Parásitos intestinales en perros: síntomas y remedios naturales

0
227

Parásitos intestinales en perros: los síntomas

¡Hay muchos tipos de parásitos intestinales que pueden “infestar” al perro, y no se debe pensar que solo los animales de cuatro patas que viven en el campo, o los que no están vacunados o sin profilaxis están sujetos a ser afectados por parásitos!.

Incluso nuestros perros “de ciudad”, con todas las vacunas al día, pueden contraer la parasitosis.

Seguramente los más expuestos son los cachorros, cuyos sistemas de defensa son más débiles por razones evidentes, pero también en perros adultos este padecimiento ocurre con bastante frecuencia. Por éstas razones, los cachorros pueden enfrentar consecuencias más graves que, si no se aborda el problema correctamente, dejando progresar la parasitosis por un largo periodo de tiempo, puede poner en riesgo la vida del cachorro.

En los perros adultos, por otro lado, las infestaciones de parásitos no causan riesgos graves para la salud, pero en cualquier caso causan incomodidades y molestias que deben tratarse lo antes posible.

Los síntomas de la parasitosis son muy similares y consisten principalmente en: Diarrea, vómitos, debilidad, falta de apetito, pérdida de peso y, a veces, picazón en el área anal.

Parásitos intestinales en perros: ¿Cómo se produce el contagio?

Se debe mencionar que el contagio se produce por vía oral, generalmente cuando el perro lame las heces de otros animales infestados o otros lugares como el (pasto, tierra, asfalto) donde las heces se acumulan.

No hace falta decir, que no es tan difícil que nuestros perros se contagien con parásitos, por que constantemente ponen sus hocicos en el suelo para oler los excrementos de otros perros…

¿Pero, cuáles son los parásitos intestinales que afectan al perro?. En primer lugar, son gusanos o lombrices que se distinguen por la forma y características propias. El diagnóstico a veces se puede hacer simplemente mirando las heces, a simple vista, o a través de un examen coproparasitoscópico.

Parásitos intestinales en perros: Tenia y Ascaris lumbricoides (lombriz intestinal)

  • La tenia pertenece a la familia de los llamados gusanos planos (cestodos): son gusanos formados por una cabeza, que tienen una especie de gancho que se engancha en las paredes del intestino del perro, además de varios segmentos (llamados proglótidos) que forman el cuerpo y que aumentan continuamente de número, solo los los proglótidos más distales, que contienen los huevos, son expulsados junto con las heces que van a infestar el medio ambiente y a otros perros. En el excremento del perro solo veremos pequeños trozos de tenia, como puntos blancos que se mueven tan pronto como salen. Este parásito puede alcanzar hasta los 60 cm en perros adultos, en el caso de Tenia (Dypilidium Caninum), que generalmente es transmitida por pulgas, ingeridas por el perro cuando lame su pelaje. Mientras que la Tenia (Echinococcus granulosus) mide «solo» de 6 – 9 mm de largo y se transmite principalmente por las ovejas. También hay una Tenia llamada (Echinococcus multiloculari) pero no es muy común.
  • Los Ascaris lumbricoides son los llamados gusanos redondos (nematodos): son los parásitos intestinales más comunes en los perros y gatos y son fácilmente reconocibles porque en las heces del perro se encuentran largos filamentos blancos, similares a los espaguetis. Los huevos de estos parásitos, también pueden transmitirse de la perra embaraza a la cría, que puede nacer con el parásito o puede adquirlo después de mamar la leche materna.

Parásitos intestinales en perros: Giardia, coccidios y muchos otros!

Hay otros parásitos intestinales, menos propagados, a veces más peligrosos, que deben igualmente ser reconocidos y erradicados:

  • Los anquilostomas son parásitos redondos que afectan predominantemente a los perros en el intestino delgado hasta la edad de un año, mientras que son bastante raros en perros adultos. Sin embargo, pueden ser más peligrosos que otros para el cachorro porque, estos parásitos al alimentarse con sangre, también pueden causar anemia grave, uno de los síntomas de este tipo de infestación, además de diarrea, vómitos y pérdida de peso, puede ser la presencia de sangre en las heces. Tienen la peculiaridad de poder propagarse no solo por vía oral, sino que también se arrastran a través de las almohadillas de las patas del perro y luego llegan al intestino por la sangre.
  • Giardia es un organismo unicelular que a menudo es asintomático en los perros; Especialmente en perros jóvenes, junto a los síntomas comunes, causa diarrea con heces claras y aceitosas. La Giardia también puede infestar a los seres humanos, por lo tanto, también es necesario desinfectar el entorno en el que vive el perro.
  • Los coccidios son parásitos intestinales muy contagiosos, que en los cachorros también pueden causar diarrea con sangre, por lo tanto, representan un riesgo para la salud del animal. Sin embargo, son parásitos que afectan solo a los caninos y no pueden transmitirse a los seres humanos.
  • Los Strongyloides son peligrosos para el cachorro porque también pueden causar neumonía parasitaria, lo que puede poner en riesgo la vida del perro.

Parásitos intestinales en perros: tratamiento y remedios naturales

Las infestaciones de parásitos intestinales en perros se tratan con medicamentos específicos conocidos como vermífugos, que son fáciles de administrar en el hogar. Como regla general, los cachorros son desparasitados a las 2 o 3 semanas de edad, generalmente hasta 8 semanas, pero a veces el tratamiento puede continuar hasta el año.

En el caso de infestaciones con parásitos que son particularmente difíciles de erradicar, el tratamiento también puede repetirse varias veces en intervalos regulares, pero siempre será tu veterinario de confianza quien te indicará el tratamiento correcto que debe seguirse, verificando, si es necesario, la persistencia de los parásitos.

Como mencionamos anteriormente, también existen remedios naturales para perros. Un remedio natural indicado particularmente para parásitos intestinales, es el ajo. Si se mezcla con alimentos, para que tu mascota lo ingiera sin demasiado esfuerzo, ayuda a destruir los gusanos que residen en su intestino. Agrega ajo crudo y no exageres, (la mitad de un diente en una comida abundante está bien).

Tal vez le pueda interesar leer otro artículo relacionado con la salud del perro como:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here