Pastor blanco suizo: carácter, características, precio y cachorros

0
3197

Apreciado y criado inicialmente por los Habsburgo, el pastor blanco suizo es un perro tranquilo y equilibrado

El pastor blanco suizo puede considerarse una variedad suiza del Pastor alemán, caracterizado por su hermoso color blanco. Obviamente, el parecido es innegable, tanto en términos de estética como de carácter, por lo que esta raza puede ser particularmente adecuada si eres un amante de los perros pastores alemanes, y si siempre has soñado con tener uno blanco en lugar de uno color marrón-beige.

Es el “primo suizo del Comisario Rex”, aunque no alcanza el lugar de popularidad del pastor alemán, es un perro bastante conocido y extendido en Suiza, por supuesto, pero también en la cercana España. Además, es reconocido y apreciado en el norte de los Estados Unidos y Canadá, pero también en Argentina y en Chile.

Pero, ¿qué lo distingue del pastor alemán, más allá del manto más claro? En este artículo, trataremos de brindarte una descripción detallada de las características principales de esta raza, para comprender, como siempre, si puede ser el perro que estás buscando.

Comencemos por el nombre, siempre útil como punto de inicio para investigar los orígenes de una raza. El pastor blanco suizo también es llamado Berger Blanc Suisse o Weisser Shweizer Schäferhund (este último, es el nombre original que se encuentra en el grupo de perros pastores), pero a nivel internacional se utiliza ampliamente la fórmula de White Swiss Sheperd Dog, Pastor ovejero suizo o simplemente, Pastor Suizo.

Pastor blanco suizo: orígenes

Ahora que hemos aclarado los términos utilizados dentro de las enciclopedias caninas, intentemos dar un paso atrás en el tiempo, para llevar a cabo una discusión sobre los orígenes del pastor blanco suizo.

Volvamos a conectarnos por un momento en los nombres: antiguamente el nombre de esta raza era “Perro Pastor Blanco Canadiense”. ¿Pero como “canadiense”?, podrías pensar, ¿por qué nos hemo alejado tanto de Suiza?. Y la verdad es que se desconocen las circunstancias y del por qué se desarrolló esta supuesta paternidad canadiense.

Todas las demás fuentes colocan a esta raza en la vieja Europa. Parece que la primera evidencia relacionada con el pastor blanco suizo, llegue desde el área de Alsacia-Lorena, donde se dice que estos “osos blancos” fueron apreciados (y criados) nada menos, que por el reino de los habsburgos.

Sin embargo, fué la Suiza neutral quien ganó la paternidad de la raza, por lo que hoy este país puede presumir una variedad propia o (nativa) de un perro Pastor.

Pastor blanco suizo: características físicas y estéticas

Hay dos variedades de pastor blanco suizo, dependiendo de la longitud del pelo de cada ejemplar.

  • Pastor blanco suizo de pelo largo,
  • Pastor blanco suizo de pelo medio largo.

Ambos mantienen un claro parecido con su “colega” alemán. No hace falta decir que los ejemplares con pelo largo, también tienen una capa de subpelo y requieren un poco más de cuidados, y si quieres saber cómo, puedes leer nuestro artículo, cómo cuidar el pelo del perro.

A nivel estético, existe una clara diferencia, debido a que el pastor suizo de pelo largo tiene una especie de melena a la altura del cuello, una cola con forma de sable bastante gruesa y en la parte posterior de los miembros, el pelo es ligeramente más largo.

En cualquier caso, no estamos hablando de perros demasiado voluminosos: incluso el pastor blanco suizo de pelo largo, sigue siendo un perro “compacto”. En ambos casos, sin embargo, pueden tener ondulaciones en el manto, que solo dan una idea de fluidez a la “carrocería” de nuestro amigo suizo.

En cuanto a las dimensiones, daremos algunos números relacionados con el peso y medidas de esta raza. Estamos hablando de ejemplares medianos-grandes, que generalmente miden una altura a la cruz que varía entre 55 y 61 cm para las hembras, y de 60 y 66 cm para los machos. Por lo tanto, están clasificados como perros de tamaño grande.

El peso del Pastor ovejero blanco suizo es de:

  • 25–35 kg para la hembra,
  • 30–40 kg para el macho.

Ahora hablaremos de los rasgos faciales. La cabeza y el hocico están bien proporcionados. La trufa es oscura: se nota pero no es muy llamativa. Los ojos tienen un forma ligeramente almendrada. Las orejas las lleva levantadas y son bastante grandes, de forma triangular. En resumen, ¿un socio “albino” del pastor alemán? Más o menos sí, pero tal vez con un pelo más elegante.

Pastor blanco suizo: carácter

El Pastor Blanco Suizo se aleja un poco de la mayoría de los otros perros pastores. De hecho, es una raza aún más tranquila y equilibrada, realmente adecuada para muchos contextos diferentes. En primer lugar, es más cariñoso y dócil, por lo que es un placer adiestrarlo, además, en virtud de que tiene una inteligencia sobresaliente.

Por otro lado, ciertamente no es sumiso: el perro pastor suizo tiene un temperamento fuerte pero sin exagerar. Es difícil verlo mostrar sus dientes: es una raza que no es violenta ni agresiva. Al contrario, es obediente y leal a su dueño, siempre manteniendo su dignidad e independencia. A lo sumo, puede ser un poco reservado o tímido con los extraños: una etiqueta que lleva, siempre impecable, una educación irreprensible.

En el hogar, podríamos definirlo un “tío bueno”, cariñoso y cordial con todos, incluidos los niños (siempre que no exageren en molestarlo abusando de su paciencia, obviamente).

Pastor blanco suizo: salud

Solo hay que prestar atención al hecho de que es una raza muy glotona: el pastor blanco suizo come de todo, por lo tanto, hay que evitar dejar “alimentos para humanos” o “objetos que sean apetecibles” a su alcance, y de hecho, tendrás que vigilar la dieta de tu amigo de cuatro patas.

Respecto a la salud del pastor blanco suizo, no da mayores problemas. Es robusto y longevo, esta raza puede ser afectada fácilmente solo por la queratitis superficial crónica, una enfermedad autoinmune que, lamentablemente, requiere un tratamiento de por vida, pero si se controla adecuadamente, no implica grandes peligros para el animal (los casos de esta patología son más frecuentes en las hembras).

Pastor blanco suizo: precio y criadores

Si decides adoptar un Pastor blanco suizo cachorro, debes saber que este no es un perro de apartamento y que incluso si tienes un jardín, a menos que sea realmente grande, este perro necesitará hacer mucho ejercicio.

Es un perro de trabajo y siempre tiene que estar haciendo algo. Los paseos deben ser largos y frecuentes. Es un perro que necesita desahogarse y, si no le das la posibilidad, puede deprimirse.

En España y Estados Unidos existen varios criadores de esta raza, que tiene un precio de referencia inicial de 1100 euros en adelante, unos 1200 dólares. Pero también, con paciencia podrás encontrar tu cachorro en Argentina, Chile, Colombia o en México. Los datos sugieren que estamos frente a una raza canina en crecimiento, tanto en términos de números como de popularidad.

Pastor blanco suizo: cachorros

Si estás pensando en llevar a tu hogar un pastor suizo, debes saber, que además de tener un carácter espléndido, esta raza no requiere demasiados cuidados. Se adiestra con bastante facilidad, gracias a una combinación de aprendizaje rápido y a la disciplina que está ligada a su ADN. El pelo no es particularmente delicado, pero se debe mantener limpio para resaltar el color blanco.

Recuerda siempre pedir el pedigrí, que por otro lado es fundamental: te permite comprobar la pureza de la raza del perro. Un animal con pedigrí posee ciertas características propias de su raza que le diferencian del resto.

Ahora que hemos aclarado los aspectos más importantes, puedes ir en busca de tu nuevo amigo de 4 patas, que seguramente te está esperando.

Tal vez te pueda interesar leer otro artículo relacionado con otras razas de perros como: