Dermatitis en el perro: qué es, síntomas, tratamientos y remedios naturales

0
22661

¿Qué es la dermatitis en perros? Es una condición que causa picazón e irritación, pero también otros síntomas más bien perjudiciales.

¿Qué es la dermatitis en los perros? La dermatitis es una de las enfermedades más comunes en los perros. ¿Nunca has oído hablar de ésto? ¿No sabes qué es y cómo se manifiesta? Si no la conoces, en este artículo hablaremos sobre la dermatitis en perros y los problemas que causan en la piel.

La piel, al ser la capa más superficial, tiene que lidiar con posibles lesiones causadas por enfermedades o impactos. La piel del perro tiene un grosor de pocos milímetros y es la parte del cuerpo que conecta el exterior con el interior y viceversa.

La dermatitis en perros es una inflamación pruriginosa de la piel, es decir una inflamación que causa picazón. Se puede manifestar de distintas maneras en nuestra mascota (vesículas, erosiones, úlceras, nódulos, enrojecimiento, etc.) y tiene diferentes causas.

Dermatitis en perros: causas

La dermatitis canina puede ser una consecuencia de muchos factores, la genética es importante porque hay razas de perros más predispuestas que otras a padecer dermatitis.

Una mala alimentación es una causa común de dermatitis en los perros, ya que la piel y pelo del animal se reseca y destruye la barrera de grasa natural que protege la piel.

También puede causar dermatitis alguna reacción alérgica, que puede ser a un alimento, a algún producto que ha tenido contacto con él, a algún ácaro, etc.

Dermatitis en perros: tipos

1. Dermatitis atópica en el perro

Es muy habitual en los perros y la genética cumple un factor predisponente. Afecta preferentemente a perros jóvenes, de 1 a 3 años de edad.

Este tipo de dermatitis en el perro puede comenzar en primavera cuando aumenta la cantidad de alérgenos en el ambiente y pasar a darse todo el año.

Síntomas:

Son producidos por una reacción excesiva del organismo a elementos que fueron, inhalados o absorbidos a través de la piel (polen, ácaros), que en condiciones normales no tendrían por qué producir ninguna reacción.

  • Picor, sobre todo en orejas del perro que puede estar acompañado de infecciones de oído.
  • El picor y enrojecimiento alrededor de los ojos y axilas.
  • Picor en la parte inferior del cuerpo, con una pérdida de pelo y lesiones en las zonas de mayor rascado, a veces complicada con una infección bacteriana secundaria.
  • Lamido intenso entre los dedos de nuestra mascota que llega a oscurecer, por la oxidación de la saliva con el aire, toda la zona.
  • Estornudos y secreción nasal y ocular del perro.

Lo ideal sería identificar aquello que produce la reacción para poder evitarlo, pero a veces no se sabe con seguridad, así que lo mejor es adoptar ciertos cuidados como, no sacudir sábanas y acolchados frente al perro, aspirar la casa a diario, reducir los paseos cuando hay viento.

No existe una cura en si para esta enfermedad, pero el veterinario puede recomendarte que bañes a tu perro con algunos champús específicos, que reducen el picor y son desinfectantes.

Si existe ya una infección secundaria habrá que curar la zona, y si te lo prescribe tu veterinario también puede ser necesario el uso de antibióticos.

Si el picor es muy exagerado y se usa medicación para controlarlo también se pueden recomendar suplementos de ácidos grasos y una alimentación específica.

2. Dermatitis por alergia a picadura de pulgas (DAPP)

Este tipo de dermatitis en perros es muy común y se produce en algunos perros sensibles a sustancias presentes en la saliva de las pulgas que desencadena la reacción.

Síntomas:

  • Zonas alopécicas (sin pelo)
  • Bultos o granos rojos sobre todo en los cuartos traseros, sobre la base de la cola, la parte posterior de las patas traseras y la cara interna de los muslos.
  • Picor, nuestra mascota se mordisquea o se rasca contra la superficie de los muebles u objetos.
  • La piel se reseca y pueden aparecer heridas y costras que acaben infectándose.
    Si no se trata, la piel se oscurece y se engrosa.

El tratamiento de la dermatitis en perros por alergia a la picadura irá dirigido al control de las pulgas, no solo se debe tratar a nuestro animal que padece la enfermedad, sino a todos los animales que convivan con él.

Si ya sabes que tu animal es sensible a la saliva de las pulgas, la prevención de las pulgas la tendrás que hacer durante todo el año.

El veterinario te aconsejará sobre el producto que sea más efectivo. Obviamente hay que realizar higiene frecuente de cama y fundas que use el perro y si es necesario se puede realizar una desinfección del ambiente.

3. Dermatitis por alergia alimentaria

Este tipo de alergias en los perros es muy frecuente, sobre todo en ciertas razas y puede darse a cualquier edad.

Síntomas:

  • Muchas veces trastornos digestivos.
  • Piel enrojecida.
  • Ronchas en orejas, grupa, parte posterior de las patas y zona inferior del cuerpo.
  • Reacción a ciertos alimentos (que pueden ser carnes blancas o rojas, huevos ó algún aditivo)

El tratamiento es una dieta de eliminación (se elimina el alimento que ocasiona la alergia) para ello se va testeando quitando ciertos alimentos hasta encontrar el culpable.

Si los síntomas mejoran se puede volver a introducir el alimento sospechoso para ratificar cual ocasiona el trastorno, si el perro vuelve a empeorar ya se puede asegurar que padece dermatitis por alergia alimentaria y se mantiene la dieta.

También se aconseja directamente darle un pienso hipoalergénico, que ya está pensado para este tipo de problemas.

4. Dermatitis por picadura de dípteros (moscas)

Esta dermatitis es producida por moscas, sobre todo en verano y perros que viven en el exterior, que causa lesión sobre todo en las puntas de las orejas o en los pliegues en los perros de orejas caídas, donde se observa sangrado, rascado y el perro se sacude la cabeza por el malestar ocasionado.

El diagnóstico en estos casos no es difícil, ya que se pueden ver las moscas sobre las heridas y a su alrededor.

Como medida paliativa se han de controlar las moscas y mantener el perro dentro de casa o al menos no en el exterior hasta que sanen las heridas. Aplicar repelente para insectos, mantener las orejas limpias y si el veterinario te lo aconseja dependiendo las lesiones de tu perro, se puede usar alguna pomada con antibióticos.

5. Dermatitis acral por lamido

Este tipo de dermatitis es muy particular, ya que al parecer tiene un origen psicológico por aburrimiento, aunque puede haber también factores físicos como una lesión o un dolor en la zona que hace que el perro se lama.

Con este lamido excesivo se produce una úlcera abierta que suelen aparecer en las patas y en razas de perros de pelo corto sobre todo. La piel se engrosa y endurece producto del lamido frecuente.

Para realizar un tratamiento tenemos que encontrar la causa (aburrimiento, una dermatitis atópica, sarna, infección bacteriana o micótica, un golpe o cualquier otra causa que pueda hacer que nuestro perro quiera lamerse justo en esa zona.

Si se presume que el origen psicológico tendremos que cambiar los hábitos y rutinas del perro para que se entretenga y esté interesado en lamerse.

6. Dermatitis húmeda aguda, hot-spot o mancha caliente

Es un tipo de lesión, que aparecen de repente, muy dolorosas, con mal olor y pus. Al lamerse, el perro va extendiendo la infección, que tiene un tamaño variable. Aparecen en cualquier parte del cuerpo.

El pelo muerto antes de la muda en perros de mucho pelo puede estar ligado a su aparición, pero también hay que descartar presencia de parásitos, alergias, infecciones.

Las lesiones de ésta tipología de dermatitis son muy dolorosas, por lo que es difícil que el animal se deje curarlas sin estar sedado.

Puede hacer falta medicación vía oral además de curaciones tópicas y seguramente la colocación de collar isabelino hasta que se curen las heridas

7. Dermatitis por contacto

Este tipo de dermatitis en los perros se produce por contacto con algún elemento irritante que causa una reacción. Generalmente se da en la zona de boca, hocico o barbilla, en el escroto u otras partes del cuerpo sin pelos.

La reacción pueda producirse por contacto con:

  • Agentes químicos como detergentes, disolventes, pinturas e incluso algunos jabones, donde se observará la piel muy enrojecida e irritada y pueden aparecer pequeños bultos rojos.
  • Productos como collares antiparasitarios, champús, cuero, etc. que produce una dermatitis en los perros por contacto alérgico que afecta a un área más extensa del cuerpo.
  • Algunos fármacos o comederos de plástico o goma.

El tratamiento consistirá en tratar la zona afectada, siempre consultar con el veterinario para saber cómo y con qué producto realizarlo y una vez identificado el agente causante hay que evitar que entre en contacto con nuestro perro.

8. Dermatitis en perros cachorros

Hay un tipo de dermatitis que afecta a los cachorros caninos menores al año, Se trata del impétigo y el acné. Se aprecian como leves infecciones superficiales de la piel.

El impétigo se caracteriza por la presencia de ampollas con pus en la zona del abdomen y las ingles o podemos ver costras marrones cuando las ampollas explotan.

El acné en los perros puede aparecer a partir de los 3 meses de edad. Se caracteriza por pústulas y espinillas en la barbilla y el labio inferior, en la zona genital y las ingles.

Ambas dermatitis pueden tratarse con baños con un champú específico. El impétigo suele darse en perros no muy aseados. En ocasiones, para el acné se necesitan antibióticos, aunque suele desaparecer cuando el cachorro crece.

¿La dermatitis en perros se puede tratar con terapias naturales?

Como vimos cada tipo de dermatitis es diferente y cada una requiere un tratamiento específico, sin embargo hay algunos productos naturales que nos pueden ser de ayuda.

Una correcta alimentación es esencial para paliar con la dermatitis. Un alimento equilibrado que refuerce el sistema inmune. Existen productos en el mercado especiales para dermatitis o dermatitis atópicas.

El prurito o picazón de la dermatitis en perros se pueden calmar con baños con champú natural de aloe vera y harina de avena coloidal.

En algunos casos podemos usar compresas de decocción en frío con malva o manzanilla para aplicar en las heridas, como antiinflamatorio natural. Otra planta muy adecuada es el aloe, especialmente cuando la parte afectada está seca.

Tal vez le pueda interesar leer otro artículo relacionado con la salud del perro como:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here