

El Corgi galés, como hemos dicho, no es una raza muy extendida en nuestro país: su precio varía conforme al criador donde se compre. El precio de un Corgi Galés cachorro, oscila entre los 900 y 1000 euros, unos 1000-1100 dólares, y en algunos países nacen pocos cachorros al año, por lo que todos los que deseen adquirir un ejemplar de esta raza, deben reservarlo con tiempo.

Es fundamental que compres a un criador de confianza para que puedas tener la seguridad de que tu cachorro ha sido:

  • Criado para que tenga buena salud y temperamento;
  • Bien seleccionado (sus padres fueron elegidos sin enfermedades genéticas);
  • Debidamente socializado, para que no sea demasiado miedoso ni demasiado agresivo;
  • Vacunado y bien cuidado.

Además, si adoptas un cachorro, el criador confiable te entregará un certificado veterinario, en el que se expone que se realiza la entrega del animal desparasitado y completamente sano.

Puedes siempre pedir el pedigrí, que por otro lado es fundamental: te permite comprobar la pureza de la raza del perro. Un animal con pedigrí posee ciertas características propias de su raza que le diferencian del resto.

Ahora que hemos aclarado todos los aspectos más importantes, puedes ir en busca de tu nuevo amigo de 4 patas, que seguramente te está esperando.

Corgi Galés: video

Y ahora… disfruta de uno de los videos más divertidos que se encuentran en el maravilloso mundo de Internet: ¡un Corgi galés que se sumerge en el mar!. Solo corazones.

El Corgi Galés es parte de los perros pastores, por lo que también podrían interesarte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here