Mastín inglés (Mastiff): carácter, salud, precio y cría

0
247

El mastiff o Mastín inglés es probablemente el perro más grande del mundo, pero tiene un carácter suave y sensible, y demuestra inmenso afecto por su dueño.

El mastiff también conocido como mastín inglés es de origen inglés, aunque es muy difícil saber de dónde provenían los verdaderos ancestros de este coloso: según algunos, fue un perro importado por los celtas, pero otros piensan que fue importado por los fenicios, y con el comercio de estos pueblos comenzaron a difundirse en tierras inglesas.

Los legionarios romanos los descubrieron y probablemente los llevaron a Roma, gracias a su tamaño. Los utilizaban para pelear contra las bestias en las arenas.

Con el tiempo, también descubrieron que era un perro guardián extraordinario, y parece que durante la Guerra de los Cien Años, un ejemplar hembra de esta raza protegió el cuerpo herido de un guerrero, Sir Peer Legh, durante varios días hasta que llegaron los rescatistas.

A partir de este episodio que ocurrió en la Edad Media, el Mastiff comenzó a extenderse como uno de los perros preferidos por la nobleza, e incluso Elizabeth I tenía algunos ejemplares de esta raza canina.

Mastín inglés: un verdadero coloso

El Mastiff o Mastín Inglés, es una espléndida raza ligeramente más pequeña que otros «perros gigantes» como el galgo irlandés y el Gran danés, pero mucho más robusta, con una masa superior que la de San Bernardo.

Este espléndido perro supera fácilmente los 100 kilos (pero el récord le corresponde a un espécimen de 150 kilos perfectamente «en línea»), y es un verdadero gigante apacible, de disposición tranquila, bastante raro verlo en España, como en Argentina o México pero seguramente no pasa desapercibido.

Es difícil pensar en un perro más grande que el Mastín, con esa cabeza tan enorme y una mirada que, cuando no es cariñosa, es casi indiferente. No hace falta decir que es por cierto uno de los perros más grandes del mundo.

También es el perro guardián perfecto: siempre imponente, territorial, pero nunca mordaz y ladra poco si realmente no hay necesidad. Como se ha mencionado anteriormente, el Mastiff es al perro como el león es al gato: el más noble de la familia de los cánidos, con todos los demás que no pueden dejar de inclinarse ante él.

Mastín inglés: carácter

El Mastiff o Mastín inglés es un buen gigante en todos los sentidos, incluso un poco perezoso, pero sabe cómo ser imparable cuando hay que defender las cosas que realmente quiere, y luego son problemas, porque es difícil no asustarse al ver a este coloso de gran peso en movimiento.

Afortunadamente, el carácter del Mastiff es muy afable: se destaca por su carácter equilibrado y tranquilo, y hacerlo enojar, como suele pasar con perros de este tamaño, conscientes de sus medios, es realmente difícil.

Es importante establecer una relación basada en el afecto y la confianza con él: es un perro muy inteligente e inmediatamente podrá brindar una gran alegría a quienes le prestan la atención adecuada.

Por supuesto, el afecto de un mastín inglés también puede ser desafiante para sus amos, teniendo en cuenta que a menudo quieren celebrar y quedarse en los brazos de sus dueños con todos sus cien kilos. Sin embargo, esta raza de perros, también se utiliza mucho en la terapia de mascotas debido a su dulzura innata y a su capacidad para transmitir sentimientos de calma y seguridad a otras personas y niños.

Mastín inglés: aspecto y características

El Mastiff puede presentarse en varios colores:

  • Rubio dorado,
  • Rubio claro,
  • Atigrado
  • Plateado,
  • Gris leonado,
  • leonado oscuro.

El mastín inglés es un perro que duerme mucho, y además, los perros de este tamaño tienen una necesidad constante de descansar. Esta es una raza que necesita una dieta equilibrada y ejercicios adecuados, aunque no se recomienda que los mastiff corran demasiado en los primeros dos años de edad, para así evitar que se dañen los cartílagos de sus piernas durante su etapa de crecimiento.

De hecho, como cachorro, es impresionante y crece a una velocidad muy acelerada, incluso puede aumenar de peso entre 2 o 3 kilos por semana. Sin embargo, es importante que realice movimientos regularmente para evitar que se vuelva perezoso y tenga el riesgo de padecer de diferentes tipos de enfermedades.

Por otro lado, no es un perro inquieto y un buen paseo es suficiente. En cuanto a su pelaje, debe cepillarse un par de veces a la semana, mientras que durante el período de muda se requiere realizarle un cepillado todos los días.

Utilización del Mastín Inglés

Es un perro guardián y perro de compañía, sin duda. Con su tamaño, es un adversario formidable y nadie querría desafiar a un perro que está decidido a proteger a su amo y su hogar, al que considera «suyo» con un gran sentido de territorialidad.

Pero el Mastiff quiere ser un perro guardián que forma parte de la familia, en lugar de actuar «afuera»: su mayor deseo es estar con las personas que ama, incluso quedarse en casa, debajo de una mesa o acostado en un sofá.

A menudo no ladra , pero lo hace si lo considera necesario, y es capaz de modular su acción y respuesta con la gravedad de la situación, de acuerdo con su propia evaluación.

Mastín inglés: salud

Desafortunadamente, el Mastiff tiene que lidiar con el defecto común de los perros muy grandes, y realmente lo es: la poca longevidad. Es poco probable que superen los diez años, pero son diez años (más a menudo siete u ocho) de amor absoluto y gran diversión, porque es un cachorro eterno, lo que también explica su naturaleza siempre buena y amable.

El Mastín Inglés también puede padecer problemas de salud relacionados a su peso, debido a que sin el ejercicio físico correcto puede desarrollar problemas de diferentes tipos.

Es mejor, por lo tanto, obligarlo a realizar todas las caminatas que sean necesarias, teniendo cuidado de no exagerar el movimiento en los primeros meses de vida y dejarlo dormir en una superficie suave para evitar la formación de callos, artritis e hinchazón causada por la inflamación.

Los cachorros mastín inglés deben colocarse en un lugar adecuado y recintado hasta que sean destetados. Los problemas de salud más comunes para el mastín inglés son la displasia de cadera y la torsión del estómago.

Los controles deben hacerse, al momento de la compra, también para la displasia de los codos, problemas de tiroides y para la atrofia progresiva de la retina.

Poner atención a sus ojos y oídos, deben limpiarse con gotas especiales para los ojos y soluciones de limpieza específicas.

Mastín inglés: relación con el dueño

El dueño ideal del Mastín inglés, en primer lugar, debe saber cómo manejar un perro de 100 kg, ciertamente no es una tarea fácil: también porque, si no se establece una relación de comprensión y estima de inmediato, es casi imposible hacerle cambiar idea con el tiempo a un Mastiff.

Necesita un dueño que sepa tratarlo con el debido cuidado, porque aunque si desde el punto de vista de la actividad no es un perro particularmente exigente, si requiere cuidados en su salud, y también necesita una relación sólida y duradera con el «líder de la manada»: de hecho, es un perro muy sensible y dulce pero firme y noble. De esta manera, realmente puedes crear una base sólida para pasar muchos años de alegría y felicidad junto a tu mastín inglés.

Mastín inglés: relación con los niños

Con los niños, el Mastíff, aunque su tamaño puede inspirar miedo ante la idea de interactuar con los más pequeños del hogar, es un perro que garantiza dulzura y amor.

Nunca es agresivo, los protege y deja que le hagan de todo, sin reaccionar jamás, incluso si los niños juegan «montando a caballo» con él.

Por supuesto, es bueno recordar que un perro de 100 kilos como el mastín inglés, incluso moviéndose con la mayor delicadeza posible, siempre puede hacer notar inadvertidamente su peso, incluso, una pata que el perro coloque en el pie de un niño sin darse cuenta, puede ser dolorosa.

También debe tenerse en cuenta que muchos niños pueden asustarse por las inmensas dimensiones que posee el Mastíff, a pesar de hacer todo lo posible para merecer cada vez su reputación como un perro gigante gentil.

Mastín inglés: relación con otros perros

Con los otros perros, el Mastín Inglés es una garantía de tranquilidad: sabiendo perfectamente quien és el más fuerte, nunca es agresivo. Lo peor que puede hacer es ignorar al otro animal o jugar con él, especialmente si es un cachorro.

Sabe que debe tener cuidado y, por lo tanto, trata de moverse suavemente con perros que son mucho más pequeños que él, incluso si es realmente difícil detener una tonelada de músculos y pelos.

El Mastín inglés también se adapta bien a la vida con otros animales del hogar, si son de buen carácter, inmediatamente se convierte en protector de ellos. Por otra parte, si vive aislado y no se educa y socializa desde que es un cachorro, puede ser bastante desconfiado, tanto con otros animales como con personas que no conoce.

Mastín inglés: precio y cría

El mastín inglés es un perro con cualidades extraordinarias, y los criadores hacen un excelente trabajo con el cruzamiento asegurándose de seleccionar especímenes de gran fortaleza y resistencia a las patologías que desafortunadamente afectan a esta raza.

El mastiff o mastín inglés es bastante raro en España, como en Argentina o en México, incluso si ya no existe la crisis de reproducción que afectó a la raza durante el período de las guerras mundiales.

En cuanto al precio, un cachorro Mastiff (Mastín inglés) puede costar alrededor de 1.500 euros, unos 1600 dólares, debido a una serie de factores como el peso o (volumen), la escasa propagación y la necesidad de una selección cuidadosa. También es un perro que, por supuesto, requiere gastos de mantenimiento y cuidado de su salud.

El Mastín inglés es parte de los perros molosos, por lo que también podrían interesarte:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here