Pastor de Picardía (Berger Picard): una raza francesa casi desconocida

0
38

Conozcamos al perro pastor de Picardía, llamado también con el nombre de Berger Picard

El pastor de Picardía es un perro de origen francés, en particular, se caracteriza por su apariencia de grifón con un pelo largo y duro que cruje entre los dedos cuando se acaricia. También él, es un «duro», pero solo para la defensa y si se le provoca. Si está bien adiestrado, es un perro poco agresivo, muy cariñoso, dulce y fiel a su amo.

También es un excelente compañero de juegos para los niños, con quienes es amigable y muy paciente. Es un perro muy equilibrado, conocido por su salud de hierro y gran inteligencia. Siempre tiene una expresión alegre y alerta.

El perro pastor de Picardía, nació principalmente como perro pastor o perro ovejero, pero hoy en día, sobre todo, es un perro de compañía, que aunque no es realmente adecuado para vivir en un apartamento, se adapta sin demasiados problemas, siempre que tenga la posibilidad de hacer un poco de ejercicio físico todos los días ya que también es un verdadero deportista.

Es una raza de perros que después de la Segunda Guerra Mundial era en peligro de extinción, y aún es casi completamente desconocida fuera de Francia. Se cría especialmente en la región francesa de Picardía, de la cual toma su nombre, pero también se encuentran ejemplares en la Benelux y el norte de Alemania.

Pastor de Picardía: orígenes y utilización del perro

El pastor de Picardía es una raza canina de origen francés, reconocida por la FCI con el estándar No. 326. Esta raza también es llamada: Berger de Picardía, Berger Picard y Picardy Sheepdog o por algunos es simplemetnte el ovejero de Picardía.

Aunque no se está completamente seguro de sus orígenes, muchos creen que el pastor de picardía es la raza de pastor más antigua de Francia. Algunos expertos han planteado la hipótesis de que el Berger Picard llegó a Francia en el siglo IX, siguiendo a los celtas, y hay quienes lo consideran entre los perros que contribuyeron a la formación del Boyero de Flandes.

Criado siempre en la región de Picardía en Francia, pero también presente en el Benelux y en el norte de Alemania, es una raza casi completamente desconocida fuera de Francia. Fue utilizado principalmente como perro ovejero para el control de rebaños.

Un primer estándar del perro pastor de Picardía se elaboró en 1912, pero solo en 1925, el French Shepherd Dog Club, hizo oficial a esta raza. Sin embargo, el debut de exhibición de la raza tuvo lugar en 1899, pero la raza no fue juzgada. Después de la Segunda Guerra Mundial estuvo en peligro de extinción. De los últimos especímenes restantes, la raza fue reconstruida a partir del 1953.

Hoy en día, el pastor de Picardía es ante todo un perro guardián y de compañía. Y en este estilo de vida se ha adaptado muy bien. Los admiradores de esta raza elogian su carácter, inteligencia y la sensación de seguridad que transmite. También es un soporte válido para la Protección Civil.

Pastor de Picardía: características físicas

El Berger Picard es un perro de tamaño mediano, con una altura de:

  • aproximadamente 60-65 cm para los machos
  • 55-60 para las hembras.

Tiene un peso que oscila entre los 20-26 kg.

Las hembras son generalmente un poco más largas que los machos. La cabeza está bien proporcionada al resto del cuerpo, con un cráneo ancho y un hocico potente. La trufa es negra. Tiene un bigote y una barba. Los ojos son ovalados, oscuros y grandes. Las orejas, en promedio son grandes, levantadas y anchas en la base, con puntas ligeramente redondeadas. El cuello es largo, musculoso y fuerte. El pecho es profundo y la espalda recta. Las extremidades tienen una estructura ósea notoria y son bastante sólidas. La cola es larga y se encorva en la punta.

El pelo del perro pastor de Picardía es duro y de longitud media (5-6 cm), ni con flecos y tampoco es plano, es particularmente resistente a las intemperies. Tiene que ser áspero y crujir bajo tus dedos. El subpelo es fino y abundante.

Los colores del manto pueden ser:

  • gris
  • gris-azul
  • gris-negro
  • gris-rojo
  • leonado claro y oscuro.

El pastor de Picardía es un perro sólido, rústico y bien constituido físicamente, sin ser muy pesado. Tiene un andar elástico y suelto. Es un perro que permanece elegante cuando está parado y cuando está en movimiento. Tiene una expresión animada y alerta caracterizada por su apariencia de grifón.

Pastor de Picardía: salud

Su salud de hierro es legendaria. Aunque es bueno prestar atención a sus dientes, y es recomendable siempre cuidar su pelo.

El pastor de Picardía no es un perro de apartamento, pero se adapta fácilmente a vivir en este hábitat siempre que tenga la posibilidad de salir y moverse al aire libre todos los días.

Pastor de Pcardía: carácter

El pastor de Picardía es un perro atrevido y valiente. Puede ser un poco agresivo, pero esta característica se puede controlar con el adiestramiento adecuado. Necesita un dueño estricto y consistente. No debe ser propenso a la violencia y debe recompensarlo con afecto aunque siempre manteniéndose firme.

Es un perro que se adapta a cada situación y es un verdadero deportista, siempre está lleno de energía. También le gusta mucho estar en el agua. Es un excelente perro de compañía y vive sin problemas en la familia. No tiene problemas con los niños, a quienes les demuestra ser extremadamente amable y paciente. Si está acostumbrado a hacerlo desde una edad temprana, también se lleva bien con otros animales.

El pastor de Picardía es un perro cariñoso y leal a su amo. También es un perro muy equilibrado y no muy agresivo, pero si lo podría ser con extraños. En comparación con otros perros pastores, el perro pastor de Picardía es mucho más tranquilo y más seguro. Siempre actúa con gran lucidez y sin nerviosismo.

Pastor de Pcardía: precio y cachorros

Un cachorro de esta raza en España, México, Argentina o en Chile, pero también en Venezuela o en Colombia puede costar mucho porque no es fácil encontrarlo, mientras que en su región de origen el precio baja.

Si compras un perro como estos, debes tratar su manto con mucho cuidado y recuerda no convertirlo en un perro de sofá. Necesita estar al aire libre y correr todos los días.