Perro de San Huberto (Bloodhound): carácter, cachorros y precio

0
715

Al Perro de San Huberto en inglés se lo conoce como bloodhound, que significa literalmente “sabueso de sangre”, y se refiere a la notable capacidad de los ejemplares de esta raza para perseguir a la presa herida durante la caza

El Perro de San Huberto (Bloodhound), es un perro de origen belga que pertenece a la categoría de sabuesos y perros de rastreo. Y no sólo eso. Esta raza no es una de las muchas incluidas en el grupo número 6, ésta es la raza que se considera como la más hábil para reconocer los olores.

De hecho, Bloodhound significa «perro de sangre», en español se le llama «Perro de San Huberto», Huberto era el obispo de Lieja que fundó una abadía donde los monjes criaron cuidadosamente esta raza de perros.

Perro de San Huberto (Bloodhound): orígenes

Los orígenes del Bloodhound o Perro de San Huberto se remontan a la Edad Media, en la zona conocida como la región de las Ardenas. Como muchas razas de perros, su selección y su aspecto actual se deben en gran medida a la contribución de los ingleses.

Sus orígenes son muy antiguos, hay quienes incluso afirman que son asiáticos. Otros estudiosos apoyan la hipótesis de que sus antepasados fueron los grandes perros de búsqueda introducidos en Galia por las legiones de Roma.

Era una raza muy popular y reconocida en la corte, fue utilizado como regalo por parte de los nobles en el pasado, y se crió con mucho cuidado desde el siglo XVI.

A pesar de ser considerado un “símbolo nacional”, no se cría mucho en su país de origen, Bélgica. Es más numeroso en Alemania y los Países Bajos.
Se importó por primera vez en los Estados Unidos en 1885, y desde entonces ha tenido un gran éxito en este país.

En México, España y Argentina, esta raza canina es muy apreciada, pero el número de ejemplares siempre es modesto. Su nombre “Bloodhound” significa “sabueso de sangre”. Toma su nombre original “Perro de San Huberto” de Huberto, Obispo de Lieja, quien fundó una abadía donde se criaron estos perros, que los monjes siguieron seleccionando durante muchas décadas.

Perro de San Huberto (Bloodhound): carácter

Perro de seguimiento y rastreo por excelencia. Es un perro rastreador perfecto por sus cualidades olfativas, que están altamente desarrolladas en comparación con otras razas pertenecientes a este grupo.

El Bloodhound és muy inteligente. Es una raza perfecta para la caza en terrenos difíciles, ya que es muy resistente. No tiene problemas de índole climático, se adapta muy bien para realizar actividades en cualquier lugar. Su temperamento es ejemplar.

Le encanta mucho que el dueño lo tenga en cuenta. A él le gusta estar en contacto tanto como sea posible con las personas que considera sus amigos. Es muy cariñoso y fiel. Si está acostumbrado a ello, no tiene ningún problema de quedarse en casa con la familia. Es bastante tranquilo si no es estimulado para que realice actividades.

Perro de San Huberto (Bloodhound): características

El Perro de San Huberto es un perro de tamaño mediano a grande, clasificado como un Bracoide. Su cuerpo es robusto, camina generalmente moviéndose lentamente y tiene un andar impresionante, tiene una cabeza grande que es fácil de reconocer y también el resto del cuerpo es proporcional.

Sin embargo, no es un animal “gordo”, tiene un físico musculoso y fuerte, es armonioso en general y expresa fuerza y calma.

Los Bloodhound cachorros son bastante grandes y fuertes, cuando crecen alcanzan los 67 cm de altura si son machos con un peso de 41–50 kg. Las hembras de esta raza «solo» alcanzan los 60 cm de altura con un peso de 36–45 kg.

La espalda es larga y ancha, la barriga está ligeramente levantada, la cabeza y el hocico son siempre grandes, aún cuando el perro es un cachorro. A medida que crecen, los cachorros comienzan a mostrar pequeñas arrugas en la piel de la frente y las mejillas, con los años las arrugas se hacen cada vez más marcadas.

Otra característica que hace que el Perro de San Huberto sea un perro fácil de identificar son sus labios, muy largos y colgantes, la nariz no tiene características particulares pero es de color negro, como en muchas otras razas.

El cuello es largo y muy resistente, las orejas también son largas, incluso llegan a tocar sus mandíbulas, los ojos solo pueden ser de color avellana, son un poco hundidos y aparentan ser más pequeños de lo que realmente son.

Desde cachorros, estos perros tienen extremidades rectas y musculosas que contribuyen a la lentitud de la marcha, acompañada de la cola curvada y en la parte inferior adornada con pelo de unos 5 cm de largo.

El pelaje es corto en el resto del cuerpo y puede ser de color:

  • Negro-leonado
  • Color hígado-leonado
  • Leonado
  • Castaño rojizo.

El primer color es el más buscado. El color negro debe estar en la parte posterior en forma de montura, en los lados, sobre la nuca y en la parte superior de la cabeza. El blanco no está permitido, sin embargo, el blanco en el pecho o en las patas no implica una descalificación.

Olfato del Perro de San Huberto (Bloodhound)

El Bloodhound es el sabueso por excelencia, tiene un sentido del olfato verdaderamente extraordinario, por lo que es el perro de rastreo molecular más efectivo hasta la fecha. Si adiestrado se utiliza para ser parte de la unidad de perros ad hoc que se ocupa de «casos especiales» porque es capaz de rastrear una pista humana, incluso la de un individuo en particular que ha pasado por un lugar determinado mucho tiempo antes.

Además de sus habilidades olfativas, también sobresale por tener una excelente inteligencia, siempre se ha utilizado en la caza, y hoy en día, también se utiliza en otros sectores donde se necesita un olfato especialmente sensible.

Perro de San Huberto (Bloodhound): adiestramiento

El Perro de San Huberto (Bloodhound) es un perro con un instinto de caza innato y muy fuerte. Como hemos mencionado, está quipado de una buena inteligencia, pero sin embargo es un perro independiente y de voluntad fuerte, por lo que es necesario adiestrarlo desde cachorro para que pueda obedecer y seguir las órdenes.

Si está bien acostumbrado, también puede adaptarse a la vida en el hogar, pero siempre debe ser llevado a lugares abiertos para que mantenga su instinto primordial.

Además de la caza, hoy en día el Bloodhound también se utiliza para buscar criminales o personas desaparecidas.

Perro de San Huberto (Bloodhound): cuidado general

Los Perro de San Huberto son perros de vida media, con una esperanza de vida promedio de de 12-13 años. Es una raza sustancialmente saludable sin enfermedades peculiares. Pero puede sufrir como toda raza de su talla:

Sus orejas y ojos siempre deben cuidarse, mientras que su piel colgante y sus arrugas deben limpiarse cuidadosamente. Puedes leer también algunos trucos para limpiar los oídos de tu perro o cómo lavar los dientes del perro de forma natural.

Perro de San Huberto (Bloodhound): precio y cachorros

El precio de un Perro de San Huberto cachorro puede ser bastante alto, porque no es una raza muy extendida, también, porque tiene cualidades indiscutibles. Por debajo de los 1000 euros, unos 1100 dólares es difícil encontrarlo.

Si queremos un perro de esta raza, es bueno saber los defectos que puede presentar, sin restar valor al afecto que sentimos por nuestros perros aunque sean imperfectos.

Los defectos comunes de esta raza canina son la mandíbula desviada, la falta de premolares, la trufa rosada, el pelaje amarillo claro, el iris amarillo claro, movimiento incorrecto, monorquidia, criptorquidia, carácter tímido o temeroso.

Una curiosidad relacionada con los dibujos animados:

Parece que Walt Disney se inspiró en el Perro de San Huberto (Bloodhound) para diseñar el personaje de Pluto.

Tal vez le pueda interesar leer otro artículo relacionado con otras razas de perros como:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here