Sabueso fino colombiano: variedades, características, cachorros y precio

0
2497

Denominado también: Tinajero, Chapolo, Bramador y Aullador, el Sabueso fino colombiano es un perro muy cariñoso con un olfato increíble, veamos todas sus características

El Sabueso Fino Colombiano es una raza de perros originaria de Colombia, creada por una selección natural a lo largo del tiempo. Actualmente es una raza reconocida por el Club Canino Colombiano desde el año 2015. Una de sus características más representativas son las orejas, realmente un espectáculo. ¿Conoces las orejas de Pluto? ¡Las tiene iguales!

Se originó a partir de razas de perros tipo sabueso, es decir perros que tienen un olfato muy agudo y por lo tanto aptos para la caza. Entre ellos podemos mencionar el Fox hound, el Sabueso español, algunos sabuesos franceses, el Pointer y quizá otros perros de rastro y muestra de orígenes Europeos.

El Sabueso Fino Colombiano es conocido con diferentes nombres, como “Perro Fino”, “Chapolo” (en el Caribe Colombiano), “Sabueso tinajero” (en Santander), “Bramador” (en Antioquia) y “Aullador” (en otras regiones del país), o sencillamente “Sabueso colombiano” en el resto del mundo. Su nombre más común, “Fino” lo recibe por su físico y sus agudas cualidades.

Sabueso fino colombiano: orígenes

El Sabueso fino colombiano es un perro de caza que se originó en Colombia, a partir de los sabuesos y perros de muestra introducidos en el país que llegaron desde Europa, Gran Bretaña y Norteamérica, en época de la Colonia.

La historia del Sabueso fino colombiano empieza por lo menos un siglo después de la llegada de los españoles al nuevo mundo. Desde mediados del siglo XVI hasta el siglo XIX, se introdujeron en Colombia sabuesos de orígenes españoles para cazar roedores, galgos para cazar venados y perdigueros para cazar patos, luego cuando la campaña libertadora empezó, e intervino la legión británica, ingresaron a la región razas de perros inglesas, como por ejemplo, el Fox Hound y el Pointer.

Podríamos ipotizar que todas estas razas contribuyeron a la realización de nuestro amigo, y gracias a sus grandes habilidades como perro de caza, el Sabueso colombiano se hizo muy popular en todo el territorio y supo adaptarse a las diferentes latitudes de las regiones colombianas. Como raza, está cumpliendo todos los requisitos exigidos por la FCI para su reconocimiento internacional. Seguramente, en un futuro no muy lejano, logrará su reconocimiento definitivo a nivel internacional y su clasificación en el grupo 6 al que corresponde (perros tipo sabueso, perros de rastro y razas semejantes).

Sabueso fino colombiano: variedades

El Sabueso fino colombiano siempre se ha utilizado solo para la caza, es muy popular por su resistencia y sus habilidades olfativas muy desarrolladas. Es un perro sencillo, que le encanta explorar el territorio junto a su dueño. Existen dos variedades de Sabueso colombiano:

  • Sabueso Fino Colombiano (Estándar): de 45 a 50 cm de altura a la cruz, con un peso entre 15 y 25 Kg.
  • Sabueso Fino Colombiano (Grande): de 51 a 58 cm de altura a la cruz, con un peso entre 25 y 35 Kg.

Su pelo es corto, liso y brillante.

Sabueso fino colombiano: características

El Sabueso fino colombiano tiene unas orejas que son realmente un espectáculo. Grandes, colgantes, llamativas y ligeramente redondeadas, además, si le agregamos dos ojos hermosos y brillantes, bueno, es un encanto.

Pero cuando debe realizar su trabajo, el Sabueso colombiano se olvida de su timidez y se desenvuelve con astucia. Corre y huele hasta que encuentra su presa. Y cuando la encuentra, se pone muy feliz y advierte al cazador con ladridos alegres y agudos.

El Fino colombiano es un perro de tamaño mediano, su cuerpo es más largo que alto y tiene una proporción rectangular, nunca será cuadrado ni tampoco con las patas muy cortas, como lo sería un perro enano (perros de tamaño mediano-grande pero con patas cortas).

Al Sabueso Fino Colombiano lo podemos encontrar en las siguientes variedades de colores:

  • Rojo,
  • Negro,
  • Blanco,
  • Marrón,
  • Atigrado (pueden presentar diversas tonalidades y combinaciones de estos colores).

Sabueso fino colombiano: carácter

Es un perro fiel y cariñoso, aunque terco y obstinado cuando realiza su trabajo (la caza), en el hogar es afectuoso con los niños y un excelente perro de compañía. El Sabueso colombiano es muy inteligente. Es una raza perfecta para la caza en terrenos difíciles, ya que es muy resistente.

Puede ser un poco tímido con quienes no conoce, pero es un perro muy tranquilo. Tampoco tiene problemas con otros perros. Por el contrario, el Sabueso fino colombiano, aunque trabaje bien solo o en pareja, el trabajo en grupo es mejor para él.

Sabueso fino colombiano: salud y cuidados

Es una raza particularmente resistente. No existen patologías específicas que sean conocidas para esta raza, siempre obviamente que el perro se mantenga regularmente vacunado.

Su punto débil seguramente son las orejas; estas, siendo largas, son más propensas a la acumulación de cera y suciedad, además, durante la caza pueden llenarse fácilmente de cuerpos extraños. Por este motivo, el perro tendrá que ser revisado cada vez que se regrese de una cacería. Deberás limpiar sus orejas de la cera y suciedad habitualmente, para evitar acumulaciones que pueden resultar en alguna complicación.

Por lo demás, será suficiente un cepillado regular para retirar el pelo muerto y un baño ocasional para mantenerlo limpio.

Sabueso fino colombiano: criadores, cachorros y precio

Se puede consultar la página internet de la Asociación Club del Sabueso Fino Colombiano (CSFC), que recomienda a las personas que desean adquirir un cachorro de SFC (Sabueso fino colombiano), a verificar que el criador esté debidamente registrado ante la ACCC (Asociación Club Canino Colombiano) y que haga la entrega del cachorro registrado en el registro correspondiente, también sugieren verificar el estado general de salud del cachorro antes de adquirirlo y que tenga la edad mínima de 60 días antes de la entrega.

Un Sabueso fino colombiano cachorro puede costar al cambio actual desde 300 euros, unos 400 dólares, en adelante. Es fundamental que compres a un criador de confianza para que puedas tener la seguridad de que tu cachorro ha sido:

  • Criado para que tenga buena salud y temperamento;
  • Bien seleccionado (sus padres fueron elegidos sin enfermedades genéticas);
  • Debidamente socializado, para que no sea demasiado miedoso ni demasiado agresivo;
  • Vacunado y bien cuidado.

Además, si adoptas un cachorro, el criador confiable te entregará un certificado veterinario, en el que se expone que se realiza la entrega del animal desparasitado y completamente sano.

Ahora que hemos aclarado todos los aspectos más importantes, puedes ir en busca de tu nuevo amigo de 4 patas, que seguramente te está esperando.

Tal vez te pueda interesar leer otro artículo relacionado con otras razas de perros como: