¿Tu perro come heces? ¡Qué puedes hacer para desacostumbrarlo!

0
30

Coprofagia en perros: es decir, el perro come heces

Cuando el perro come caca te causa repugnancia al verlo, lo sé. Pero este comportamiento debe analizarse para que entiendas lo que NO debes hacer, para poder resolverlo, de lo contrario, correrías el riesgo de empeorar la situación y reforzar este comportamiento, en vez de evitarlo.

¿Por qué los perros comen heces?

Las razones por las cuales el perro come caca se pueden deber a diferentes causas según la situación y la especie en la que se concentra el comportamiento , y no siempre son razones que se deban a problemas patológicos. Las razones fisiológicas, por lo tanto, no son atribuibles a este problema.

Las razones naturales por las que un perro come heces pueden ser:

  • Si el perro come heces de rumiantes o de herbívoros, por ejemplo, de vaca o caballo, la razón podría ser la atracción por el olor que les llama la atención, pero sobre todo por la gran cantidad de bacterias presentes en estos excrementos, debido a las fibras digeridas por estos animales.
  • Si el perro come heces de gato, lo hace porque tienen un olor y un gusto particularmente agradables para él, este es un comportamiento tan frecuente que puede deducirse que esa es la razón.
  • Las hembras que han dado a luz recientemente comen las heces de los cachorros para mantener el medio ambiente limpio, y este comportamiento se considera normal.
  • Los cachorros pueden imitar este comportamiento, y luego abandonarlo cuando crecen y, por lo tanto, es normal cuando son muy pequeños. También podrían hacerlo por pura curiosidad cuando sean adultos.
  • En la edad adulta, a veces es solo una imitación del comportamiento de otros perros (que tal vez presentan problemas patológicos, pero el perro que imita es saludable y solo necesita ser desacostumbrado)
  • Si cambias su alimentación (incluso una marca comercial o sabor), las heces cambian de olor y el perro las puede comer, pero luego detendrá este comportamiento.

Causas patológicas por las que los perros comen heces

Hay situaciones en las que el perro come sus propias heces o de otros perros, que, en cambio, deben investigarse de manera distinta y, de hecho, deben evaluarse como un problema. Estos pueden ser de dos tipos:

  1. Estrés, ansiedad o aburrimiento, por lo tanto, se consideran como problemas de comportamiento;
  2. Deficiencias y/o problemas metabólicos.

Aunque muchos veterinarios piensan que se puede tener en cuenta la causa metabólica, la experiencia me lleva a decir que, en realidad, esta razón es extremadamente rara, tanto que se toma en cuenta solo y exclusivamente en perros, especialmente desnutridos o muy mal alimentados, o con condiciones físicas, tales para preocuparse sin importar el comportamiento.

Generalmente, la mayoría de las veces, el perro que come heces es un perro con problemas de comportamiento de tipo ansioso o que está mostrando incomodidad.

A menudo, también tiene la costumbre de comer otros objetos como (telas, piedras, etc.) que no son de origen alimenticio; por lo tanto, está afectado por la pica: así se denomina a la ingesta inadecuada, es decir, comer cosas que no son alimentos.

Hay estudios que muestran cómo el estrés derivado del aislamiento forzado, el aburrimiento o la restricción de los espacios vividos por el perro, entre otras razones, lo pueden llevar a que presente el fenómeno de la coprofagia.

Comportamiento adecuado que se debe tener frente a un perro que come heces: ¿qué hacer y qué no hacer?

El perro que come heces, no te está haciendo un despecho y tampoco se da cuenta de que está haciendo algo malo. Castigarlo, por lo tanto, no servirá de nada, sino que complicará aún más la situación. Incluso tratar de quitar lo que actualmente lo considera comida es un grave error, ya que terminarías compitiendo con tu perro, obteniendo el efecto contrario.

Él pensará que quieres robarle su amada y maravillosa caca … ¡y la comerá más rápido e incluso secretamente para que no lo descubras! Sé que es terrible, pero tenemos que pensar como perros, no como personas, ¿verdad?

Los perros comen caca: posibles soluciones

Entonces, si ves a tu perro comiendo heces, no tendrás que fingir nada, piensa en distraerlo con un juego, llámalo de inmediato, haz que se siente y se lo das. Si el perro está atado con una correa en la calle, lo retirarás pero no lo regañarás.

Para no acostumbrar a un perro a comer su excremento ( o de otros perros que habitan en tu casa), primero tendrás que intentar eliminar las heces tan pronto como se emitan.

Además, la causa de este problema tendrá que verificarse mediante una visita veterinaria para analizar el comportamiento que demuestre lo que realmente está causando el problema, por lo que debes acudir a un veterinario conductista, quien podrá entender mejor cada caso.

A veces también puede ser la convivencia con otros perros u otros animales que genera esta incomodidad, o una actitud incorrecta del dueño o la familia.

También se debe analizar mejor para comprender si este hábito se ha producido después de un evento en particular, o si el perro tenía este problema desde que llegó a casa. Incluso el aburrimiento puede ser una causa, y generalmente es muy común.

Por esta razón, será útil darle al perro juegos olfativos, que podrán involucrarlo mentalmente y no solo físicamente. Interactuar con el perro de forma más activa y frecuente, es sin duda otra solución aplicable.

Productos para coprofagia en perros

Para ayudar a los dueños de perros que comen heces, existen polvos que cambian el olor de las heces, son suplementos que, a menos de intolerancias particulares, pueden administrarse durante el tiempo necesario para disuadir el comportamiento.

Sin embargo, también se deberá implementar una estrategia para reducir la ansiedad y el malestar, porque si esto no se hace, el problema podría repetirse.

Tal vez te pueda interesar leer otro artículo relacionado con el comportamiento del perro como: