Desparasitación en los perros: ¿qué es?, ¿cómo se hace? y ¿cuándo hacerla?

0
5701

La desparasitación de los perros es una práctica de salud absolutamente obligatoria y necesaria: averigüemos por qué

En nuestro artículo vamos a ver cuándo se hace la desparasitación en los perros (cachorros y adultos), pero a partir de una serie de premisas. Durante los primeros días de vida, los cachorros reciben los anticuerpos gracias a la leche materna, pero con el tiempo, y en consecuencia a la interrupción de la lactancia, los cachorros deben ser vacunados.

Seguir el procedimiento médico correcto es realmente esencial, por lo que tan pronto como el cachorro tenga entre 6 y 8 semanas de vida, debes vacunarlo. Además de las vacunas clásicas que coloca cada veterinario, existe otra medida profiláctica obligatoria a realizar, la desparasitación.

Según nuestro enfoque, vamos a ver de qué se trata, cómo se hace, todo lo que debe hacerse y los costos de una práctica médica que se ha convertido en obligatoria.

Desparasitación en perros: ¿qué es?

Antes que nada tenemos que distinguir entre dos tipos de desparasitaciones, según donde se encuentre el parásito que queremos eliminar.

Un parásito es un organismo que vive en el interior o sobre la superficie de nuestro perro, y suele causarle daños o enfermedades más o menos graves, por eso es importante que desparasitemos a nuestros animales con los productos adecuados.

Parásitos en perros: síntomas

Lo que sí es seguro es que todos los perros son atacados por estos parásitos: todas las razas de perros y también los mestizos pueden verse afectados. Los síntomas más comunes que pueden causar los parásitos en los perros son:

Parásitos internos

Estos parásitos, como su nombre indica, viven en el interior del cuerpo de nuestra mascota, principalmente los encontramos en los intestinos. Se pueden dividir en 2 grupos:

  • Vermes planos, tenias o cestodos, entre los más comunes encontramos: Dipylidum caninum, Taenia hydatigena, Echinococcus granulosus

Entre estos quizás el más importante es el Echinococcus granulosus, ya que puede contagiarse al humano. Los perros o los gatos albergan el parásito adulto sin que les produzca ninguna alternación. La larva liberada de sus huevos se enquista en forma de “Quistes Hidatídicos” en diferentes localizaciones, pero sobre todo en el hígado donde pueden producir graves trastornos.

El perro se contagia ingiriendo vísceras de animales con esos quistes hidatídicos (ovejas, cabras…)

Para prevenirlo es importante no dar a nuestras mascotas vísceras crudas de otros animales, los alimentos siempre deben estar cocidos y realizar al menos 2 veces al año la desparasitación interna en nuestros animales de compañía, especialmente si conviven con niños pequeños, los cuales suelen jugar en el suelo, en la tierra, y a veces no se lavan las manos antes de meterlas en la boca.

  • Vermes redondos: Trichuris, Strongylus, Ascaris, Toxocara y Ancylostoma

Los animales con parásitos pueden mostrar o no los síntomas de ciertas enfermedades. En el caso de los cachorritos los parásitos pueden provocar graves diarreas, carencias nutritivas, nerviosismos, etc…, además son un foco de contagio para otros animales y personas.

Los huevos de estos parásitos son eliminados con las heces del animal y es por esta vía por la que pueden contagiar al ser humano, siempre hay que tener especial atención con los niños como mencionamos anteriormente.

Los áscaris son muy comunes en los perros, se diseminan en el intestino y pueden ser transmitidos por la madre en la gestación si no estaba correctamente desparasitada, pero también pueden llegar al cachorro a través de la leche materna.

Por lo tanto, es una práctica médica fundamental desparasitar a los cachorros rápidamente.

Parásitos externos

Como su nombre indica, estos parásitos viven en el exterior del cuerpo del perro. Aquellos que más nos preocupan son: las pulgas, las garrapatas y los mosquitos. Veamos por qué.

  • Las pulgas además de ser molestas para el animal, también pueden “picar” a las personas. Además, en animales alérgicos, las picaduras de las pulgas pueden provocar graves problemas de dermatitis. Podemos encontrar pulgas en cualquier época del año.
  • Las garrapatas, además de producir molestias en el animal como dermatitis, prurito, etc…, también pueden transmitirles y transmitirnos graves enfermedades como la Erliquiosis, la Ricketsiosis, la Borreliosis, la Babesiosis, etc…

No es necesario que el animal tenga un gran número de garrapatas encima para contraer una enfermedad. Las garrapatas las vemos sobre todo entre primavera y otoño pero hay zonas donde pueden aparecer todo el año.

Es conveniente, al menos a partir de la primavera o cuando comienza a hacer calor, proteger a nuestros animales de estos parásitos colocándoles collares, pipetas o sprays para tal uso y renovarlos durante la época de riesgo.

  • Las picaduras de los mosquitos nos interesan desde el punto de vista de que existe un tipo de mosquito que puede transmitir a nuestros animales la temida Leishmaniasis y la Filariosis. Podemos evitar su picadura con estos consejos:
  1. Evitar pasear a los animales al amanecer y anochecer desde la primavera hasta el otoño;
  2. Colocar telas mosquiteras en ventanas y puertas;
  3. Colocar en los enchufes aparatos “anti mosquitos”;
  4. Utilizar en el ambiente aceites esenciales repelentes de mosquitos como la citronella, geranio, lavanda, etc.;
  5. Colocarle al animal pipetas o collares antiparasitarios.

Desparasitación en cachorros: cuándo se debe hacer

  • Desparasitación interna: una primera desparasitación debe realizarse dentro de los 20 días posteriores al nacimiento del cachorro.

Es importante remarcar que la madre también necesita ser desparasitada, porque de lo contrario podría infectar al cachorro durante la lactancia. Luego, es necesario realizar otra desparasitación, transcurridos 25 días desde la primera: de esta manera se resolverá definitivamente el problema de los parásitos intestinales.

Si queremos estar seguros, es aún mejor que un veterinario analice las heces del cachorro una vez que hayan pasado dos meses desde la segunda desparasitación. Según el resultado, se verá si será necesario suministrar un producto más adecuado.

Siempre será el veterinario a establecer con certeza si el cachorro deberá seguir con un tratamiento de desparasitación o no.

  • Desparasitación externa: dependerá de dónde vive nuestro cachorro (en el exterior o interior de la casa), si vive con otros animales o no.

En las épocas de calor es imprescindible desparasitarlo. El veterinario será quien te aconseje cuál es el producto más conveniente. En todo caso, no es recomendable aplicarlo antes de que el perro cumpla 8 semanas de vida.

Desparasitación en perros: con qué frecuencia hacerla

Para tener a nuestro animal en perfectas condiciones de salud y/o higiénicas es recomendable desparasitarlo internamente al menos 2 veces al año, debido al ciclo de vida de estos parásitos, y externamente con la periodicidad que marque el producto utilizado, que suele ser cada mes (en los meses de calor) o cada 3 meses.

La desparasitación externa también se debe hacer como prevención, aunque no veamos las pulgas, las garrapatas o los mosquitos. Se pueden hacer con varios productos, puedes hablar con tu veterinario si tienes dudas de cual sería la mejor opción para tu mascota.

desparasitación en perros

Desparasitación externa: antiparasitarios

Te comentamos algunas de las opciones que existen en el mercado como antiparasitarios:

Pipetas para perros

Son antiparasitarios en forma de ampolla, que contienen el antiparasitario en su interior. Son fáciles de aplicar (se vierte el contenido de la pipeta en la cruz del animal, apartando el pelo para asegurarnos de que se va a repartir por la piel) y su duración varía entre 1 a 3 meses según el producto.

Estas pipetas se comercializan según el peso del animal.

Como precauciones especiales en estos productos, tenemos que tener en cuenta que no podemos bañar al animal ni 48 horas antes ni 48 horas después de la aplicación de la pipeta.

Pastillas para perros

Son antiparasitarios que se dan vía oral. Su efecto es bastante inmediato y dura entre un mes y tres meses dependiendo del principio activo. Se comercializan según el rango de peso y la especie.

Las pastillas son una forma interesante de desparasitar a nuestro perro externamente, sobre todo en casos de dermatitis por alergia a la picadura de pulga (DAPP), animales con alteraciones en la piel, o en el caso de animales que se mojan o bañan mucho.

Existen pastillas que además de actuar externamente también actúan contra los parásitos internos, así que pueden ser una opción muy práctica.

Collares antiparasitarios para perros

Son antiparasitarios que se ponen alrededor del cuello a modo de collar, son de un material poroso que va liberando el principio activo paulatinamente durante un largo periodo de tiempo (de 6 a 8 meses según el collar).

Su espectro de acción es efectivo contra pulgas, garrapatas, y en algunos casos, también contra flebótomos (mosquito de la leishmaniosis).

Además de cualquier producto que apliquemos a nuestro animal, es importante realizar una desinfección del entorno donde vive el animal, si sospechamos o estamos seguros de la presencia de parásitos.

Aconsejamos aspirar  la casa, incidiendo en las alfombras, en los rincones, en los sofás, etc… y luego utilizar un antiparasitario ambiental de venta en algunos comercios, en tiendas de animales o en las clínicas veterinarias.

Si tienes más dudas, puedes consultar a un profesional cerca de tu casa, que te brindará una buena atención y responderá a todas tus preguntas.

Tal vez después de haber leído el artículo sobre la desparasitación en perros pueda interesarte leer otro artículo relacionado con la salud del perro como:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here