Pastor Alemán: Carácter, salud, criadores, cachorros y precio

0
25296

El pastor alemán es simplemente uno de los perros más famosos e importantes del mundo, pero no es solo esto: descubramos todas sus características.

El pastor alemán es un perro muy versátil. Ágil, bien proporcionado y su pelo es de longitud media, no solo es hermoso a la vista. Su carácter equilibrado y su lealtad absoluta al dueño lo han convertido en una de las razas más queridas y populares de los últimos 2 siglos.

Por lo general, llamamos a esta raza de perros con el nombre de pastor alemán, en Suramérica se lo conoce como ovejero alemán, pero en realidad, el nombre real que se le atribuye es German Shepherd Dog, solo para distinguirlo de los pastores alemanes que utilizaban a esta raza de perros para cuidar y proteger el ganado.

Muchos, también, insisten en llamar al perro pastor alemán “perro lobo”. Y tal vez podrían tener una cierta conexión con los lobos, pero ni más ni menos que los demás perros.

Según los últimos estudios, muchas razas de perros tienen una ascendencia común con los lobos, pero esto es muy antiguo y las similitudes de los ejemplares se han perdido con el tiempo.

Pastor Alemán: orígenes y aspecto

Seguramente el Pastor Alemán del pasado no es como el que conocemos hoy. Esto es gracias al capitán Max Von Stephaniz que perfeccionó la raza a través de repetidos cruces controlados.

Hubo un tiempo en que también era conocido como pastor de Alsacia o pastor alsaciano. Esto se debe a que durante la Primera Guerra Mundial, los estadounidenses preferían evitar el término “alemán”. Obviamente, el nombre ha caído en desuso después de la guerra y ahora pocas personas llaman así a este perro.

El pastor alemán es un perro de talla grande, tiene una constitución magra pero musculosa. El manto suele ser de color negro con manchas rojas parduzcas. Las orejas son triangulares y siempre las lleva levantadas, los ojos almendrados son de color avellana o negro.

El pastor alemán más común es el que tiene el manto de color negro y marrón, negro o blanco, pero los colores reconocidos para esta raza son 11.

Pastor Alemán: Carácter

Es la raza perfecta para aquellos que quieren un compañero leal y trabajador. Su carácter es muy equilibrado. El pastor alemán tiende a tomarse muy en serio las tareas que se le encomiendan. No se deja intimidar por situaciones y personas extrañas, por el contrario, es bastante agresivo en caso de violación de la propiedad de su dueño.

Esta parte seria del ovejero alemán está combinada por un lado sociable, con un cierto sentido de ironía típico de esta raza de perros. Al pastor alemán le gusta mucho jugar, también es muy inteligente y está bien preparado para lidiar con el estrés.

Seguramente no es un perro de apartamento, ya que su constitución y su naturaleza sufrirían mucho. Esta raza de perros es muy deportiva y necesita actividad para mantenerse en forma. Un lugar excelente para él, sería una casa con jardín, tanto por el espacio como por la vegetación y porque así el pastor alemán podría proteger la casa.

Características del pastor alemán

Cuando es un cachorro, tiene que dar muchos paseos para explorar y aprender sobre el entorno que lo rodea. Lo importante es que nunca se debe aburrir, de lo contrario se pone triste o, peor aún, agresivo.

Es un perro muy versátil, que se presta a los usos más diversos. Una de sus primeras tareas, por supuesto, estaba relacionada con la cría de ovejas.

Hoy en día, el pastor alemán es empleado por la policía para encontrar rastros de drogas. Su olfato excepcional le permite encontrar personas desaparecidas o enterradas en derrumbes.

En el hogar, el pastor alemán es muy buen perro guardián. Su carácter leal hace que esta raza sea la favorita para acompañar a las personas ciegas. Pero el pastor alemán es también la raza favorita en pantallas grandes y pequeñas. Es suficiente pensar en el famoso Rin Tin Tin, en Colmillo blanco, en un policía de 4 patas o en la serie de televisión Rex.

Pastor Alemán: Salud

Si bien cualquier patología puede afectar a cualquier raza de perros, hay algunas que afectan más a algunas razas que a otras. El pastor alemán por su parte puede presentar algunas enfermedades recurrentes, como:

  • GLAUCOMA: Esta enfermedad hereditaria se detecta a los 2 o 3 años de edad. Produce dolor ya que aumenta la presión intraocular, el animal se puede frotar el ojo contra superficies. Se le puede ver la pupila opaca y dilatada como síntoma. El tratamiento es quirúrgico.
  • DISPLASIA DE CADERA: Se caracteriza por una inflamación y un dolor en la articulación entre la cadera y el fémur. Produce cojera y descalcificación. Es una enfermedad hereditaria pero se puede combatir controlando la dieta, el peso del animal y restringiendo el ejercicio. Cuando el perro es cachorro, el veterinario puede sugerir realizar una radiografía de cadera para hacer una detección temprana de la enfermedad.
  • QUERATITIS PIGMENTARIA: Es una inflamación de la córnea. Esta condición es autoinmune, se produce cuando el sistema inmune del animal lucha contra sus propias estructuras (conjuntiva o conjuntiva y córnea). Puede manifestarse desde los 3 a los 7 años de vida, algunos de sus síntomas son: el ojo rojo (conjuntiva irritada), cambios en la coloración de la córnea, manchas en la superficie del ojo, secreción mucosa y mala visión. Con un tratamiento adecuado se puede controlar.

Pastor Alemán: relación con el dueño

La determinación, el compromiso y la constancia son las 3 características fundamentales de quienes desean ser dueños de un pastor alemán. Le encanta construir una relación de confianza con su dueño y no se deja intimidar por situaciones o personas, logrando mantener todo bajo control. Muestra un gran respeto por el trabajo asignado y lo completa. Se adapta a cualquier situación y se deja adiestrar muy fácilmente.

El ovejero alemán siente la necesidad de satisfacer a su amo y sentirse útil. La persona ideal para tener un perro de esta raza debe ser atenta y cariñosa. Debe hacerle realizar tareas frecuentes que lo mantengan ocupado. Al final de una tarea bien hecha, se lo debe felicitar y acariciar.

Pastor Alemán: relación con los niños

Muchos piensan que no es una buena idea tener un Pastor Alemán cuando hay niños. ¡Nada podría ser más falso!. Su naturaleza juguetona y su temperamento equilibrado lo convierten en la raza ideal para tener en una familia donde hay niños.

No es en absoluto agresivo con la familia de su dueño. Además, si se educa adecuadamente, puede jugar libremente con los niños. Es recomendable mantenerlo bajo control cuando juega con niños más pequeños, ya que si bien es afectuoso y dulce con los niños, no puede medir su fuerza.

Pastor Alemán: relación con otros perros

Una de las debilidades de esta raza de perros es la tendencia media-alta a ser agresivos con otros perros. Especialmente el macho con el inicio de la madurez sexual. Esta tendencia se puede mitigar trabajando con él, cuando aún es un cachorro.

Se debe trabajar en su socialización, sea hacia otras razas de perros como hacia sus semejantes. Durante el paseo, si el pastor alemán tiende a atacar a otros perros, no debes permitirlo. En cambio, su comportamiento debe ser reforzado con premios o caricias cuando ignora a los otros cuatro patas.

Pastor Alemán: cachorros, precio y criadores

Cuidar de un establecimiento de crías de pastor alemán no es fácil. Te recomendamos ser cauteloso con los anuncios buscados en Internet y buscar un centro de cría habilitado y certificado. El precio de un pastor alemán cachorro varía de 600 a 1000 dólares, unos 500-900 euros.

Esto se debe a que el cuidado y el mantenimiento implican no pocos gastos para el criador. Es fundamental que compres a un criador de confianza para que puedas tener la seguridad de que tu cachorro ha sido:

  • Criado para que tenga buena salud y temperamento;
  • Bien seleccionado (sus padres fueron elegidos sin enfermedades genéticas);
  • Debidamente socializado, para que no sea demasiado miedoso ni demasiado agresivo;
  • Vacunado y bien cuidado.

Además, si adoptas un cachorro, el criador confiable te entregará un certificado veterinario, en el que se expone que se realiza la entrega del animal desparasitado y completamente sano.

Puedes siempre pedir el pedigrí, que por otro lado es fundamental: te permite comprobar la pureza de la raza del perro. Un animal con pedigrí posee ciertas características propias de su raza que le diferencian del resto.

Ahora que hemos aclarado todos los aspectos más importantes, puedes ir en busca de tu nuevo amigo de 4 patas, que seguramente te está esperando.

Pastor Alemán: curiosidades

  • El primer perro pastor alemán se llamaba Hektor Linksrhein y fue comprado por el capitán Von Stephaniza, un criador de Frankfurt. De Hektor descienden todos los perros pastores alemanes que existen hoy.
  • El primero en la historia del cine fue Strongheart, que interpretó 6 películas mudas, incluida el “Colmillo Blanco”, antes de morir de cáncer en 1929. En su “Paseo por la fama” en Hollywood está su huella.
  • Muchos son considerados héroes. Uno de los más famosos es Filax, quien fue recompensado por rescatar a 54 soldados heridos en la Primera Guerra Mundial.
  • El club más famoso para los apasionados de los perros pastores alemanes ha creado una sección reservada solo para pastores alemanes que tienen más de 12 años.
  • El pastor alemán más común es el que tiene el manto de color negro y marrón pero los colores reconocidos para esta raza son 11.

El ovejero alemán es parte de los perros pastores, por lo que también podrían interesarte:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here