Lebrel húngaro (Magyar agár): Características, salud, cría y precio

0
149

Puede parecer simplemente otro galgo. Pero, aunque está relacionado con el galgo inglés y el galgo español, el Lebrel húngaro, es una raza propia con una historia realmente interesante.

Echemos un vistazo más de cerca a las características y curiosidades relacionadas al galgo húngaro, conocido también como Magyar agár.

Lebrel húngaro: orígenes

Los perros galgos o lebreles aparecieron por primera vez en el antiguo Egipto y, desde entonces, estas razas prácticamente se han mantenido iguales. En particular, se sabe que el lebrel húngaro llegó a Europa Oriental alrededor del siglo XX, ya con las mismas características físicas y el comportamiento que conocemos hoy en día.

Los magiares, que realmente eran grandes cazadores, lo llevaron con ellos y lo introdujeron en el territorio cuando conquistaron Pannonia (una antigua región entre los ríos Danubio y Sava). Se dice que cuando salieron del centro de Asia, llevaron este precioso animal con ellos.

Los siglos pasaron y el galgo húngaro se volvió típico de las zonas de Europa central y oriental, sin mostrar grandes cambios. Se siguió utilizando como perro de caza, en particular, era muy adecuado para la caza de conejos y zorros. En la era moderna, estos especímenes, famosos por su gran velocidad, se convirtieron en los protagonistas de las carreras de canódromos en todo el mundo.

En el siglo XIX, se cruzó con el galgo inglés y, por lo tanto, obtuvo mayor velocidad, aunque su aspecto seguía siendo el mismo. Hoy en día es una raza de perro muy común en Rumania y Hungría, pero es menos popular fuera de estos países. Todavía sigue siendo utilizado como perro de caza y con pocos rivales, con respecto a las carreras.

Lebrel húngaro: características

Como su nombre lo indica, este perro fue incluido por la FCI (Federación Cinológica Internacional) en el grupo 10: está registrado como un whippet de pelo corto y su cuerpo siempre debe ser ligero, rápido y ágil.

De todas las razas con las que se relaciona, es una de las más grandes: algunos ejemplares alcanzan hasta 70 centímetros de altura (a la cruz) y pesan entre 20 y 30 kg. Es un perro alto, fuerte, pero delgado. Cualquier otra raza con una altura similar tendría un peso doble o triple.

El lebrel húngaro presenta el cuerpo característico de los galgos:

  • Cabeza alargada y triangular
  • Ojos pequeños y oscuros
  • Cuello largo y musculoso
  • Piernas largas y delgadas, muy elásticas
  • Cuerpo delgado, pecho muy profundo que contrasta con una cintura estrecha

Tiene 2 características propias que lo diferencian de otras razas similares. Sus orejas caen hacia adelante cuando está alerta y, en invierno, tiene un tipo de pelaje diferente. A pesar de ser un perro de pelo corto, en los meses fríos su pelo crece para protegerlo de las bajas temperaturas.

Lebrel húngaro: carácter

Este hermoso perro comparte el carácter de las otras razas relacionadas con él. Como todos los galgos, es cariñoso, valiente y trabajador. Él es muy unido a su familia, pero puede ser desconfiado con los extraños. A pesar de esto, no se recomienda como perro guardián.

Es inteligente y de gustos simples, pero no es excesivo en mostrar afecto o gratitud. Por el contrario, tiene un temperamento enérgico pero tranquilo. Necesita hacer mucho ejercicio y, aunque le guste correr en el campo, se acostumbrará fácilmente a vivir en la ciudad. Siempre y cuando le garantices al menos tres largas caminatas al día. Ten en cuenta que, dentro de la casa, es absolutamente fácil de gestionar, tranquilo y obediente.

Cuando caza o compite, muestra toda su velocidad y determinación. Estamos hablando de una raza canina inteligente y fácil de adiestrar, que ama trabajar en su hábitat natural. Persigue a la presa más con su excelente vista que con el olfato y, por esta razón, es mejor evitar los juegos donde se lanzan objetos, como palos o pelotas, ya que podrían ser demasiado estresantes para él.

Lebrel húngaro: salud y cuidados que necesita

Este animal es sano y no tiene enfermedades hereditarias. Sin embargo, debido a su tamaño, es posible que sufra las patologías típicas de los perros grandes. Como, por ejemplo, la torsión del estómago y la displasia del codo o la cadera. Estos son los problemas de salud más comunes.

Sin embargo, para cuidar su salud, será suficiente realizar visitas periódicas al veterinario y mantener siempre actualizada su tarjeta de vacunación. El hecho de que no sufra de enfermedades hereditarias no lo hace inmune a muchos otros problemas de salud y estos deben prevenirse y controlarse de manera correcta.

Si estás acostumbrado a llevar a tu lebrel húngaro a dar un paseo por los campos, recuerda verificar siempre su pelaje y las patas para detectar la presencia de residuos, astillas u otros. Presta mucha atención a las garrapatas y pulgas.

El lebrel húngaro parece ser simplemente otra raza de galgos, pero, como has observado, tiene muchas cualidades muy importantes que lo diferencian del resto de los galgos. Es verdaderamente un perro hermoso e interesante, con una larga historia y características verdaderamente únicas e impresionantes.

Lebrel húngaro: precio

Evita las tiendas de mascotas o los criadores que vendan muchas razas caninas, es importante ponerse en contacto con un criadero reconocido.

Al ser una raza escasa, el costo de un Lebrel húngaro cachorro con pedigrí en un criadero reconocido puede superar fácilmente los 1000 €, unos 1200 dólares.

Además del Lebrel Húngaro, hay otros tipos de galgos reconocidos por la FCI:

Lebreles de pelaje largo o ondulado:

Lebreles de pelo duro:

Lebreles de pelo corto:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here