Pastor de la Maremma y de los Abruzos: carácter, salud, cría y precio

0
7873

El perro pastor de la Maremma y de los Abruzos es una raza de origen italiano, con un carácter fuerte y fiel: descubramos todas sus características.

Asia Central, II-I siglo a. C.: en las grandes tierras del Imperio Romano existía un custodio que vigilaba los ganados. Este era el pastor de la Maremma, un perro que tiene orígenes muy antiguos. Los primeros testimonios de su existencia provienen de los escritos de Columella (escritor agronómico romano), quien en una citación lo define como un “guardián incorruptible del ganado y un adversario digno del lobo y el oso”.

En los siglos siguientes se convertiría en el perro que conocemos hoy, gracias a la selección realizada en las regiones de los Apeninos y de los Abruzos (por esta razón también se llama perro pastor de la Maremma y de los Abruzos).

Pastor de Maremma: orígenes

Podemos decir que es una raza de origen asiático (más precisamente del Medio Oriente), que llegó a Italia durante el período del Renacimiento, aunque en verdad su presencia ya era conocida en toda la península itálica desde hace tiempo. Fue seleccionado para proteger al ganado de los ataques de ciertos depredadores (especialmente de los lobos), el color de su manto era absolutamente funcional para su tarea: el color blanco permitía que los pastores lo distinguieran durante los ataques de los lobos, sin confundirlo con los depredadores.

Incluso hoy en día, el pastor de la Maremma y de los Abruzos es reconocido como uno de los mejores perros guardianes de animales de pastoreo, y también se utiliza para la defensa de territorios y de hogares.

Dentro de poco hablaremos de su carácter, pero podemos ofrecer una anticipación: el pastor de la Maremma y de los Abruzos es un perro fuerte y leal, con un carácter valiente e independiente. Sin dudas, podría sobrevivir incluso sin la ayuda humana.

Pastor de Maremma: características

Como puedes intuir, el pastor de la Maremma y de los Abruzos es parte de las razas de perros de tamaño grande: solo hay que mirarlo para darse cuenta de lo fuerte, orgulloso y majestuoso que es. Tiene unas patas poderosas, un cuerpo armonioso con una fuerza inmensa. Esto le permite sobrevivir a cualquier clima, que sean temperaturas altas o bajas.

Su manto es de color blanco uniforme (aunque el estándar también admite otros pocos colores, como el marfil o el naranja pálido), la cola se erige solo si el perro está en alerta, mientras que su pelaje es abundante, lanudo y áspero al tacto. En cuanto a los ojos del pastor de la Maremma y de los Abruzos son pequeños y oscuros, las orejas cuelgan a forma de “V”, típico de los perros pastores.

Para dar una idea de su grandeza, la cabeza de un pastor de la Maremma y de los Abruzos es muy similar a la de un oso. Ninguna patología particular es atribuible a esta raza.

Pastor de la Maremma y de los Abruzos: carácter

Debe ser educado de manera razonable: el pastor de la Maremma y de los Abruzos es un perro imponente con un carácter extremadamente orgulloso. Por esta razón, no es un fan de caricias y mimos, pero no debemos confundir: es una raza que se apega mucho a su dueño y familia, solo que la independencia que muestra, hace que no esté todo el tiempo en la puerta de casa esperando a su dueño.

De hecho, aunque no sea un perro agresivo, se pondrá agresivo solo para defender su hogar y su familia, de la cuál exige respeto para darlo a su vez. Es un perro que desconfía de las personas que no conoce.

Debemos educarlo bien desde cachorro: sin gritos innecesarios, órdenes o violencia, en cambio se necesita calma y respeto. Es un perro muy inteligente que entiende con pocas palabras. En conclusión: el pastor de la Maremma y de los Abruzos no es un perro para todos. Quien lo lleve con él debe tener grandes espacios, pero sobre todo un gran deseo de tratar con un perro orgulloso y respetuoso.

Pastor de Maremma: salud y nutrición

Como se mencionó anteriormente, el pastor de la Maremma y de los Abruzos no es un perro que está sujeto a patologías particulares: es fuerte y robusto. Su vida promedio varía de 11 a 13 años, y la pasa bien en entornos rurales, en espacios abiertos. No es adecuado para la vida en un apartamento, y recomendamos su vida en una casa solo en presencia de un jardín.

Prefiere dormir al aire libre, dado su abundante manto, no sufre el frío. Podemos decir que le encanta quedarse afuera del hogar porque puede vigilar que nadie se acerque a la casa.

En cuanto a su cuidado, el pastor de la Maremma y de los Abruzos no necesita que le rapen el pelo en verano, pero debe tener un espacio en la sombra y por supuesto agua a voluntad. Durante el período de muda, también necesitará un buen baño y cepillados frecuentes.

En cuanto a la alimentación del pastor de la Maremma y de los Abruzos, es bueno distribuir las comidas en 2-3 veces al día, tienen que ser moderadas, porque a él le gusta así.

Pastor de la Maremma: precio y establecimientos de cría

En cuanto al precio de un pastor de la Maremma y de los Abruzos, un cachorro ronda los 500 -1,000 euros, unos 600 – 1,100 dólares. Como puedes intuir, la diferencia del costo varía según el pedigrí, la salud del espécimen y las vacunas realizadas.

Recuerda siempre pedir el pedigrí, que por otro lado es fundamental: te permite comprobar la pureza de la raza del perro. Un animal con pedigrí posee ciertas características propias de su raza que le diferencian del resto.

Ahora que hemos aclarado los aspectos más importantes, puedes ir en busca de tu nuevo amigo de 4 patas, que seguramente te está esperando.

El pastor de la Maremma y de los Abruzos es parte de los perros pastores, por lo que también podrían interesarte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here