Galgo italiano: carácter, orígenes, aspecto físico y precio

0
316

El galgo italiano, es un lebrel en miniatura en todos los aspectos, un pequeño atleta refinado y elegante como pocos perros que se conocen, créemelo.

Considerado casi unánimemente como un modelo de gracia y distinción. El galgo italiano, obviamente de origen italiano, conocido también como lebrel italiano o pequeño galgo italiano, ha sido reconocido por la FCI, combina la gracia y el poder muscular en un cuerpo armónico y claramente pequeño: 5 kg.

Además de aparecer en muchas obras de arte, a lo largo de los años ha acompañado a numerosas figuras históricas importantes, ilustres damas y hombres de letras como Federico el Grande y Catalina II de Rusia. ¿Qué les habría impresionado tanto sobre este pequeño galgo italiano? Vamos a descubrirlo.

Galgo italiano: orígenes

El pequeño galgo italiano tiene orígenes muy antiguos, los fósiles que datan de hace unos 5000 años se encuentran en Egipto y se consideran pertenecientes a perros muy similares a los actuales de esta raza. Desde Egipto llegaron a Italia, una tierra que se considera su verdadera patria.

Fue alrededor del siglo V aC cuando esta raza cruzó a Laconia, en Grecia, donde permaneció representada en jarrones y cerámica, y llegó a la península convirtiéndose de inmediato en un protagonista.

De hecho, hay una serie de representaciones de galgos italianos que, siglo tras siglo, encontramos al hojear libros de historia del arte, un signo evidente que este perro siempre ha sido admirado. Su historia se entrelazó con la de conocidos italianos, a partir de los precursores etruscos y romanos, quienes lo retrataron en impresionantes grabados y esculturas, y le dedicaron testimonios escritos.

Lo encontramos en la Edad Media, pintado incluso por Giotto, luego en el Renacimiento, con Miguel Ángel, y después retratado de pincel en pincel hasta Giambattista Tiepolo. Hoy en día es más fácil verlo en fotos que son publicadas en redes sociales. El pequeño galgo italiano siempre luce bien y en plena forma.

Galgo italiano: utilización

Siempre ha sido criado como un perro de caza, su especialidad era la caza de faisanes y liebres, pero desde el siglo XIX su labor ha sido cambiada a un rol más social. En la actualidad, es un perro de compañía bien apreciado, pero antes de la Segunda Guerra Mundial tuvo un momento de crisis muy fuerte. Una especie de crisis de identidad: la raza del pequeño galgo italiano había perdido su instinto de caza y solo contaba con especímenes de tamaño pequeño que eran frágiles y muy delicados.

Era un desastre, hasta que llegó el turno de la salvación de esta raza canina en Italia. El proyecto fue puesto en marcha, por una mujer valiente y buena, la marquesa María Luisa Incontri Lotteringhi della Stufa, dueña de un criadero histórico. Ella salvó y rescató el pequeño galgo italiano que hoy en día es un perro muy apreciado, y está en constante crecimiento.

Galgo italiano: aspecto físico

Mide menos de 40 cm a la cruz, y tiene alrededor de 5 kg de peso: el pequeño galgo italiano es un perro indiscutiblemente pequeño, un emblema de elegancia y dinamismo. Muchos lo consideran un perro aerodinámico y no están equivocados. Tal vez en la base de su andar particular, existe esta característica específica suya.

La estructura no es tan frágil como parece, el tronco es cuadrado, se mueve con gracia y distinción, destaca e impresiona cuando logra combinar velocidad y temple: en distancias cortas puede alcanzar una velocidad de 60 km/h. Entre los perros, el galgo italiano puede ser elegido como el atleta gentil y refinado, noble y atractivo.

Aunque no sea débil, tiene una estructura ósea delgada y seca, una constitución ligera y una musculatura alargada. Para dar la idea, una silueta sinuosa, larga y delgada, tiene el pecho estrecho, con una cola larga y delgada. El hocico es puntiagudo, tiene ojos grandes, oscuros y redondeados, orejas con forma de “techo” y una trufa casi siempre negra, o de color oscuro.

Al Galgo italiano lo podemos encontrar en las siguientes variedades de colores:

El pelaje del galgo italiano tiene la misma longitud en todo el cuerpo, es suave y satinado, y siempre sedoso y atractivo. Esta raza no tiene capa base de pelo, los colores permitidos por el estándar para su pelaje son:

  • Negro
  • Gris
  • Isabelino (amarillento / beige pálido) en todos
    los tonos posibles.
  • El blanco se tolera sólo en el pecho y los pies.

El pequeño galgo Italiano de cualquier matiz es siempre alegre, cariñoso y dócil. No nos dejemos engañar por los efectos ópticos o las impresiones, no es en absoluto un perro débil, no presenta ningún problema físico y no debe mantenerse «en una vitrina». Es capaz de realizar grandes pruebas físicas y psicológicas: incluso el carácter del pequeño galgo italiano es excepcional.

Galgo italiano: carácter

Animado, inteligente, cariñoso. Obediente, fiel, dócil. El pequeño galgo Italiano es, sin duda, un gran perro, un excelente compañero de vida, incluso para familias con niños. Aparentemente, no es un animal particularmente expansivo, puede dar una impresión de frialdad o parecer indiferente incluso si somos sus dueños.

En una fase inicial que pasa pronto, comienza a mostrarse digno y reflexivo, por sí mismo, pero luego se abre y nos garantiza una vida de máxima fidelidad y cariño las 24 horas del día.

El pequeño galgo italiano tiene la costumbre de vincularse a una sola persona en particular, con extraños es muy tímido, así como con otros animales, con su familia es súper-disponible y amable. Una de sus características principales es que lleva la cola debajo de las patas: no es en absoluto un signo de sumisión o miedo. De hecho se mueve con estilo refinado y armonioso, ágil y sereno.

Galgo italiano: cria

El pequeño galgo italiano es un perro bastante tranquilo para reproducirse, no tiene problemas hereditarios o físicos importantes, tiene un carácter determinado y es atlético. Esto no significa bajar la guardia cuando se compra un galgo italiano cachorro: siempre debemos verificar que los perros estén sanos, bien cuidados y bien educados. Y con pedigrí y documentos correctos.

Galgo italiano: precio

Un galgo italiano cachorro puede costar de 1,000 a 1,600 euros, unos 1100-1700 dólares, en un criadero adecuadamente administrado. Ciertamente hay precios más bajos, incluso los especímenes que los particulares tienen en venta, también cuentan con un precio promedio más bajo.

Este perro es bien considerado y apreciado. Hablamos de un modelo de elegancia y dinamismo, un título que tiene su precio. Los criadores hacen un excelente trabajo con el cruzamiento asegurándose de seleccionar especímenes de gran fortaleza y resistencia.

Además del galgo italiano, hay otros tipos de galgos reconocidos por la FCI:

Lebreles de pelaje largo o ondulado:

Lebreles de pelo duro:

Lebreles de pelo corto:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here