Embarazo en la perra: ¿cuánto tiempo dura? gestación, síntomas y parto

0
72

Embarazo en perras: cuando mi mascota se convierte en madre.

Cuando nuestro amigo peludo es una hembra, si lo deseamos, podría darnos la gran alegría con una camada de cachorros. Veamos en que consiste el embarazo en la perra. Si queremos fomentar el apareamiento, la época de celo más fértil, es el estro.

Durante este periodo, la perra acepta al perro macho, y la probabilidad de que quede embarazada es muy alta.

Identifcar el primer celo de la perra, no es tan fácil (hay algunos casos en los que no es evidente), y ocurre una vez que la perra alcanza la madurez sexual, por lo tanto, el celo se puede dar entre los 7 y 10 meses.

Pero es un dato sujeto a gran variabilidad por que depende de la raza canina y la hembra. Puede ocurrir desde el cuarto mes (en perras pequeñas) y hasta el vigésimo. Por lo general, hay dos periodos de celo al año, pero también puede ser solo uno.

Embarazo de la perra: ¿cuánto tiempo dura?

Pero ¿cuánto tiempo dura el embarazo en la perra? Alrededor de 60 días (desde un mínimo de 57 días hasta un máximo de 65 días). No existen pruebas de embarazo para perras, como en el caso del ser humano. Solo después de 21/25 días, la gestación se puede verificar a través de una visita al veterinario.

Mediante la palpación abdominal, el veterinario puede identificar el saco amniótico y, para mayor seguridad, generalmente realiza una ecografía abdominal. No será posible saber el número de cachorros del embarazo hasta el día 45 de la gestación.

En esta fase del embarazo, de hecho, los huesos de los fetos se calcifican y será posible contar las columnas vertebrales y las cabezas por medio de una radiografía.

Durante el embarazo, la perra debe someterse a exámenes ecográficos periódicos, con el objetivo de verificar la presencia de los latidos del corazón de los cachorros antes de nacer y el ritmo de crecimiento.

Estas pruebas son necesarias para reducir los nacimientos en riesgo y las muertes prematuras de cachorros en el útero. Además, después del cuadragésimo quinto día de gestación, la dieta de la perra embarazada debe modificarse mediante el suministro de suplementos apropiados, que sean útiles y necesarios para garantizar los requisitos nutricionales adecuados durante la fase de parto y durante el periodo de lactancia.

Embarazo en la perra: síntomas antes del parto

Para ayudar lo más posible a nuestra perra en su periodo de embarazo, debemos proporcionarle una caseta de perro cómoda y confortable donde pueda dar a luz a sus cachorros.

A veces, sin embargo, el animal prefiere lugares distintos de la casa que elige como caseta. Recordemos, que no debemos forzarla, y dejemos que se sienta lo más cómoda posible.

El parto comienza con síntomas inespecíficos como pérdida de apetito e inquietud. Uno de los comportamientos recurrentes de la futura madre, podría ser resguardar la caseta y rasgar trozos de tela para que el lugar sea más cómodo cuando nazcan sus cachorros.

El único síntoma del embarazo en la perra que es determinante, es la repentina caída de la temperatura corporal, que desciende hasta menos de un grado, a 37.5 / 37 ° C. Desde este momento, hay entre 12 y 24 horas para el parto.

Durante este tiempo, pueden ocurrir las primeras contracciones y la futura madre puede mostrarse agitada. El parto de nuestra mascota es un momento muy emotivo para toda la familia, pero la perra embarazada sabe lo que debe hacer por instinto natural.

Nuestra presencia solo sirve para comprobar que todo está ocurriendo sin presentarse complicaciones. De lo contrario se tiene que llamar al veterinario.

Embarazo en la perra: el parto

El parto del perro se divide en 3 fases:

Fase prodrómica

Es la fase preparatoria. Comienza con la expulsión del tapón mucoso y dura entre 6 y 12 horas. La frecuencia respiratoria de la futura madre aumenta, estará nerviosa y sujeta a temblores.

Fase expulsiva

Se inicia con la rotura de las aguas; a partir de este momento suelen pasar 30/60 minutos desde la expulsión del primer cachorro.

¿Cuántos cachorros puede dar a luz una perra en su primer parto? En promedio, las perras dan a luz a 5/6 cachorros, a una distancia de tiempo variable entre 20/60 minutos uno del otro. Por lo tanto, el parto puede durar de 3 a 6 horas, pero aveces puede durar mucho más tiempo, dependiendo de la cantidad de cachorros y la forma como la perra realice el parto.

A veces, de hecho, la perra también descansa durante mucho tiempo entre el nacimiento de un cachorro y otro, siempre cuidando y protegiendo al perrito recién nacido.

La perra puede realizar el parto acostada o agachada, y antes de expulsar un cachorro, por lo general da un par de vueltas sobre sí misma. Los cachorros pueden nacer de cabeza (parto normal), o de cola (parto podálico). Sin embargo, es importante que ambas patas delanteras o traseras salgan juntas con la cabeza o la cola.

Si esto no sucede, con guantes estériles, podemos ayudar a la perra en su parto, girando al cachorro hacia la derecha y hacia la izquierda, muy suavemente, sin jalar (como hacen las parteras en los partos de los seres humanos).

El cachorro suele nacer en el saco amniótico y con la placenta. La madre misma lo liberará, comiendo la placenta. Una vez finalizado este proceso, limpiará al recién nacido lamiéndolo. Esto mejorará la respiración y calmará al cachorro. Si el cachorro gira la cabeza, es una señal de que quiere estar sujeto al pecho de su madre.

Debemos prestar atención a esta fase, porque si la madre está por dar a luz a otro cachorro, podría aplastar al cachorro ya nacido.

Si la madre no ha limpiado adecuadamente al perrito recién nacido, solo debes usar un paño muy suave y limpio para eliminar los residuos de la placenta y del cordón umbilical.

El puerperio es la última fase del parto

La perra expulsa las placentas restantes y se las comerá, luego se calmará junto a sus cachorros. Es posible que no quiera comer, esto se debe al hecho de que las placentas son hipeproteicas.

Debemos asegurarnos que beba mucho. Podría tener pérdidas en las semanas siguientes, pero son fisiológicas. Sin embargo, es una buena idea ponerse en contacto con el veterinario dentro de las 24 horas que la perra haya dado a luz, también se debe vigilar a los cachorros recién nacidos y hacer visitar la madre, para evitar el riesgo de retenciones fetales o placentarias.

Embarazo en la perra: riesgos

Como hemos observado, el parto se puede gestionar de forma segura en casa. Pero debemos tener cuidado con algunas señales de advertencia antes y durante el parto, Es necesario llamar al veterinario con urgencia si se presentan los siguientes casos:

  • Sobre el parto, la perra ha superado la fecha límite, pero no muestra signos de dar a luz
  • Alta temperatura corporal, porque podríamos estar en presencia de una infección de nuestra mascota embarazada.
  • Las fugas verdosas son a menudo un signo de desprendimiento de placenta.
  • Si pasa demasiado tiempo entre la rotura de las aguas y la primera expulsión. Tiempo indicado sobre la hora.
  • Si pasa demasiado tiempo entre una expulsión y otra. Tiempo aproximado de más de 4 horas.
  • Si los fetos no salen correctamente en el parto.
  • Las dificultades respiratorias de la madre al final del parto pueden ser un indicio de hipoglucemia o infección.

La llegada de cachorros muy pequeños y tiernos es un momento de gran alegría para toda la familia, pero debemos preparar y cuidar a la futura madre con amor, en un momento que es muy agotador para ella.

Tal vez le pueda interesar leer otro artículo relacionado con el comportamiento y la reproducción de los perros como:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here