¿Tu perro bebe mucha agua? Estas son las razones

0
20

¿Qué significa si el perro bebe mucho?

Es normal que el perro beba mucho, especialmente en climas cálidos. Sin embargo, si pasas constantemente llenando el recipiente con agua, o si tu perro comienza a beber agua del inodoro de forma repentina, o si notas que tu mascota está orinando más de lo normal, podría ser un signo de una posible enfermedad o afección.

Es recomendable tener primero una idea de cuánto bebe normalmente el perro. Si notas un cambio significativo, las causas pueden ser varias. Vamos a ver cuáles son:

Razones por las que el perro bebe mucho

Beber más agua de la necesaria, se conoce como polidipsia, y es uno de los problemas más comunes que se encuentran en la medicina veterinaria. La polidipsia tiene una amplia gama de causas subyacentes.

Los perros pueden beber mucha agua en la época de verano, debido a las temperaturas muy altas. Los perros beberán más si sus cuerpos pierden agua por diarrea acuosa, salivación excesiva o pérdida de sangre. Beber agua representa la necesidad natural del cuerpo de rehidratarse y restaurar el volumen normal de sangre.

Razones más serias

Otras razones por las que el perro puede beber mucho:

  • Insuficiencia renal
  • Diabetes mellitus
  • Diabetes insípida
  • Enfermedad de Cushing (producción excesiva de cortisol)
  • Enfermedad de Addison (deficiencia de cortisol)
  • Problemas del higado
  • infecciones
  • Electrólitos anormales (alto contenido de calcio, bajo contenido de potasio)
  • El consumo de algunos medicamentos (corticosteroides, diuréticos, etc.)

¿Es normal que el perro beba mucho?

Si bien la ingesta excesiva de agua puede indicar un problema, para algunos perros este comportamiento es normal. De hecho, es más probable que algunos perros beban mucho, especialmente, los perros grandes y juguetones.

El aspecto más importante para conocer si existe un problema o no, es identificar si tu perro tiene un cambio en el consumo promedio de agua.
Por lo tanto, es importante vigilar la cantidad de agua que bebe tu perro. Si notas un cambio repentino, tanto negativo como positivo, debes llamar al veterinario.

¿Que debes hacer si el perro toma mucha agua?

Si observamos detenidamente al perro y sospechamos que está bebiendo más de lo normal, vacía el recipiente tan pronto como despiertes por la mañana y llénalo nuevamente midiendo la cantidad de agua. Al final del día, calculamos la cantidad de agua que bebió en relación con su peso, y descubriremos si efectivamente el perro está tomando mucha agua.

En caso de que fuera así, la solución obviamente es NO quitar el recipiente del agua. De esta manera solo empeoraremos la situación. Si, de hecho, el perro toma demasiada agua para contrarrestar la deshidratación que le causa un dolor, una infección u otro síntoma, al quitar el recipiente, corremos el riesgo de agravar más la situación incluso en poco tiempo.

Siempre debes mantener disponible un recipiente con agua fresca todos los días. No nos detendremos en lo que este comportamiento podría ocultar, ya que no es un síntoma específico de una sola enfermedad. Además de los mencionados anteriormente, también es uno de los muchos síntomas de la torsión gástrica. Sólo un veterinario puede proveer un diagnóstico.

Si tienes la duda o la certeza de que el perro bebe mucho, es absolutamente necesario que lo lleves al veterinario para que le realicen las pruebas específicas que verifiquen la funcionalidad correcta de sus órganos.

Tal vez te pueda interesar leer otro artículo relacionado con el comportamiento del perro como: