Sussex Spaniel: carácter, cachorros, precio y criadores

0
81

Adiestramiento
Relación con extraños
Afecto por la familia
Adecuado como primer perro
Facilidad de limpieza
Nivel de energía

¿Y tú? ¿Qué opinas de esta raza?
Valuación: 5 - 3 votos

El Sussex Spaniel es nativo de Gran Bretaña y está en peligro de extinción. Es una de las razas más raras del grupo de los Spaniels que existen en la actualidad.

El Sussex Spaniel es una de las variedades del grupo de los Spaniels menos conocida mundialmente. Es un excelente perro cobrador por sangre; esto quiere decir que detectan a la presa cuando está herida por medio de su sofisticado olfato.

Se trata de un perro de constitución robusta pese a su tamaño, posee una capacidad natural para el trabajo, puesto que es increíblemente activo y enérgico.

Sussex Spaniel: orígenes

Este Sussex Spaniel era utilizado durante el siglo XVII para la caza de perdices y faisanes en el condado de Sussex en Inglaterra. Surgió de la cruza de diferentes Spaniels y ganó popularidad en Londres en el año 1862 por su belleza y encanto.

Se dice que el Sr Fuller, un terrateniente del condado de Sussex tenía varias razas de Spaniels en sus tierras, incluido los Sussex Spaniels, y fue quien los criaba como perros de caza y perros cobradores.

Durante la Segunda Guerra Mundial la raza se extinguió casi completamente en su país de origen, hasta que un grupo de aficionados salvó la raza y comenzaron a criar los hermosos Sussex Spaniels. Estos fieles seguidores de la raza pudieron mantenerla viva, aunque se trate de un pequeño número de ejemplares en la actualidad.

Sussex Spaniel: aspecto

El Sussex Spaniel es un perro de constitución sólida y mediana; un Sussex Spaniel adulto mide entre 38 a 41 cm y pesa unos 23 kg aproximadamente. El formato de su cuerpo es muy similar al del Teckel o Dachshund, alargado y de patas cortas, lo cual le da un movimiento característico en su forma de caminar.

El Sussex posee ojos de color avellana bastante grandes con una mirada tierna y suave. Sus orejas son gruesas, largas y sedosas, se encuentran moderadamente bajas y las mismas caen suavemente sobre la cabeza de este majestuoso animal. Su cuerpo en general es fornido y fuerte, con un cráneo ancho y una mandíbula perfectamente rectangular. La nariz es color marrón y orificios nasales anchos, digna de un perro cobrador dotado de un excelente olfato.

Quizás el aspecto más llamativo del Sussex Spaniel es su sedoso y brillante manto abundante y ondulado, con un color marrón y reflejos dorados intensos casi como el oro, el cual protege todo su cuerpo, y en sus patas forma simpáticos flecos.

Sussex Spaniel: carácter

El Sussex es un perro realmente adorable, puede relacionarse con niños y adultos mayores, un perfecto compañero para toda la familia. Aunque tiende a ser menos juguetón que el resto de los Spaniels, dado que posee un carácter tranquilo, un temperamento equilibrado y una dulzura inigualable.

Si bien tiene un nivel de energía bastante bajo para tratarse de un perro de caza, está muy comprometido con su trabajo, y hará todo lo que esté a su alcance para complacer a su dueño. Solo ladra cuando está de cacería, o para alertar sobre algo sospechoso o algún intruso, por lo cual también puede ser un buen perro guardián.

Es apto para la vida en la ciudad o en el campo. Suele ser tranquilo, aunque con los extraños se ponga alerta inmediatamente, pero no será agresivo.

El Sussex es un perro de trabajo muy independiente, con su amo tiende a ser posesivo; y aunque a veces sea un poco testarudo, cabe destacar que tiene una inteligencia y astucia como ninguno. Deberá recibir la crianza apropiada durante su etapa de cachorro para ser obediente y no revelarse o hacer travesuras.

Sussex Spaniel: salud

Esta raza tiene una salud excepcional, se podría decir que posee una salud de hierro. Es poco habitual que se enfermen y pueden llegar a vivir muchos años. La única enfermedad que podría llegar a sufrir es displasia de cadera, la misma puede ser detectada en edad temprana y tratada por un profesional veterinario.

Como mencionamos anteriormente es un perro que puede adaptarse a diferentes estilos de vida, pero su alma es campestre y si vive en un departamento o en la ciudad, deberá mantenerse estimulado con paseos y juegos para no aburrirse y tener un estado físico saludable. Si puedes cubrir sus necesidades, en cuanto a alimentación y ejercicio, no tendrá tendencia a tener sobrepeso ni obesidad.

En cuanto al aseo, hay que cepillarlo varias veces por semana y bañarlo cada dos o tres meses, además de controlar que sus orejas estén limpias y libres de infecciones u hongos. El pelo que posee alrededor de las patas debe cortarse regularmente, así como el que rodea sus almohadillas.

Sussex Spaniel: alimentación

Se dice que el crecimiento pleno de esta raza es en general muy lento, puede demorar entre 2 y 3 años, por lo cual durante este periodo la alimentación es sumamente importante para que se desarrolle correctamente. La comida para perros, como las croquetas, son ideal para esta raza; siempre consulta a tu veterinario sobre marcas de alimentos de calidad que cuenten con los nutrientes, proteínas y minerales para que tu cachorro crezca sano y fuerte; se recomienda proporcionar dos comidas diarias, y premios alimenticios durante el adiestramiento.

En algunos casos, esta raza, como todas las variedades de perros cazadores o cobradores, pueden sufrir de torsión gástrica o distensión del estómago debido a la excesiva y rápida ingesta de alimentos. Lo recomendable es que luego del ejercicio o juego, esperes unos momentos antes de darle su alimento, para saciar el ansia del perro bríndale un recipiente con agua fresca previo a la comida.

Sussex Spaniel: cachorros

El cachorro de Sussex Spaniel tiende a ser muy testarudo, por lo cual requiere de un adiestramiento a una edad temprana, para que aprenda sobre disciplina y obediencia.

Si estás interesado en criarlo para la caza, es importante que recuerdes que los refuerzos positivos son altamente efectivos, especialmente si son algún sabroso bocado a la que este pequeño animal peludo no podrá resistirse.

Sussex Spaniel: precio y establecimientos de cría

Un Sussex Spaniel cachorro puede costar entre 1100 y 1500 euros, unos 1000-1700 dólares; te recordamos que se trata de una raza con muy pocos ejemplares en el mundo, además de tratarse del Spaniel más raro del grupo, por ello posee un precio tan elevado.

Es fundamental que compres a un criador de confianza para que puedas tener la seguridad de que tu cachorro ha sido:

  • Criado para que tenga buena salud y temperamento;
  • Bien seleccionado (sus padres fueron elegidos sin enfermedades genéticas);
  • Debidamente socializado, para que no sea demasiado miedoso ni demasiado agresivo;
  • Vacunado y bien cuidado.

Además, si adoptas un cachorro, el criador confiable te entregará un certificado veterinario, en el que se expone que se realiza la entrega del animal desparasitado y completamente sano.

Ahora que hemos aclarado todos los aspectos más importantes, puedes ir en busca de tu nuevo amigo de 4 patas, que seguramente te está esperando.