Las razas más glotonas y consejos para que no pidan comida constantemente

0
136

Muchos perros son conocidos por solicitar comida todo el tiempo, este comportamiento es molesto, y si no es corregido debidamente puede tener consecuencias como obesidad y sobrepeso.

Todos conocemos la cara de nuestro perro cuando se acerca suplicante a la mesa con ojos brillosos a pedir un poco de nuestra comida, incluso lo hacen cuando recientemente les dimos de comer. Es normal caer en el engaño del encanto de esas caritas dulces y tiernas, pero esto es un grave error que cometemos como dueños. Permitir este tipo de comportamiento no traerá consecuencias positivas en el futuro, y a la larga nos generará molestias en cada instante que estamos por cenar, almorzar o por comer un snack.

No puedes culpar a tu mascota por este hábito, en primer lugar porque el instinto de supervivencia los incita a alimentarse; y además porque directamente somos los responsables de no proporcionarles la educación correspondiente para que esto no suceda.

Nuestros amigos peludos conocen todos los trucos para hacernos caer en la trampa: el llanto, las miradas, el suave toque con la patita para llamar nuestra atención; y así es como terminamos por darle una pequeña porción, esto es el principio de una historia sin fin.

Consejos útiles para evitar pedidos de comida

Es cierto, hay perros que estarían todo el día comiendo si pudiesen. Solo basta el sonido de un paquete abriéndose, un aroma de algo cocinándose, y mágicamente aparecen expectantes a tu lado, no dudan ni un segundo en acercarse. Como sabemos, comer en forma excesiva solo llevará a nuestra mascota a tener problemas de salud, como sobrepeso u obesidad.

Ahora te contaremos algunas formas en las que puedes evitar que tu amigo peludo te solicite comida cuando no se debe:

  1. El perro no debe estar en la mesa. Si tu mascota se acerca a la mesa y apoya su hocico o sus patas, deberás empujarlo suavemente con tu brazo sin prestarle demasiada atención, poco a poco comprenderá que no debe estar en ese lugar. Si tu perro se apoya en la mesa tendrás que quitarlo de allí.
  2. Usa voz firme para establecer la norma. Para que tu mensaje sea efectivo bastará con un simple “no” conciso y directo, intenta no utilizar su nombre para retarlo, esto puede confundirlo y pensará que en realidad lo estás llamando.
  3. Saca al perro del comedor. Durante el horario de tus comidas, lleva a tu perro al patio o sácalo del comedor, algunos dueños optan por poner barreras pequeñas en las puertas como las que se usan para los bebés.
  4. Aliméntalo previamente o durante tus comidas. Muchos dueños usan esta estrategia para que el perro se alimente y se sienta lleno durante los horarios del almuerzo o de la cena. Para ello es importante que aprendas a administrar correctamente las raciones que le das a tu mascota durante el día.
  5. Muéstrale su plato. Si tu perro se pone insistente durante el horario de tus comidas, enséñale su plato hasta que comprenda que esa es la comida que le pertenece.
  6. Mantener a tu mascota ocupada. Puedes acercarle su juguete favorito y distraerlo con eso, para que se ocupe con otra actividad mientras comes, de esta forma perderá interés en la actividad que estás realizando.
  7. Enséñales a tus invitados las reglas del hogar. Debes explicar a tus invitados cuáles son las reglas de tu hogar, y que se encuentra totalmente prohibido darle comida al perro.
  8. Educar a tu perro desde cachorro. Recomendamos que adiestres a tu perro desde cachorro para evitar estos comportamientos en la adultez. Recuerda que es más sencillo enseñarle desde pequeño las órdenes, que cuando es un perro adulto.
  9. Respeta sus horarios de comida. Los perros son animales de costumbres y son rutinarios, si respetas sus horarios evitarás que solicite alimento en los momentos que no corresponde.
  10. Paciencia y perseverancia son claves. Educar una mascota requiere de disciplina, paciencia y perseverancia, se firme cuando le des comandos y premiarlo cuando haga las cosas bien. A veces el proceso puede resultar largo y tedioso, pero valdrá la pena.

Las razas de perros más glotonas

Es una realidad que hay razas de perros que tienen tendencia a sufrir de sobrepeso u obesidad, esto depende del metabolismo, de la cantidad de ejercicio que realicen y del lugar donde viven. Algunas de ellas son:

Razas de perros gigantes que comen mucho debido a su tamaño

Los perros de razas gigantes ingieren mayor cantidad de alimentos, por su tamaño y estructura física; estos requieren grandes cantidades de nutrientes, proteínas, minerales y vitaminas para estar saludables. Algunas de estas razas pueden ser:

Si te has enamorado de uno de los perros más glotones del mundo, puedes ir en busca de tu nuevo amigo de 4 patas, que seguramente te está esperando.