Dogo de Burdeos: carácter, salud, cría y precio

0
9388

El Dogo de Burdeos es un perro con nobles orígenes franceses, un musculoso y fuerte moloso, famoso incluso en la pequeña y gran pantalla

El Dogo de Burdeos es uno de los símbolos “caninos” de Francia, y según algunos estudios, deriva del Gran danés (no los Gran daneses “modernos”, sino los perros que acompañaron a la población indoeuropea en el viejo continente).

Estos antiguos molosos, en la región de Aquitania, en Francia, dieron vida a especímenes como al Dogo de Burdeos, conocido también con el nombre de “Dogo de Burgos”. Principalmente fueron utilizados como perros guardianes, sobre todo en los palacios europeos, pero también para otros propósitos, gracias a todas las características que tiene nuestro amigo.

Los carniceros de las regiones de Burdeos, de hecho, amarraban los carros a estos perros, los cuales eran responsables de transportar los cuartos de carne desde el matadero hasta la tienda. El Dogo de Burdeos también fue utilizado come un “Gladiador” (perro de pelea) durante las corridas de toros.

Debido a su apariencia peculiar y fascinante, el Dogo de Burgos a menudo ha sido protagonista en la televisión o en el cine: por ejemplo, fue el co-protagonista de “Socios y sabuesos” (Turner & Hooch) con Tom Hanks y también en la serie de televisión estadounidense “Tequila y Bonetti”.

El Dogo de Burdeos es un perro de gran fortaleza

Imposible no ser conquistado por las “arrugas” del Dogo de Burdeos, moloso que en los últimos años se ha vuelto muy popular en Europa. Este es un perro de gran fortaleza, muy musculoso, que en su pasado hizo un poco de todo, desde tirar de los carros hasta cazar jabalíes o vigilar al ganado: tal vez su rol histórico fue el de ser un defensor infatigable de los Castillos de la nobleza europea.

El Dogo de Burgos no es un perro muy alto, pero es macizo y bien equilibrado, con un peso mínimo de al menos 45 kilos para las hembras y 50 kilos para los machos. Su característica más llamativa es la cabeza, que según algunos es la más grande de todo el mundo canino con relación al resto del cuerpo. Las variedades de esta hermosa raza de perros se distinguen por el color de la máscara, que puede ser negra o roja.

Dogo de Burdeos: carácter

El Dogo de Burdeos es un perro capaz de intimidar, dado su tamaño y su peso, a cualquier oponente, posee excelentes cualidades como perro guardián, en el pasado desafortunadamente se utilizaba también como perro de pelea.

Hoy, sin embargo, el carácter del Dogo de Burgos se ha vuelto menos agresivo y esta especie es dócil y equilibrada, muy apegada al dueño y muy paciente con los niños. Como siempre, para estar seguros de su carácter, lo mejor es adiestrarlo desde cachorro, para que sea el guardián perfecto.

De hecho, el Dogo de Burdeos es un perro con un fuerte sentido de territorialidad. Tranquilo, un poco sedentario, perezoso y amigable con todos los miembros de la familia, pero cuidado, el Dogo de Burgos puede ser muy feroz y audaz contra los extraños.

Sin embargo, para asegurar la existencia de una relación correcta entre el perro y el dueño, es bueno afirmar el liderazgo con la suficiente antelación, siempre con dulzura y sin recurrir nunca a modales violentos.

Dogo de Burdeos: utilización

El Dogo de Burdeos es un perro de cierto tamaño, y como tal, debe hacer el debido ejercicio y también paseos diarios, beneficiosos no solo desde el punto de vista físico sino también psicológico. En su territorio debe dejarse libre, lo más adecuado sería un área cercada.

El Dogo de Burdeos es uno de los mejores perros guardianes, es posible adiestrarlo para que no desconfíe demasiado de los extraños. Con su físico y su naturaleza es perfecto para proteger la casa de su dueño y familia: tener uno significa sentirse muy seguro y tranquilo en su presencia, pero es bueno tener cuidado de que el perro no desconfíe excesivamente de los demás perros o extraños.

Sin embargo, el Dogo de Burdeos es también un excelente perro “de interior” e incluso si no tiene un espacio gigantesco a su disposición, sabe adaptarse sin ningún problema. Básicamente, lo importante para uno de estos molosos es permanecer el mayor tiempo posible con su dueño, aunque en un espacio limitado, y no de tener hectáreas de tierra a disposición pero estar solo.

Dogo de Burdeos: salud y enfermedades

Como todos los perros de tallas gigantes, el Dogo de Burdeos no tiene una esperanza de vida comparable a la de un perro de talla mediano-pequeño. Aunque estos perros puedan alcanzar incluso 10-12 años, su vida promedio es de alrededor 8-9 años. Entre los problemas más comunes que pueden sufrir, por ser braquiocefálicos, son, problemas respiratorios y golpes de calor.

La conformación de la cabeza del Dogo de Burdeos también puede ser un factor condicionante para el ectropión: un pliegue externo del párpado inferior que puede conducir a conjuntivitis e infecciones bacterianas. La displasia de cadera también es un problema bastante conocido para esta raza, dada su forma y estructura física.

Dogo de Burdeos: alimentación

En lo que respecta a la comida, ciertamente no es un perro exigente, y especialmente durante los primeros años de vida es bueno darle mucha carne para ayudarlo a crecer y asegurarse de que su esqueleto no se desarrolle con deficiencias.

Una vez adulto, el Dogo de Burdeos debe comer alrededor de 650 gramos de carne y 350 de arroz hervido, o cualquier otra dieta equilibrada sugerida por el veterinario de acuerdo con las necesidades específicas del animal. Debes tener cuidado porque el perro, especialmente si no hace el movimiento necesario, podría engordar y esto le causaría serios problemas de salud.

dogo de burdeos

Dogo de Burdeos: relación con el dueño

El dueño ideal del Dogo de Burdeos tiene que saber cómo ser una guía para su peludo amigo, porque este perro tiende a tener un carácter fuerte: por lo tanto, debe ser determinado, seguro de sí mismo, coherente y con un gran equilibrio emocional.

Como todos los molosos, el Dogo de Burdeos no es un perro propiamente “fácil” y no debe ser el primer perro de un principiante, pero si está bien adiestrado puede dar grandes satisfacciones.

Las preocupaciones principales con un perro de este tipo son su gran fuerza física potencial, que si no se aborda bien puede dar lugar a problemas, pero sigue siendo un perro con una naturaleza bastante tranquila.

El Dogo de Burdeos debe tener como dueño a uno que sabe cómo sujetar sin dificultad a un animal de más de 50 kilogramos y mucho músculo, y sobre todo debe tener el deseo de pasar mucho tiempo con él, porque para esta raza de perros es esencial la relación con su propio dueño. Que a cambio quedará sumergido en el amor y la dedicación.

Dogo de Burdeos: relación con los niños

La relación del Dogo de Burdeos con los niños es excelente para un perro de su tamaño, y casi siempre se comporta con ellos como un guardián y protector.

Pero debemos tener cuidado porque al ser un perro grande, con una fuerza que no siempre es consciente de poseer, no es recomendable mantenerlo cerca de los niños muy pequeños.

Si ha sido adiestrado con cuidado, el Dogo de Burdeos no debería tener actitudes hostiles hacia los niños que no conoce, pero en este caso sería conveniente mantenerlo a la correa en presencia de demasiadas personas, para no alterarlo.

dogo de burdeos cachorros

Dogo De Burdeos: relación con otros perros

Con los otros perros el Dogo de Burdeos muestra diferentes comportamientos según el perfil de su personalidad, pero si está bien adiestrado, no mostrará agresión, a menos que la sufra a su vez.

No es difícil la convivencia con otros perros en la misma casa, pero como es tradicionalmente un animal territorial y que tiene su carácter, es bueno seguir algunos trucos, como presentando al nuevo “miembro de la familia” cuando aún es un cachorro.

En el caso de que haya dos machos con carácter fuerte, es esencial que el dueño esté siempre muy presente para aplacar cualquier tensión. En particular, si el Dogo de Burdeos o el otro perro han tenido experiencias negativas en su pasado, podría ser completamente imposible, por desgracia, una convivencia pacífica.

Dogo De Burdeos: precio y establecimientos de cría

El Dogo de Burdeos es un perro muy popular, en España y Estados Unidos existen criadores especializados y registrados, pero también puedes encontrar tu cachorro en Argentina, México, Venezuela, Uruguay, Chile y Colombia.

En cuanto al precio de un Dogo de Burdeos cachorro podemos decir, que contactando un criador certificado, que brinde todos los documentos del cachorro, podría costar entre 700 y 1000 euros, unos 800-1100 dólares. Es fundamental que compres a un criador de confianza para que puedas tener la seguridad de que tu cachorro ha sido:

  • Criado para que tenga buena salud y temperamento;
  • Bien seleccionado (sus padres fueron elegidos sin enfermedades genéticas);
  • Debidamente socializado, para que no sea demasiado miedoso ni demasiado agresivo;
  • Vacunado y bien cuidado.

Ahora que hemos aclarado los aspectos más importantes, puedes ir en busca de tu nuevo amigo de 4 patas, que seguramente te está esperando.

El Dogo de Burdeos es parte de los perros molosos, por lo que también podrían interesarte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here