Nova Scotia Duck Tolling Retriever (Toller): carácter, salud, cría y precio

0
13

El Nova Scotia Duck Tolling Retriever, comúnmente llamado “Toller”, es el menos conocido de la familia de los retriever

El Nova Scotia Duck Tolling Retriever es un perro con un carácter agradable, que combinado con el tamaño más modesto de sus famosos primos labrador y golden, lo convierten en un perro perfecto (y también un poco más… original que los “usuales” retriever) para la vida en la ciudad.

¡Siempre y cuando hagas con el largas caminatas al aire libre, en el campo, cerca de lagos, ríos, en las montañas o en la playa, entonces podrás verlo correr y jugar felizmente, ya que está en su naturaleza como cazador y atleta con energía infinita!.

NOVA SCOTIA DUCK TOLLING RETRIEVER: estándar FCI: 312

NACIONALIDAD: Canadá

Nova Scotia Duck Tolling Retriever: orígenes

La raza fue desarrollada por la comunidad que vivía en la bahía de Little River, en Nueva Escocia, Canadá, a principios del siglo XIX.

El Toller fue “creado” como un perro de caza multifacético, pero especializado en la recuperación de presas de caza y en el “tolling” (actividad de la que deriva su nombre): jugar cerca de los cauces de agua, y dentro de ellos, el perro espanta a las aves de caza presentes, que, escapando, se acercan al área de tiro del cazador.

Se desconocen las razas de las que se deriva el toller, pero se pueden hipotizar algunos spaniels, el pointer, el setter, perros perdigueros y también algunos pastores escoceses (collies) utilizados en granjas.

La raza ganó gran popularidad en 1980, pero casi exclusivamente en Canadá y Estados Unidos; de hecho, esta raza se encuentra en España desde hace solo unos años, así como en México, Colombia, Argentina o en Chile.

El Toller fue reconocido por la FCI (Federación Cinológica Internacional) en 1999, mientras que desde el 1945 es una raza oficial para el CKC (Canadian Kennel Club).

Nova Scotia Duck Tolling Retriever: características

Según el estándar oficial de la FCI: Es un perro de tamaño mediano, potente, compacto, equilibrado, bien musculoso; con una estructura ósea “medio pesada”, muy ágil, alerta y determinado. Muchos ejemplares de esta raza tienen una expresión ligeramente triste, pero solo hasta cuando no trabajan; entonces su apariencia cambia a intensa concentración y emoción.

En el trabajo, el perro tiene una acción rápida e impetuosa, con la cabeza llevada casi al nivel de la espalda y la cola, con muchos flecos, en constante movimiento.

Según el estándar:

  • La altura a la cruz de los machos es de 48-51 cm, y de las hembras es de 45-48 cm, con una tolerancia de 2.5 cm más o menos.
  • Peso: proporcional a la altura y estructura del perro, aproximadamente entre 20 – 23 kg para el macho y 17 – 20 kg para la hembra.

La cabeza tiene perfiles marcados, la parada es moderada. Las mandíbulas son fuertes, porque deben ser capaces de transportar un ave de tamaño considerable, aunque con la debida delicadeza. Los ojos tienen forma de almendra, de color ámbar a marrón. La expresión es amigable, inteligente, alerta. Las orejas son triangulares y con flecos.

En movimiento, el Toller tiene un paso elástico y enérgico, que expresa potencia. El pelo es doble, impermeable, medio largo y suave, y un subpelo grueso y suave. El pelo que lo cubre puede ser ondulado en la espalda, pero liso en el resto del cuerpo. Son presentes flecos en el cuello, detrás de las orejas y en la parte posterior de los muslos. Las patas delanteras también tienen flecos, aunque moderadamente.

El color del Nova Scotia Duck Tolling Retriever tiene varios tonos de rojo o naranja (las franjas y la parte inferior de la cola son más claras). Por lo general, tiene una o más manchas blancas: en los pies, en el pecho, en la punta de la cola y en la cabeza. El Toller sin manchas de color blanco no debe ser penalizado. La trufa, los labios y el contorno de los párpados son de color carne o negro, en armonía con el manto.

Nova Scotia Duck Tolling Retriever: carácter

Por norma, el toller es un perro extremadamente inteligente y fácil de adiestrar. Es un perro muy resistente, fuerte, excelente nadador, un perro perdiguero tenaz tanto en tierra como en agua; despierto, lleno de energía, extrovertido y cariñoso.

Algunos ejemplares pueden mostrarse reservados en nuevas situaciones: sin embargo, recordemos que la timidez en los perros adultos se considera un defecto. Como la mayoría de los retrievers, son nacidos para trabajar y, por lo tanto, están más que felices cuando tienen algo que hacer. Los Nova Scotia Duck Tolling Retriever, como hemos mencionado anteriormente, son extremadamente extrovertidos y alegres en familia, pero podrían ser más reservados en presencia de extraños.

Para no transformar el ser reservado con timidez y miedo, es necesario que se introduzcan y socialicen desde cachorros con personas, estímulos, olores, lugares y con animales diversos del núcleo familiar habitual.

El Toller: un perro hiperactivo

Al ser perros de caza y, por lo tanto, al tener el instinto de perseguir a la presa, podría tener problemas con gatos y mascotas pequeñas (conejos, conejillos de indias). La convivencia con los gatos puede ser posible si la socialización se realiza cuando el toller es un cachorro.

Al ser perros con una carga de energía infinita, los Nova Scotia Duck Tolling Retrievers deben estar lo suficientemente estimulados mental y físicamente, de lo contrario, tienden a aburrirse y a ser destructivos, especialmente si se quedan solos durante muchas horas.

El estándar establece que el toller tiene una gran aptitud para la recuperación de presas de caza, la destreza física y el amor por el agua. Prepárate, por lo tanto, para pasar muchas horas al aire libre con él, para que se divierta y regrese a casa satisfecho, cansado y feliz.

El Nova Scotia Duck Tolling Retriever nació como un perro perdiguero en el agua, y en Canadá todavía se utiliza como importante ayuda para los cazadores. En nuestro país es comprado principalmente como mascota de compañía, pero al ser un perro extremadamente inteligente, es posible realizar varios deportes caninos (agility, coursing, canicross, etc.) con él.

El agudo sentido del olfato, combinado con inteligencia, deseo de trabajar y pequeño tamaño, lo hacen excelente como perro de rastreo, como por ejemplo de personas desaparecidas bajo escombros.

Nova Scotia Duck Tolling Retriever: salud y patologías

El Nova Scotia Duck Tolling Retriever tiende a ser un perro muy robusto y saludable. Desafortunadamente, al ser una raza bastante escasa, el grupo genético con el cual reproducirlo es limitado, lo que aumenta el riesgo de patologías hereditarias.

En algunos países las instituciones correspondientes requieren que se realicen pruebas en sementales y pruebas de cría para excluir la displasia de cadera y las oculopatías (aproximadamente el 40% de los toller son portadores de atrofia progresiva de la retina, mientras que aproximadamente el 7% se ve afectado). Otras patologías encontradas en esta raza canina son la epilepsia, problemas de tiroides y meningitis aséptica (esta última se encuentra principalmente en los toller que viven en Noruega).

En una investigación realizada por el club de la raza en Canadá, analizando 1180 toller de todo el mundo, se descubrió que el 73% de estos perros contaban con excelente salud, mientras que solo el 7,5% de ellos habían sido clasificados con salud deficiente. El toller tiene una esperanza de vida de 10 a 14 años.

Nova Scotia Duck Tolling Retriever: relación con el dueño

Gracias a su carácter alegre y jovial, y su energía, es un perro muy adecuado para la vida familiar, siempre y cuando se le permita hacer el ejercicio físico que necesita.

El Nova Scotia Duck Tolling Retriever, como hemos mencionado, necesita hacer mucha actividad física y ser una parte integral de la familia. Por lo tanto, no es adecuado para personas mayores, sedentarias, o aquellos que tienen la intención de hacerlo vivir en el jardín, sin la posibilidad de entrar a la casa y ser parte de la unidad familiar.

Nova Scotia Duck Tolling Retriever: relación con niños

Amantes del juego, cariñosos y delicados, los toller son excelentes compañeros de juego para los niños, incansables y muy pacientes. Recordamos como siempre la importancia de enseñar a nuestros hijos a acercarse a los perros correctamente, siempre respetándolos.

Nova Scotia Duck Tolling Retriever: relación con otros perros

El Nova Scotia Duck Tolling Retriever tiende a no tener problemas particulares en la interacción con otros perros, pero debe socializarse desde que es un cachorro para evitar la timidez adulta excesiva (recuerda que la timidez a menudo conduce a la agresión).

Nova Scotia Duck Tolling Retriever: cachorros y precio

Al ser una raza escasa, es difícil encontrar un toller cachorro en tiendas de mascotas o en criaderos especializados en varias razas caninas, además siempre recomendamos ir a un criadero reconocido.

Es esencial asegurarse de que los sementales y las hembras de cría cuenten con las pruebas de salud que confirmen que no son portadores de las patologías genéticas descritas anteriormente.

El Nova Scotia Duck Tolling Retriever es una raza que no está muy extendida en España, México, Argentina, Colombia o en Chile; Por esta razón, no es posible estimar el precio de un cachorro. El precio puede variar conforme al criador donde realices la compra.