Mal-shi: carácter, salud, precio, cachorros y criadores

0
71

Adiestramiento
Relación con extraños
Afecto por la familia
Adecuado como primer perro
Facilidad de limpieza
Nivel de energía

¿Y tú? ¿Qué opinas de esta raza?
Valuación: 5 - 2 votos

El Mal-shi es perfecto para la vida familiar, un pequeño peludo de compañía que además de ser extremadamente adorable, es inteligente, vivaz y alegre.

Este oso de peluche surge del cruce de Bichón Maltés y el Shih Tzu, se trata de un perro de diseño o raza híbrida creada con el objetivo de ser el más completo perro de compañía. El Mal-shi es un perro realmente adorable, hermoso y con un temperamento increíble.

Se caracteriza por su capacidad de adaptación ante cualquier situación y lugar, así también como su relación con otros perros y animales. Le fascina ser el centro de atención y recibir todo el afecto y atenciones por parte de su humano favorito y toda su familia.

Mal-shi: orígenes

Este novedoso amigo es originario de Europa, aunque se desconoce actualmente el lugar específico de su creación. Antiguamente, los perros eran criados para realizar labores prácticos, tales como la cacería, pastoreo o como perros guardianes. Durante el proceso de selección del Mal-shi, se tuvieron en cuenta dos históricas razas de perro de compañía.

Como mencionamos anteriormente, se trata de una raza de perros conocida como perro de diseño, y con esto nos referimos al delicado proceso de selección detrás de la creación de una nueva raza canina.

En la actualidad existe mucha controversia alrededor de este tipo de razas que surgen de la cruza de dos razas pre-existentes; pero debemos recordar que toda raza canina históricamente pasó por dicho proceso de selección humana a fines de crear perros con características específicas que fuesen útiles para determinadas labores.

Mal-shi: aspecto y características físicas

Un Mal-shi adulto puede medir entre 30 y 45 cmy pesar entre 3 y 8 kg, posee una estructura corporal fuerte y compacta, y extremidades cortas. Su cabeza se asemeja a la de un Shih Tzu, pero ligeramente más estrecha. La nariz es negra, pequeña y con forma de triángulo.

Sus orejas se encuentran en una posición alta y son peludas. Los ojos de este simpático can te enamoran al instante, son de color oscuro, redondos y con una expresión extremadamente dulce.

La característica más destacada del Mal-shi, definitivamente es su pelaje, el cual es suave, brillante y ondulado, es considerado un perro de categoría hipoalergénica, casi no muda de pelo. También es importante destacar que es un perro con una increíble tolerancia a las bajas temperaturas, dado que posee una doble capa de pelo.

Los colores del Mal-shi pueden ser:

  • Blanco
  • Negro
  • Marrón
  • Bicolor o tricolor

Mal-shi: carácter

Se podría decir que el Mal-shi es un perro grande en un cuerpo pequeño, no se muestra temeroso hacia otros animales, ni personas, de hecho es muy sociable. Se trata de un perro dócil, afectuoso y extremadamente familiar, disfruta por completo el tiempo, los juegos y compañía por parte de su dueño y familia, se podría decir que sentirse acompañado es lo que más le gusta en el mundo.

El Mal-shi tiene muchísima energía y siempre está dispuesto a jugar, dar un paseo, o investigar los lugares que visita, es un pequeño animal curioso. Con su dueño forma un lazo muy fuerte, es leal y dispuesto a defenderlo con la misma fuerza que un perro grande, o al menos eso piensa de sí mismo.

Es importante mantenerlo entretenido, es propenso a aburrirse y hacer travesuras para llamar la atención, por lo cual es recomendable comprarle juguetes. Existen numerosos tipos de juguetes que puedes comprarle a tu mascota, incluso algunos son más interactivos y desafían su inteligencia, generando un gran beneficio para su desarrollo mental, este tipo de estímulos facilitan el posterior adiestramiento del perro.

Mal-shi: salud y alimentación

Es importante mencionar que los llamados perros de diseño poseen menor propensión a sufrir enfermedades hereditarias gracias al proceso de selección, en general cuentan con buena salud. A pesar de esto, no debes dejar de llevar a tu perro a ser vacunado y desparasitado cuando corresponda, las visitas regulares al veterinario te mantienen al tanto del estado de salud de tu mascota.

Algunas enfermedades relacionadas con las razas involucradas en la cruza (Bichon Maltés y Shih Tzu) podrían ser: luxación de rótula o problemas respiratorios.

Recordamos también, que la alimentación es un aspecto primordial para la salud de nuestro amigo peludo, una dieta equilibrada y nutritiva podrá prevenir problemas como obesidad y sobrepeso. Ambos inconvenientes también pueden mantenerse bajo control con ejercicio regular; debemos tener en cuenta que el Mal-shi es un perro muy activo que necesita descargar energía; los paseos diarios y los juegos mantendrán saludable su estado físico y mental.

Otro factor a tener en cuenta, es el cuidado de su bello pelaje, este pequeño compañero requiere ser cepillado al menos 3 veces por semana, esto evitará la acumulación de polvo y tierra, y mantener su pelo desenredado.

Mal-shi: cachorros

Todos los cachorros son activos, enérgicos y juguetones, pero se podría decir que el Mal-shi lo es mucho más. Durante su etapa de cachorro es un perro extremadamente curioso, aventurero y temerario.

El Mal-shi es un perro adaptable, afectuoso y sociable tanto con personas como con diferentes animales, es importante fomentar esta facilidad de socialización desde cachorros. Como resultado tendremos un perro equilibrado y dócil en la adultez.

Mal-shi: precio y establecimientos de cría

Un Mal-shi cachorro puede costar entre 600-1200 euros, unos 800-1600 dólares: un perro de diseño puede costar lo mismo o más que una raza reconocida y oficial.

Puedes encontrar algunos criadores registrados en Estados Unidos, México, España y Argentina, con un poco de paciencia podrás encontrar el amigo de cuatro patas ideal para ti, dado que no es una raza común universalmente. Es fundamental que compres a un criador de confianza para que puedas tener la seguridad de que tu cachorro ha sido:

  • Criado para que tenga buena salud y temperamento;
  • Bien seleccionado (sus padres fueron elegidos sin enfermedades genéticas);
  • Debidamente socializado, para que no sea demasiado miedoso ni demasiado agresivo;
  • Vacunado y bien cuidado.

Además, si adoptas un cachorro, el criador confiable te entregará un certificado veterinario, en el que se expone que se realiza la entrega del animal desparasitado y completamente sano.

Ahora que hemos aclarado todos los aspectos más importantes, puedes ir en busca de tu nuevo amigo de 4 patas, que seguramente te está esperando.